SUPLEMENTO

Testimonios de los paros obreros de Coca Cola

Sergio Abraham Méndez Moissen

Testimonios de los paros obreros de Coca Cola

Sergio Abraham Méndez Moissen

Durante el nuevo gobierno de Andrés Manuel López Obrador surgieron grandes luchas obreras. En principio en Matamoros. Pero en la Ciudad de México los paros laborales de los obreros de la Coca Cola son un ejemplo de lucha.

En enero, Matamoros sorprendió a propios y extraños. 90 empresas maquiladoras se fueron a huelga para exigir aumento salarial de un 20% y un bono de 32 mil pesos anuales. El movimiento, con la participación de unos 90 mil trabajadores logró sus objetivos. Este movimiento se extendió a la planta Arca Continental de Coca Coca, también de Matamoros, Agua Blanquita y Leche Vaquita.

Uno pensaría que este movimiento obrero es exclusivamente fronterizo. Pero a unos meses de dicho movimiento en Ciudad de México en las empresas de Coca Cola, fundamentalmente distribuidoras, de Tlalpan, Mixcoac, Merced, Zaragoza y la Viga paros laborales sorprendieron a la gigantesca multinacional desde el viernes 21 de junio. Eran, contando las 5 distribuidoras, varios cientos.

El jueves, quién escribe estas líneas, participaba del clásico tochito fuera de la empresa en paro así se pasaba el rato entre trabajadores y los que fuimos a apoyar el movimiento.

El movimiento en Ciudad de México se levantó el día 25. Sin embargo, en Toluca, la chispa de los obreros de Coca Cola se extendió a la distribuidora de Cuecillo. El paro en Cuecillo, de los que dimos cuenta en Izquierda Diario México, se desarrolló el día miércoles 29. La empresa, gerentes, seguridad privada, policía estatal se encargó de amedrentar a los trabajadores y también a quienes fuimos a dar cobertura del movimiento. Fueron judiciales vestidos de civil a impedir que Izquierda Diario México lograra contar del movimiento. Pero no lograron que el silencio se impusiera.

Los motivos del descontento

Coca Cola argumenta que habrá un cambió en el régimen de pagos. No habrá más comisiones y sólo existirá un salario base de 4,500 pesos al mes. Con ello, los obreros ganarían más o menos la mitad de lo que hoy ganan con una jornada de más de 12 horas.

Coca Cola no pierde. La utilidad según los diarios especializados en economía superó las previsiones de consenso en un 1 centavo de dólar por acción. Sus acciones subían alrededor de 1%, a 44.44 dólares, tras la divulgación de sus resultados en las operaciones previas a la apertura de Wall Street. Coca Cola ganó mil 248 millones de dólares en 2018. ¿Por qué el ajuste? Pues quieren ganar más todavía.

En contubernio con los líderes charros de la CROS cambiaron el contrato. Los obreros fueron llamados uno a uno a cambiar el contrato y ahí comenzó el descontento. Se fueron a paro laboral.

TESIMONIOS

TESTIMONIOS TLALPAN. Realizado por el autor.

LID: ¿Cómo surgió el movimiento?

Trabajadores de Coca Cola: El movimiento comenzó de modo espontáneo. Los trabajadores decidimos irnos a paro, ya que la patronal decidió cambiarnos de contrato y, con ello, ya no hay comisiones; con lo que nuestro salario semanal baja de modo considerable y se hace fijo. Así trabajan más distribuidoras de la Coca, pero nosotros no pensamos que sea correcto.

LID: ¿Cuáles son las demandas del movimiento?

Trabajadores de Coca Cola: Nosotros consideramos que el cambio de contrato nos perjudica. Exigimos que se nos indemnice de acuerdo a los años laborados y que nos sigan pagando por comisión.

LID. ¿Qué tal es la carga de trabajo en Coca Cola?

Trabajadores de la Coca: Nosotros ganamos muy poco y, pues, "es una chinga" como decimos nosotros. Mil pesos a la semana ganábamos con comisiones. Yo tengo 24 años trabajando. No nos dan recibos de trabajo. Por ejemplo, hay momentos en los que vamos a trabajar más de 8 horas. Si nos faltan clientes del refresco nosotros debemos venderlos y, por eso, hay momentos que debemos quedarnos a dormir en la planta. Cargamos mucho, andamos sin horarios, tenemos poco tiempo para descansar. Como decirles... aquí nos explotan.

LID: ¿Qué dice el sindicato?

Trabajadores de Coca Cola: Ellos son de la CROC y están del lado de la empresa. Dicen que no tenemos argumentos para exigir algún cambio. Ellos están en contra de los paristas. Comenzamos el movimiento el viernes y ellos salían con una sonrisa burlona. Ellos no respaldaron los paros.

LID. ¿Estuvieron al tanto del movimiento de Matamoros en la planta Arca Continental?

Trabajadores de Coca Cola: Sí, estuvimos al tanto ellos lucharon pues somos los trabajadores quienes sostenemos las ganancias de las empresas.
Nos despedimos. Luego de más preguntas. Ellos señalan que este lunes, por la mañana, será un día decisivo. Se sabrá qué sucederá: mañana si es día laborable y los compañeros trabajadores debemos resolver que va a suceder.

MIXCOAC. Entrevistas realizada por Alex Osorio y Javier Castellanos.

LID: ¿Cuáles son sus exigencias?

Trabajador Coca-Cola: Las exigencias que tenemos son un trato justo. Hace dos semanas nos hicieron firmar una hoja, nos la hicieron firmar voluntariamente a fuerzas. No nos dieron tiempo de pensarlo, ningún aviso. Esta hoja decía que nos iban a cambiar el esquema de pago. Antes cobrábamos comisión y sueldo, en este nuevo esquema nos quieren pagar sólo el sueldo.

