Internacional

MIGRACIÓN

Subió un 150 % la detención de migrantes en Estados Unidos

Con frontera blindada o sin ella, se multiplican las familias migrantes que intentan cruzar la frontera hacia EE.UU. La desesperación las lleva a preferir la cárcel en espera del asilo a la miseria y la violencia de sus países de origen.

Miércoles 6 de marzo | 20:16

En febrero pasado, el número de detenciones de migrantes en la frontera mexicano-estadounidense, en su mayoría de grupos integrados por familias, llegó a 66 mil 450, es decir, subió hasta 150%. Según un informe de Univisión Noticias, se estableció un nuevo récord en los últimos cinco meses.

Casi 10 mil fueron rechazados como “inadmisibles”, de acuerdo con la Patrulla Fronteriza. “El sistema está mucho más allá de su capacidad y se encuentra en un punto crítico”, reconoció recientemente el comisionado Kevin McAleenan, de la Patrulla Fronteriza estadunidense (CBP, por sus siglas en inglés), en una conferencia de prensa en Washington.

Más de la mitad de las 66 mil 450 detenciones corresponden a familias. De conjunto, la cantidad de detenciones es el mayor en los últimos 12 años, según las autoridades estadounidenses.

Provienen de Guatemala más del 90% de los migrantes que llegaron a la frontera en febrero, muchos de ellos en autobuses. Le siguen Honduras y México como países de origen.

El número de personas que llega en unidades familiares supera al de adultos solos que son detenidos por la Patrulla Fronteriza desde octubre de 2018, cuando inició el actual año fiscal. Casi todos los migrantes se entregan voluntariamente a las autoridades migratorias con la expectativa de conseguir un refugio, siempre de acuerdo con la versión oficial.

Desde que comenzó el nuevo año fiscal hasta febrero, la Patrulla Fronteriza detuvo a 136,150 personas que llegaron en familia. En todo 2018, se habían detenido 107.212 personas, que a su vez fue más del doble que en 2016.

La tendencia no se modificaría con la construcción de un muro, dado que casi todos los migrantes terminan entregándose en los puertos fronterizos o cerca de ellos, según analistas.

Las autoridades estadounidenses esperan que la situación se agrave en los meses de marzo, abril y mayo, cuando se registran picos de llegadas a la frontera, por las temperaturas que hacen que la travesía sea más soportable.

Mientras tanto, las condiciones de hacinamiento y precariedad se mantienen, como lo evidenció la muerte de dos niños bajo custodia de las autoridades migratorias. La criminalización de los migrantes, también.

Ante las políticas antimigratorias del gobierno de Trump es necesario que la clase trabajadora y los sectores populares de México, Centroamérica y Estados Unidos alcen la voz por el libre tránsito de personas a través de los países de la región y plenos derechos sociales y políticos para todos los migrantes.

Te puede interesar: Las cadenas económicas que atan Centroamérica a Estados Unidos

Con información de Notimex, Univisión y El País






Temas relacionados

Caravana migrante   /   #AbajoelMuro   /   Donald Trump   /   Estados Unidos   /   Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO