Mundo Obrero México

SOLIDARIDAD INTERNACIONAL

Sigamos el ejemplo de la huelga docente en Chicago

Las maestras y maestros de Nuestra Clase celebramos el triunfo de la huelga de nuestros compañeros docentes en Estados Unidos, que el jueves pasado dieron fin a una importante huelga, las más larga desde 1897, en Chicago.

Domingo 3 de noviembre | 18:24

La huelga estalló el pasado 17 de octubre, ante la aprobación de un nuevo contrato de trabajo donde las y los docentes vieron la posibilidad de reclamar por mejoras en el sistema educativo que fueron promesas de campaña de Donald Trump y que sólo a través de la lucha lograron implementar los docentes. Entre otras, están las demandas por mejores condiciones en los salones de clases y tiempos mejor distribuidos.

Maestros de Chicago llevan 11 días en huelga

Esta huelga en Chicago es un remanente de la oleada de huelgas que comenzó en febrero del año pasado en EU por mejores condiciones en las escuelas, laborales y educativas.

Es interesante ver que las demandas de los maestros son equiparables a las que también necesitamos en nuestro país, como la necesidad de reducir la cantidad de alumnos por salón, remuneración del tiempo que usamos para preparar las clases y no sólo del que nos pagan por estar al frente, apoyo económico para estudiantes que viven lejos de la escuela, escuelas santuario para alumnos latinos y afrodescendientes, que en nuestro caso sería para alumnos indígenas y migrantes, así como, mayor presupuesto para el sistema educativo.

La precariedad de la educación en EU y en México es un fenómeno que sucede en todo el mundo. En América Latina, donde la crisis económica es doblemente puesta sobre las espaldas de las y los trabajadores, por nuestra condición de países subordinados o semicoloniales, se han visto también luchas de trabajadores y estudiantes por la educación.

En México, la lucha contra la reforma educativa logró la anulación de exámenes de permanencia que precarizaban la labor docente, pero no se ha terminado con el carácter neoliberal en la educación, hay escuelas sin docentes en todo el país y maestros que no han recibido salario, de por sí precario, desde hace meses

El mismo jueves que terminó la huelga en Chicago, en México fuimos testigos de la brutalidad con la que el gobierno de Chiapas reprimió la lucha de los estudiantes de la Escuela Normal indígena de Mactumactzá durante horas, afectando también a la población aledaña.

Ni un paso atrás

En la última década han existido levantamientos por la educación en Chile, dónde quieren prohibir a los alumnos manifestarse libremente, en Venezuela, el movimiento masivo de Brasil en 2015, en Argentina y más recientemente en las universidades de Costa Rica.

Las y los docentes y adjuntos de Chicago, unidos a los demás sectores de trabajadores de la educación: asistentes de aula de educación especial, custodios, ayudantes de autobús, oficiales de seguridad y demás personal escolar; consiguieron un aumento del 17 al 32 % en el salario por cinco años, menos alumnos por aula, más plazas docentes, dotar a cada escuela de una enfermera y una trabajadora social, más consejeros, bibliotecarios y personal de apoyo para educación bilingüe y especial; de acuerdo con el diario La Raza (31/10/19).

Éste no es el fin de la lucha, sabemos que el triunfo de mejores condiciones de vida y laborales en algún punto del mundo, nos pone al resto de los trabajadores en mayores posibilidades de lograr lo mismo y seguir adelante hasta conseguir la vida digna que queremos vivir.

¡Arriba la lucha de los maestros en Chicago!






Temas relacionados

Magisterio mexicano   /   Chicago    /   Mundo Obrero México   /   Magisterio

Comentarios

DEJAR COMENTARIO