Internacional

#LasVidasTrabajadorasImportan

Te contamos lo mejor del acto contra el racismo y la violencia policial

Este sábado 11 de julio nos conectamos miles en todo el mundo al Acto Internacional Contra la violencia policial y el racismo. Hablaron compañeras y compañeros de países imperialistas y dependientes, mujeres, de la diversidad sexual, migrantes, indígenas y negros para contar sobre las movilizaciones en sus países y las peleas de la Fracción Trotskista- Cuarta Internacional.

Sábado 11 de julio de 2020 | 18:17

Acá te contamos sobre este evento internacional que demostró la potencialidad del movimiento de la clase trabajadora multiétnica en todo el mundo.

Maryam Alanyz, joven queer e hija de inmigrantes iranís en EEUU contó que “en Estados Unidos, la imagen de George Floyd rogando por su vida bajo el peso de la brutalidad policial encendió una chispa para millones de personas. Durante casi dos meses nos enfrentamos al Estado noche tras noche, mientras la clase dominante nos arroja sólo migajas. Está claro que no podemos reformar un sistema que está matando a los negros, recortando los servicios básicos en las comunidades oprimidas y los empleos de la clase obrera.”

Sobre la pandemia y la violencia policial, Mike Papas, médico de Nueva York y militante de Left Voice, explicó que “El Covid-19 no hace más que magnificar el racismo sistémico que siempre fue la base del capitalismo estadounidense, forjado a partir de la esclavitud . [...] La clase dominante necesita a la represión policial racista. La policía protege la propiedad, no a las personas, y la clase gobernante la necesita ahora más que nunca para mantener el orden económico actual.”

Así, Yunus Özgür, joven militante del grupo RIO de Alemania, habló sobre el impacto de estas movilizaciones en su país y explicó cómo “los capitalistas utilizan las divisiones racistas y sexistas para maximizar sus ganancias. La burocracia sindical actúa como su cómplice, negándose a organizar los sectores precarios en vez de elaborar un plan de lucha junto con los batallones pesados de la clase trabajadora, para que los capitalistas paguen la crisis.”

Por su parte Leticia Parks, editora de Esquerda Diario Brasil, militante del MRT y dirigente de la agrupación de negras y negros Quilombo Vermelho, habló sobre el régimen racista de Bolsonaro. “Hoy vivimos un régimen político con el ministro de economía ultra neoliberal Paulo Guedes, privatizando y haciendo reformas antiobreras que precarizan las vidas negras, un Congreso con partidos que venden sus votos a cambio de regalías, policías racistas que organizan milicias para asesinar a jóvenes negros, criminalizando la pobreza con la excusa de la “guerra contra las drogas”

Marcelo Pablito, también militante del MRT en Brasil dijo que “es un gran error que las corrientes de izquierda aquí en Brasil, como el PSOL y el PSTU, consideren a los policías como parte de la clase trabajadora y que deberían estar dentro de los sindicatos, cuando todos los días en las favelas perdemos a miles de jóvenes que son asesinados por la misma policía que organiza las milicias, que son base de Bolsonaro.” Y agregó que "contra todos los imperialismos y su expoliación sin límites, tenemos que unir nuestra clase con todos los pueblos del mundo, unificar a la clase trabajadora sin fronteras, batallando para poner en pie fuertes partidos revolucionarios en el camino de reconstruir la IV Internacional."

Se escuharon más voces de latinoamérica, como la de Carlos Cornejo, militante de la LOR-CI en Bolivia, joven indígena y ex detenido político por el gobierno golpista de Áñez. “Las movilizaciones contra el racismo y la represión policial en EEUU nos dan fuerza acá para pelear contra el bloque golpista. Porque el mismo imperialismo que asesinó a George Floyd en EE.UU. es el que impulsó el Golpe de Estado en Bolivia, con la OEA, y Donald Trump al servicio del capital bancario, financiero y agroindustrial donde se concentra la derecha en Bolivia. [...] Los socialistas consideramos que el racismo no se lo termina pactando con los racistas, sino en las calles como millones lo vienen mostrando en EEUU y en todo el mundo.”

Anasse Kazib, dirigente ferroviario y militante de CCR-Revolutión Permanente en Francia, dijo sobre el acto internacional de este sábado, que “esta reunión internacionalista se hace eco de la realidad de una lucha de clases cada vez más internacional y que pone la necesidad de construir una organización mundial revolucionaria que lleve a cabo un programa ofensivo para defender la supervivencia de nuestra clase y para definir, como diría Trotsky, "quién debe ser el dueño de casa"; y arrancar el poder a este puñado de parásitos capitalistas, que cuando no explotan a los proletarios, los dejan morir durante las epidemias, como en las guerras o catástrofes climáticas causadas por ellos mismos, por sus intereses.”

El acto finalizó con la participación de Julia Wallace, una de las fundadoras de Left Voice, parte de la red internacional de diarios La Izquierda Diario en el corazón del imperialismo, cuya madre fue miembro de las Panteras Negras. Julia dijo que “como la pandemia del virus coronario nos ha mostrado, los jefes no son esenciales. La clase trabajadora es esencial, [...] la clase obrera y los oprimidos, necesitamos un partido político independiente de los capitalistas e imperialistas, sin policías, patrones o supremacistas en sus filas.

“Construir un partido revolucionario en la mayor potencia imperialista del mundo es un enorme desafío pero tendría consecuencias históricas. Este desafío es inseparable de la construcción de un partido internacional de la clase obrera, que para nosotros es la Cuarta Internacional. Así es como Trotsky y los trotskistas americanos del Socialist Workers Party original entendieron su tarea a finales de los años 30. Nuestra organización, la Fracción Trotskista y la red internacional La Izquierda Diario, presente en 14 países, asume este desafío internacionalista.”






Comentarios

DEJAR COMENTARIO