Mundo Obrero México

MAGISTERIO

Tres años del día que madres y docentes tomaron la ciudad

Hoy se cumplen tres años de las enormes movilizaciones del magisterio de la Ciudad de México, una gran gesta nos mostró la fuerza de los maestros de la ciudad.

Soledad Farfalla

Maestra de secundaria, Agrupación Magisterial y Normalista Nuestra Clase

Viernes 5 de julio | 14:21

Poco después de la brutal masacre en Nochixtlán, del 19 de junio en 2016, donde fueron asesinados ocho pobladores a manos de la Policía Federal (la misma que pretenden integrar a la Guardia Nacional de AMLO y que hoy, cínicamente, pide apoyo popular ante el cambio), los docentes y las maestras llamaron a madres y padres en las escuelas para hablar de lo sucedido.

Cuatro estados (Chiapas, Oaxaca, Guerrero y Michoacán), principalmente, mantenían la lucha contra la Reforma Educativa y en defensa de la educación pública, la realidad es que hasta entonces maestras y maestros de la Ciudad de México, no se activaban masivamente.

La masacre se perpetró el domingo 19 de junio de 2016, para el lunes 20 de junio en las escuelas, madres y padres sabían lo que había pasado. Después de los honores a la bandera no hubo efemérides, maestras y maestros tomaron los micrófonos para hablar de la lucha contra la reforma educativa y la defensa de la educación pública. Los maestros tomaron rabiosos la voz, pues explicaban que un día antes la Policía Federal había entrado a Nochixtlán para asesinar a pobladores que apoyaban la lucha magisterial.

Había convocatoria para marchar el 5 de julio. Por fortuna para todos, también había ya un nuevo vínculo entre maestras y madres, mismo que cobraría sus frutos.

Ese 5 de julio las madres llegaron desde temprano, en algunos casos incluso de madrugada, a cientos de primarias y secundarias para apoyar.

Después de escuchar a las maestras y maestros de sus hijos, y ante las represalias administrativas que había contra los docente, las madres y padres decidieron parar ellos mismos las escuelas.

“Aquí nos quedamos nosotras, maestra, ustedes váyanse a luchar por nuestros hijos”. Esta frase replicada en cada delegación, fue el impulso que tomó un día la ciudad.

Más de 70 vialidades fueron tomadas por docentes, madres y padres. Por la tarde se vería, además, el monstruo formado por más de 50 mil maestras y maestros en la movilización que saldría del Ángel con dirección al Zócalo.

Los medios masivos replicaron poco, son esas cosas que quieren borrarse pronto de la memoria colectiva, pero, hubo un día donde la unidad de profesores y tutores, tomaron la ciudad.

Hoy se cumplen tres años de aquel 5 de julio. El Estado y sus medios harán lo suyo para arrancarlo de nuestra memoria. Nosotros haremos lo propio para contar una y mil veces que hubo un día que la unidad entre madres, padres y docentes tomó la ciudad.

En memoria del maestro Francisco de la Primaria Prof. Roberto Oropeza, uno de aquellos docentes que tomó el micrófono para hablar de Nochixtlán.






Temas relacionados

Magisterio mexicano   /   Nochixtlán   /   Mundo Obrero México   /   CNTE   /   Reforma educativa

Comentarios

DEJAR COMENTARIO