Juventud

UNIVERSIDAD NACIONAL AUTÓNOMA DE MÉXICO

Trabajadoras y estudiantes, juntas contra la violencia hacia las mujeres en la UNAM

Es momento de que juntas discutamos qué Universidad necesitamos y cómo podemos organizarnos para construirla. Ven al conversatorio de trabajadoras y estudiantes, contra la precarización y la violencia, este miércoles 26 de febrero a las 17:00 horas en la Sala Silva Herzog de la facultad de Economía en CU de la UNAM.

Martes 25 de febrero | 23:16

Ven al conversatorio de trabajadoras y estudiantes, contra la precarización y la violencia, este miércoles 26 de febrero a las 17:00 horas en la Sala Silva Herzog de la facultad de Economía en CU de la UNAM.

Los paros, las tomas, además de la intensa cobertura mediática, hacen difícil que hoy exista alguien que no conozca la lucha que estamos dando las mujeres en contra de la violencia dentro y fuera de la Universidad.

La precarización laboral es violencia

Sin embargo, aún ahora existe un plano velado de esta violencia que no se menciona. Nos referimos a la violencia que día con día reproduce la propia institución educativa en contra de trabajadoras y académicas. El mayor ejemplo de esto es la precarización laboral a la que esta universidad somete a sus trabajadores, en donde la mayoría son mujeres.

De acuerdo a las series estadísticas UNAM, dentro del personal académico, el 75% está contratado como profesor de asignatura y las mujeres representaron el 44.6% para el 2019. Estas cifras son sinónimo de inestabilidad laboral y precarización, porque implica contratación semestral, salarios promedio entre 3 mil y 6 mil pesos, más las cargas académicas frente a grupos de varias decenas de alumnos.

Hagamos visible lo invisible: la mayoría de las trabajadoras en la UNAM estamos precarizadas

En el caso de las trabajadoras administrativas, los salarios que no alcanzan a llegar a fin de mes son también su realidad: de acuerdo a un informe presentado por la Secretaria de Organización del STUNAM en 2015, el cual contiene información desagregada por categoría y sexo, la mayoría de los trabajadores se concentra en la categoría de auxiliar de limpieza, con un sueldo de 6 mil pesos al mes, y las mujeres ocupan el 51.81% de esos trabajos.

A los bajos salarios se agrega además la falta de condiciones para desenvolverse dentro de un ambiente óptimo.

La UNAM ¿juez y parte?

La respuesta de la UNAM ante los reclamos ha sido utilizar nuestras demandas para reforzar sus leyes y su aparato de control. Así lo demuestra la aprobación de la ley general de la Universidad, en el que la autoridad modifica artículos de forma ambigua, los cuales pueden ser utilizados en contra de los sectores organizados.

Por si fuera poco, las autoridades universitarias intentan hacerse pasar como el juez imparcial para resolver los casos de violencia. Nada más cínico, pues son las mismas autoridades que obstaculizan la resolución de casos como el de Lesvy, o que en el caso de las trabajadoras, al ser la patronal, hostigan y reprimen a nuestras compañeras.

Estas solo son algunas de las condiciones que vivimos las mujeres en la universidad. Queremos compartir nuestras experiencias, pero sobre todo, discutir qué hacer ante esta situación.






Temas relacionados

UNAM   /   Precarización laboral   /   Juventud

Comentarios

DEJAR COMENTARIO