Política México

TREN MAYA

Tren Maya será un foco de contagio del Covid-19: organizaciones civiles

La construcción del Tren Maya traerá más problemas a las comunidades con el Covid-19, de las que de por sí solo ya acarreaba, con los posibles contagios masivos, eso lo denunciaron organizaciones civiles, quienes señalaron la continuidad del proyecto a pesar de que no es una actividad esencial.

Viernes 1ro de mayo | 16:33

Desde que inició la pandemia todas las actividades no esenciales han sido suspendidas por decreto administración del presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) y se ha mantenido la idea es así gracias a los informes de la nueva acara pública, el subsecretario de salud Hugo López-Gatell, sin embargo, la realidad es muy diferente, como lo demuestra lo que hace Grupo Salinas -amigos de la 4T- quien ha obligado a sus trabajadores a seguir laborando a pesar de no ser un sector esencial.

La actitud de AMLO no es tan responsable como aparente ni López-Gatell es un vocero de sin intereses, ya que si entendemos responsable como alguien que toma las decisiones de un país en pro de las mayorías y deja de lado los intereses particulares, entonces podemos decir que los intereses defendidos han sido la de algunos empresarios en particular.

Quizá el ejemplo más brutal de una realidad que no es la de la 4T, es la continuidad del Tren Maya, ya que por más que el discurso oficial hable del progreso no nos cabe en la cabeza que la construcción de este megaproyecto sea realmente una actividad esencial. Porque al fin y al cabo ¿Qué tiene de actividad esencial montar un tren que afectará los ecosistemas de la península de Yucatán en medio de la pandemia del Covid-19? Tal parece que para el gobierno lo esencial sigue siendo garantizar los intereses de los poderosos.

Hablamos en términos de actividades esenciales porque organizaciones defensoras del territorio maya señalaron que, comenzar la edificación de esta obra en medio de la etapa más virulenta de la enfermedad propiciará muchos contagios, lo cual se agrava porque no se están garantizando las condiciones laborales necesarias para los trabajadores. Eso lo señaló Rommel González Díaz, miembro del Consejo Regional Indígena y Popular de Xpujil, también lo dijo el integrante de la Asamblea de Defensores del Territorio Mata Múuch Xíinbal, Pedro Uc.

Lo que señalan los defensores de los territorios desnuda una gran contradicción que tiene el gobierno de Morena, ya que mientras por un lado promueven la campaña de sana distancia, quédate en casa, la suspensión de actividades no prioritarias para enfrentar la fase 3 declarada por el ejecutivo para enfrentar la pandemia, por el otro están impulsando lo opuesto. Ya que el Tren Maya fomenta las grandes aglomeraciones, por toda la gente que con mucha necesidad acudirá a la búsqueda de trabajo, y que en medio de la crisis económica no encuentran otra fuente de ingresos que les permita mantenerse a si mismos y sus familias.

Intereses en juego

Todo esto nos plantea la pregunta ¿Por qué AMLO se empeña en la construcción del Tren Maya? ¿Es acaso un capricho de un viejo loco como insiste la derecha y la oposición oficial? Para nada, esta defensa tan terca del megaproyecto responde a intereses económicos de gente adinerada que quiere participar en el negocio sin importar el daño que esto provoque. Ya que justo ayer, se anunció que la licitación para la construcción del segundo tramo del Tren Maya, fue otorgada a Operadora Cicsa de Grupo Carso, cuyo principal accionista es Carlos Slim, el hombre más rico de México.

Y es que la licitación tendrá un costo de 15,994 millones 602,016.24 pesos sin IVA, para un total de 18,553 millones 738,338.84 pesos, lo que dejará una cantidad muy importante de ganancias para el de por sí ya enriquecido Slim, quien debe la mayor parte de su poder a la privatización de Telmex, una empresa que fue propiedad del Estado. Y es que el magnate ha tenido muchos y muy buenos acercamientos con el presidente desde que inició el gobierno de este último, se ha pronunciado en múltiples ocasiones a su favor, ahora se hace más visible el porqué.

Aquí se vuelve más nítido el carácter de clase de la administración de Morena, ya que cuando declara que gobernará para ricos y pobres, nunca especificó la manera en que lo haría, para la mayoría de la población empobrecida toca una serie de medidas neoliberales, combinadas con algunos paliativos de políticas públicas sociales, mientras que para los ricos la defensa integra de sus intereses. Ya que Slim forma parte de ese grupo selecto de empresarios cercanos a AMLO, que no recibe señalamiento alguno y que puede aumentar sus ganancias sin restricción.

¿Qué hacer ante el Covid-19 y el Tren Maya?

Frente a estas circunstancias es necesario exigir la suspensión definitiva de la obra del Tren Maya, porque es dañino para los ecosistemas, para las comunidades y porque ante el Covid-19 demuestra no ofrecer nada a los trabajadores, más que una condena a muerte por la enfermedad. Junto con ello la suspensión del resto de las actividades no esenciales, y que el salario de los trabajadores provenga de los bolsillos de los patrones.

De por sí el megaproyecto ya iba a causar un problema ecológico y social profundo, con la pandemia se agrava, por lo que se vuelve necesario exigir al gobierno de Morena tome medidas que realmente cuiden de la salud de la población. Que todos los empresarios que obligan a sus empleados a seguir laborando sin las condiciones de salubridad suficientes sean realmente sancionados, que paguen todos los impuestos que deben y que se les fije de forma progresiva más impuestos, para que con ese dinero se invierta en infraestructura de salud.

Que los empresarios que se niegan a cumplir estas medidas sean expropiados y no premiados, como es el caso del señor Carlos Slim y Salinas Pliego ¡Nuestras vidas valen más que sus ganancias, al igual que la naturaleza!






Temas relacionados

Covid-19   /   Tren maya   /   Política México   /   AMLO   /   Carlos Slim   /   Ecología y ambiente

Comentarios

DEJAR COMENTARIO