Mundo Obrero México

SOLIDARIDAD OBRERA

El sindicato de telefonistas debe apoyar a la huelga del SITUAM

No cabe duda que el momento de luchas obreras que recorre México, donde se debe mencionar la valentía de las huelgas en Matamoros y la del SITUAM, requiere de un vuelco total de acciones y solidaridad pública de todas las organizaciones sindicales. Sería una tragedia que los dirigentes de los grandes sindicatos abandonen las luchas que representan los intereses de la clase trabajadora.

Pedro Morales

Trabajador de Telmex

Jueves 28 de marzo de 2019 | 23:42

Empujemos la solidaridad con los trabajadores en lucha

Huelgas históricas que se desarrollan por el país dan cuenta que los trabajadores tenemos la necesidad de ganar derechos laborales mínimos, frenar la avaricia empresarial que busca liquidar nuestros derechos y en general, el derecho a una vida estable, sin preocupaciones económicas y digna.

Por ello es de vital importancia que sindicatos como el de telefonistas haga llamados a la base a una amplia solidaridad con las luchas de los trabajadores.

Si los compañeros de SITUAM, de la Universidad Autónoma Chapingo, los compañeros de Matamoros que siguen en huelga y los maestros de la CNTE triunfan, el resto de los trabajadores estaremos en mejores condiciones para defender nuestros derechos y pelear por mejores condiciones de trabajo.

Esto es una necesidad primero porque cualquier triunfo de los trabajadores, nos enseña a todos los demás cómo se puede luchar y vencer. Para los telefonistas sobre todo, es importante pensando en que también nosotros encaramos un importante riesgo para nuestros derechos y puestos de trabajo con la separación funcional de Telmex.

Pero las direcciones sindicales, incluida la del STRM, han abandonado esta tarea que tendría que ser uno de los rasgos característicos de su actividad. Desde hace décadas impulsa la idea de que se puede confiar en el patrón y que los métodos como las huelgas son obsoletos. Con esta idea, la dirección, intenta desarmarnos políticamente para enfrentar los ataques al Contrato Colectivo y los derechos de los telefonistas que se ven amenazados ahora por la separación funcional.

En sintonía con lo anterior, en la Asamblea Nacional de Representantes del sábado 9 de marzo, en una parte de su intervención que refirió a la huelga del SITUAM, Hernández Juárez habló cuestionando los métodos de lucha de los trabajadores, mencionando:

“El SITUAM es un sindicato que, la verdad, pues si es un sindicato con mucha energía para este tipo de dinámicas. Pero con todo respeto, en mi opinión, siento que se les ha salido un poco de control el conflicto” .

Muy lejos de hacer un llamado abierto para que la base telefonista se sume a las acciones de solidaridad a la huelga del SITUAM, como debería hacer un sindicato democrático y combativo, su intervención cuestionó métodos como las huelgas y las presenta más como riesgo que como herramienta de lucha. Pero debería ser la base, en plena libertad de discusión la que decida las medidas a tomar.

Siguiendo en su intervención hacia el conflicto del SITUAM, la dirección mostró su disgusto a la formación de grupos que busquen, mediante debate con la dirección, convencer a la base de sus ideas.

“Un grupo que está empujando y provocando el conflicto, va ser imposible, eso va a durar meses y se va a reventar al sindicato y van a empezar a surgir otros grupos”.

Si leemos entre líneas, el secretario general del STRM se refiere como un mal a que en los sindicatos exista pluralidad de ideas y que la base se organice libremente y sin temor a represalias por sus ideas políticas. Una dirección verdaderamente democrática, jamás debería condicionar el surgimiento de grupos con otras ideas. Muy al contrario, el debate democrático es la piedra angular para garantizar la participación convencida de la base.

Como telefonistas, ante cualquier ataque a nuestros puestos de trabajo y nuestro sindicato, necesitaremos del más amplio apoyo de trabajadores y sectores populares, pero estos lazos de solidaridad y apoyo recíproco hay que tejerlos desde ahora, cuando hay compañeros que requieren este respaldo.

La huelga y su total vigencia

Por lo antes expuesto, las declaraciones del secretario general del sindicato de telefonistas son solo suyas y no representa a todos los telefonistas.

Somos muchos los que opinamos que la huelga, como método de lucha para nada debería atemorizar a los trabajadores y por lo tanto reivindicamos y nos solidarizamos con la huelga de los trabajadores del SITUAM, los cuales demuestran la vigencia y actualidad de los métodos de lucha tradicionales de la clase trabajadora para mejorar nuestro nivel de vida o para frenar los ataques patronales.

Asimismo, nos solidarizamos con los trabajadores de la Universidad Autónoma Chapingo, los huelguistas de Matamoros y los maestros en lucha contra la reforma educativa.

Por encima de las diferencias de las cúpulas sindicales, debemos reivindicar que los trabajadores, incluso agrupados en distintos sindicatos, somos una sola clase y si mantenemos la unidad por encima de las divisiones de las direcciones sindicales, fortaleceríamos las luchas que se desarrollan por el país. Este es uno de los grandes principios que los empresarios y gobiernos buscan destruir, la unidad de clase.

Los asalariados del país empezamos a luchar después de décadas de saqueo de gobiernos priistas y panistas, quienes impusieron terribles condiciones laborales en el país.

La huelga del SITUAM es una clara muestra de esta necesidad de recuperar condiciones de vida digna. Por lo tanto, es impensable abandonar la lucha del SITUAM y permitir que esta sea derrotada por el aislamiento que imponen las autoridades a su huelga. Unidos, nuestra clase es más fuerte.

Toda la solidaridad a la huelga del SITUAM






Comentarios

DEJAR COMENTARIO