Géneros y Sexualidades

DECLARACIÓN PAN Y ROSAS

Solidaridad con las mujeres migrantes: ¡tránsito libre y plenos derechos para la caravana!

Desde la agrupación internacional de mujeres Pan y Rosas nos solidarizamos con la caravana migrante en su paso por México. Exigimos el cese inmediato a las campañas de odio y el tránsito libre y seguro para nuestras hermanas y hermanos migrantes.

Viernes 9 de noviembre | 22:47

La crisis migratoria que ha tenido fuertes episodios en Medio Oriente y Europa, hoy se expresa crudamente en territorio mexicano. Son miles de personas las que han sido desplazadas forzosamente por la violencia, miseria y descomposición social que se vive en Honduras, Nicaragua, El Salvador y Guatemala, producto de la expoliación imperialista.

Hoy, el racismo y xenofobia del multimillonario Donald Trump apunta hacia las espaldas, cuerpos y esperanzas de nuestras hermanas y hermanos migrantes centroamericanos, quienes desde mediados de octubre se organizan en “Caravanas”, con el firme objetivo de llegar a Estados Unidos.

Éstas son inéditas en comparación de otros años y representan un factor político importante para para el nuevo gobierno encabezado Morena y AMLO al gobierno y su relación con el multimillonario Donald Trump.

Mujeres en las caravanas

La caravana centroamericana decidió emprender uno de los caminos más peligrosos del mundo para migrantes. Este trayecto es aún más cruento para las mujeres, niñas y transexuales migrantes, pues más del 80% de ellas sufren violencia sexual en su tránsito por México. Todas ellas han vivido la barbarie de la guerra en México.

Pese a ello, están decididas a conquistar el “sueño americano”, pues las mueve el anhelo de una vida mejor para ellas y sus familias. Algunas viajan junto a sus hijas, hijos, compañeros y familias; otras lo hacen solas y con la responsabilidad de las familias que se quedaron en sus espaldas.

Hay otras que desde hace más de 20 años, viajan con la firme convicción de encontrar a sus hijas, hijos, esposos, familiares y compañeros desaparecidos en su paso por México.

En todos estos casos, son las mujeres trabajadoras y migrantes las tienen que enfrentarse a la barbarie capitalista, la xenofobia y el racismo de los Estados y sus instituciones, que son serviles al imperialismo estadounidense en cualquier territorio de Centroamérica.

Unir fuerzas contra el racismo y la violencia patriarcal

Las condiciones de vida de las mujeres centroamericanas, no son muy distintas a las de las de las millones de trabajadoras en México o Estados Unidos. Somos nosotras las que diariamente vivimos la misma violencia, pobreza y precarización laboral en manos de las empresas, que nacionales o extranjeras, buscan extraer de nuestros cuerpos y nuestro trabajo -asalariado y doméstico-, hasta el último aliento que para ellos significa más ganancias y capital.

Son están mismas condiciones, las que obligan a nuestras hermanas centroamericanas a emprender peligrosos caminos. Nuestras tragedias tienen un mismo origen: en México como en Centroamérica, la salvaje explotación de los recursos humanos, energéticos y naturales en garras de las trasnacionales estadounidenses, han provocado el desgarramiento del tejido social y dado paso a fenómenos aberrantes como el feminicidio, la militarización y la desaparición forzada.

Es por eso que desde la agrupación internacional de mujeres Pan y Rosas, nos solidarizamos con las mujeres de las Caravanas Migrantes en su paso por México. Es necesario tejer la solidaridad y unidad internacional de la clase trabajadora y sus mujeres, frente a las políticas xenófobas y racistas de Trump, exaltadas en plena campaña electoral. Las mujeres, trabajadores y la juventud tenemos que expresar unitariamente el rechazo a su política migratoria en ambos lados de la frontera.

Repudiamos las campañas de racismo y xenofobia impulsadas por el gobierno nacional y los medios de comunicación oficial contra la caravana migrante. Hacemos un llamado a todas las organizaciones feministas, de izquierda, estudiantiles y principalmente a los sindicatos que se reivindican democráticos como la CNTE, la UNT, la NCT y el Sindicato Minero, a rodear de solidaridad activa a la caravana y poner sus recursos a hacer más llevadero y seguro el tránsito de los migrantes con camiones, dinero, comida, etc.

Es en la unidad de las mujeres, los jóvenes y trabajadores más allá de las fronteras, es donde se encuentra la fuerza y determinación para enfrentar las campañas racistas de Donald Trump así como los planes imperialistas de los gobiernos en Centroamérica, mismos que han provocado muerte, miseria y precarización a su paso.

Rumbo al 25 de Noviembre, Día Internacional de Lucha contra la VIolencia Hacia las Mujeres, maestras, estudiantes, amas de casa, jóvenes, diversidad sexogenérica y trabajadoras de Pan y Rosas, exigimos:

¡Tránsito libre y seguro para la Caravana Migrante!

¡Plenos derechos políticos, sociales y sindicales para las y los migrantes!

¡Ningún ser humano puede ser ilegal!






Temas relacionados

Caravana migrante   /   Pan y Rosas   /   Géneros y Sexualidades

Comentarios

DEJAR COMENTARIO