Política México

CONFERENCIA VESPERTINA

Trasnacionales determinan el número de vacunas que recibirá México

Según el informe técnico, los casos estimados de covid-19 son 1,884,374 con 45% de positividad respecto a las pruebas aplicadas.

Jueves 21 de enero

De acuerdo con las autoridades, hasta ahora 144,371 personas perdieron la vida con casos confirmados de covid-19. El índice de letalidad indica que de cada 100 personas infectadas, 7 pierden la vida. Respecto a la ocupación hospitalaria de camas generales se informó que a nivel nacional están ocupadas 61%. En el caso de la Ciudad de México, la ocupación es de 90%, el Estado de México se encuentra en 80% y Nuevo León está en 74%.

En cuanto a la campaña de vacunación, hasta este miércoles 20 de enero se han aplicado 501,030 primeras dosis, mientras de la segunda dosis se han inyectado 11,402. Respecto las dosis que se han recibido es de 766,350 y se han perdido 0.16%. Por último, se comentó que 2,486 personas han presentado reacciones adversas, de las cuales 34 fueron graves.

Lagunas de la campaña de vacunación

Se mencionó que los trabajadores de salud en el sector privado que se encuentren en áreas Covid serán vacunados. Luego, López-Gatell justificó que a muchos trabajadores de los hospitales no se les ha vacunado porque no son trabajadores de la llamada “primera línea”.

Esto es un sinsentido porque al trabajar en un hospital con infectados por Covid-19 el riesgo de contagio es enorme, pues no sólo los médicos y enfermeras se exponen, sino también los trabajadores de limpieza que asean las habitaciones o los laboratoristas que manipula muestras, quienes también están en contacto directo con el virus.

Lo que está de fondo es el retraso de la vacuna, pues al sólo recibir la mitad de lo que estaba pactado, el gobierno deja fuera a miles de trabajadores de la salud, mientras se denuncian casos de nepotismo, en que altos funcionarios de los hospitales son los primeros en ser vacunados excluyendo a quienes combaten en la primera línea.

Respecto a la denuncia de que se había cancelado la segunda dosis, López-Gatell dijo que no era cierto, que todos lo que tuviera la primera dosis recibirían la segunda dosis. Respecto a la separación entre la aplicación de las dos dosis todo depende de lo que mande Pfizer. Esta situación es potencialmente peligrosa, pues el tiempo excesivo entre la aplicación de las dos vacunas puede tener consecuencias incalculables.

Aquí queda en evidencia que la producción y distribución del medicamente no está en función de las grandes mayorías, sino que está supeditado a la ganancia de las grandes trasnacionales. Es decir, Pfizer se comprometía a entregar más vacunas de las que es capaz de producir, pues buscaba asegurar contratos multimillonarios de parte de los Estados nacionales.

Para México se esperaba para estos días 440,000 dosis y este martes solo recibió la mitad. Por este motivo las y los trabajadores de la salud deberán esperar para vacunarse en forma completa, hasta fines de febrero o más.

Respecto a la autorización de vacunas contra el covid-19, el subsecretario mencionó que AstraZeneca cumplió con el registro sanitario. Sin embargo, aún no será utilizada, porque afirmó que ninguna de las vacunas del mundo tiene los resultados finales hasta el momento, porque el seguimiento tarda alrededor de 2 o 3 años. Empero, por la situación de emergencia se decidió no esperar a los resultados finales.

La vacuna china Cansino está en la fase 3 de sus estudios clínicos. Los estudios incluyen a voluntarios mexicanos pero aún no tiene la autorización de parte de las autoridades mexicanas. En el mismo sentido, la vacuna rusa Spuknik V fue evaluada por el gobierno mexicano en función de la experiencia Argentina, en donde el producto ruso ya fue evaluado.

Sobre los médicos que trabajaban a domicilio y los que laboran en consultorios adyacentes a las farmacias, el subsecretario aseguró que sí serán vacunados, sin embargo, no mencionó el cómo hacer esto, pues la dispersión de este tipo de trabajadores de la salud dificulta su distribución.

¿Cómo resolver la crisis sanitaria?

Para darle salida a la crisis sanitaria en que se encuentra sumido México es necesario que las y los trabajadores de la salud civiles sean los que tomen en sus manos la planificación de la distribución de la vacuna, pues son las únicas y los únicos que conocen a fondo el sistema de salud nacional. Por el contrario, el gobierno de la 4T ha dejado en manos del ejército la distribución y en muchos casos, la aplicación. El objetivo es lavar la cara a las fuerzas armadas que cargan en sus espaldas cientos de denuncias por violaciones graves a los derechos humanos.

Asimismo, es fundamental quitar fondos a las fuerzas armadas y aplicar impuestos extraordinarios a las grandes fortunas, para aumentar el presupuesto al sector salud. Estos fondos deben ser administrados por las y los trabajadores de base del sector, no por la burocracia sindical ni altos funcionarios que aprovechan sus privilegios para saltarse la fila y hacerse vacunar a ellos y sus familias.

La creciente ocupación hospitalaria exige la inmediata nacionalización sin pago y bajo control de sus trabajadores de todo el sistema de salud privado, empezando por hospitales y clínicas, para que nadie quede sin atención médica y sin hospitalización si así se requiere.

La crisis con la entrega de vacunas revela que el límite de la capacidad productiva que tienen las farmacéuticas como Pfizer ponen en riesgo millones de vidas. Las patentes de las vacunas ya aprobadas deben ser de dominio público, sin exigir el pago de regalías, y ponerse a disposición de los laboratorios que producen medicamentos en cada país, para que se fabriquen sin depender sólo de la importación. A su vez, todos los laboratorios privados deben ser también nacionalizados sin pago, para que produzcan las vacunas y medicinas que sirvan para garantizar el derecho a la salud de la mayoría de la población.

Esta forma de proceder es la más racional posible, pues es la única de asegurar la inmunización de toda la población en el menor tiempo posible.






Temas relacionados

Vacunas contra el Covid-19   /   Covid-19   /   Política México

Comentarios

DEJAR COMENTARIO