Política México

CONFERENCIA MATUTINA

Subcontratación: legal o ilegal, pero precaria

En la conferencia matutina de la Presidencia se abordó el tema de la subcontratación.

Miércoles 15 de enero | 15:05

Actualmente se estima que cerca de cinco millones de trabajadores se encuentran bajo la figura de subcontratación ilegal, según expuso la Secretaria del Trabajo, Luisa María Alcalde.

La funcionaria explicó que en la legislación actual se contemplan dos tipos de subcontratación, la legal y la ilegal o abusiva.

Definió la subcontratación legal como un servicio especializado que permite que los negocios se dediquen a su actividad principal sin distraerse en actividades no propias de la empresa, con candados específicos para la subcontratación.

La subcontratación ilegal, por otro lado, traslada la plantilla laboral a empresas intermediarias con el propósito de encubrir la relación laboral para incumplir con las obligaciones laborales y/o de seguridad social.

Como es sabido, la reciente reforma laboral –hecha a medida del T-MEC a pedido del gobierno estadounidense- preservó la subcontratación, presentada por el gobierno como legal, avalando así esta forma de trabajo precario.

Se calcula que cerca de seis mil empresas practican la subcontratación abusiva, lo que significa una evasión de obligaciones por alrededor de 21 mil millones de pesos anuales.

Las consecuencias de la subcontratación ilegal para los trabajadores, expuestas por Alcalde, son la precarización del mercado laboral y el no tener derecho a la estabilidad laboral, al reparto de utilidades, la antigüedad, los ingresos por prima de antigüedad, las vacaciones, el aguinaldo y a adquirir un crédito para vivienda a través del Infonavit.

Se ha detectado que los trabajadores bajo esta forma de subcontratación son registrados con un salario menor al real, lo que afecta las incapacidades, las licencias por maternidad, el ahorro para el retiro y las pensiones.

A los trabajadores también se les da de baja en varios periodos del año, por lo que pierden asistencia médica, uso de guarderías y otros servicios sociales.

En su momento, López Obrador insistió en que de lo que se trata es de informar a trabajadores y a patrones, de manera especial a los patrones, para que se enteren de la nueva legislación y de que pueden ser sancionados, pues estas prácticas (la subcontratación ilegal) se consideran delito grave y pueden ir a la cárcel sin derecho a fianza.

Así, el Presidente pretende que los empresarios tengan dimensión social, que le den buen trato a sus trabajadores.

Se trata del discurso del “buen patrón”, enmarcado en la retórica presidencial de querer conciliar los irreconciliables intereses entre patrones y trabajadores. Se puede subcontratar y seguir con las condiciones laborales precarias, pero bajo los candados de la legislación.

No olvidemos, por otra parte, que entre los trabajadores al servicio del Estado se han diversificado las formas de trabajo precario, que incluso desconocen la relación laboral con las dependencias y en las que no se cuenta con ningún derecho. Mismo caso el del programa Jóvenes Construyendo el Futuro, con el que además se regala a la patronal el trabajo de la juventud.






Temas relacionados

Gobierno AMLO   /   Outsourcing   /   Política México

Comentarios

DEJAR COMENTARIO