Nosotros dijimos que queríamos la comisión de regreso. Pero ahora estamos pidiendo que a todos nos liquiden al 100% y un nuevo contrato. Porque teníamos jornadas laborales que iban desde las 6 de la mañana y le parábamos hasta las nueve, diez, doce de la noche. Había algunos que se quedaban a dormir y se tenían que volver a levantar a las siete para seguir trabajando. No teníamos un horario de salida, pero sí de entrada [...]

Queremos que la gente vea cómo es la realidad y que estamos peleando por nuestros derechos.

LID: ¿Ustedes desde cuándo están en paro?

Trabajador Coca-Cola: El día de hoy apenas comenzamos el paro laboral. Otras distribuidoras comenzaron desde la semana pasada, como Tlalpan, La Viga, Zaragoza. Ahorita ya se nos unió Iztacalco. Ya estamos hartos de todo este maltrato.

LID: ¿Qué sigue para la lucha, qué otras medidas han pensado?

Trabajador Coca-Cola: Estamos esperando respuesta. Salieron algunos líderes que querían que nos metiéramos a dialogar, que hiciéramos un grupo. Esto no quisimos hacerlo porque todos somos un equipo y todos pensamos de distinta manera y queremos escuchar las opiniones de cada uno. [La patronal] está jalando grupos para tratar de convencerlos. Pero aquí somos la mayoría los que queremos un cambio, un trato justo, una liquidación y una contratación.
Si no aceptan, iremos a Conciliación y Arbitraje. Nos juntaremos con las demás distribuidoras y ya estamos asesorándonos.

LID: ¿Ha habido algún apoyo por parte del sindicato?

Trabajadores Coca-Cola: No, y de hecho les estamos reclamando que esa cláusula nos está golpeando. Quitarnos la comisión nos pega también en aguinaldos, en vacaciones, todo. No estamos de acuerdo.

Uno de los líderes sindicales nos empezó a decir que él estaba hablando con los jefes [sobre la eliminación de comisiones] , cosa que nos molestó. Si nos hubiera explicado desde un principio, habríamos estado preparados. No se vale. Ninguno queremos apoyo de ellos. Estamos más que unidos.

Quisiéramos mandar un mensaje a todo México: Queremos su apoyo, queremos alguien que nos pueda ayudar, un sindicato, un licenciado. Bienvenidos. Estamos en pie de lucha y le pedimos a los demás compañeros que se unan a nosotros. No vamos a dar ni un paso atrás, porque esto se acabó. Se acabó el mal trato que nos daban, las desveladas, el no estar con nuestras familias que es lo más nos pegaba, no ver crecer a nuestros hijos [...] salíamos en la mañana y volvíamos en la noche sin ver el sol. Algunos compañeros llevan toda la vida trabajando aquí. Se acabó esto, queremos un trato justo para todos nosotros. Aquí vamos a estar hasta que nos den una solución.

A ellos les pega más que no trabajemos, porque nosotros somos los que movemos todo. Y si piensan que nos van a convencer con "tratos justos de a uno por uno", pues no.

TESIMONIOS DE LA VIGA. Realizada por Soledad Farfalla.

“Una navidad me agarró repartiendo” dice uno, “Yo sí llegué a la cena, pero del cansancio me quedé dormido, pobre de mi mujer.” dice otro. Ya entre broma uno dice: “Aunque mi esposa me motive, ya no le rindo del cansancio, le juro que no puedo”. Uno profundiza: “Aquí hay muchos que se han divorciado porque no podemos estar en la casa, nuestras esposas hasta creen que andamos con otra.”

Las historias son brutales y se multiplican, todas sus historias calan, duelen, llenan de rabia. “Un día mi niño me preguntó si ya no vivía en la casa, porque ya nunca me veía.” Nos lo dice un hombre que lleva 5 años entregando sus días a la Coca Cola, nos lo dice un hombre que tiene la fortaleza para bajar 900 cajas diarias de producto, pero que al hablar de su hijo se le quiebra la voz y se le enrojecen los ojos.

Otro dice: “Yo vi crecer a mi hijo en puro video del Whats App, sus primeras palabras, sus primeros pasitos. Cuando llego está dormido, antes de irme está dormido…esto no es vida”.

Sumado a las larguísimas jornadas de trabajo, los traslados vuelven imposible estar en casa. Cenan, duermen, se bañan y de vuelta al trabajo. El domingo que “descansan” el cuerpo no rinde mucho y apenas da para convivir un rato.
Es indignante que esto pase, más aún que pasé en la multinacional más grande del mundo. La misma que tan sólo en 2018 facturó 31’856 millones de dólares. Esta descomunal cifra no se podría generar sin la fuerza de los miles de trabajadores que le dan vida a la empresa.

Soy maestra en secundaria, hoy desde temprano fui junto a otros compañeros maestros a una de las plantas que paro en la Ciudad de México. Las historias que allí oímos son brutales. Son las historias de los padres de nuestros alumnos, ahora tengo más claro que nunca las carencias de mis alumnos que crecen y se crían prácticamente solos, porque sus padres trabajan cada vez más.

VER TODOS LOS ARTÍCULOS DE ESTA EDICIÓN
CATEGORÍAS

[Coca Cola Femsa]   /   [Desde la fábrica]   /   [Mundo Obrero México]   /   [Resistencia obrera]   /   [Trabajadores Coca Cola]   /   [Lucha obrera]   /   [Coca-Cola]

Sergio Abraham Méndez Moissen

México @SergioMoissens
COMENTARIOS