Política México

GUERRA CONTRA EL NARCO

Siete claves sobre el cártel de Tláhuac y la militarización de la Ciudad de México

Abatido “El Ojos”, supuesto líder del cártel, en la delegación Tláhuac, al oriente de la Ciudad de México. La Marina ocupa la zona. Miguel Ángel Mancera, jefe de gobierno, decía que no había narco en la capital mexicana y su discurso se apaga ante la evidencia de la guerra contra el narco.

Jueves 20 de julio | Edición del día

1.Este jueves 20 de julio, Felipe de Jesús Pérez Luna -“El Ojos”, señalado como el encargado de la distribución de drogas en la zona oriente del Valle de México- cayó bajo las balas de la Marina, en una casa localizada entre las calles Simón Alvárez y Adolfo Urea, en la colonia Conchita Zapotitlán.

2. Alrededor de las 11 de la mañana, se produjo una balacera que tuvo como saldo al menos 8 muertos. Según la versión oficial todos “narcos”, entre ellos Pérez Luna, señalado por las autoridades como el responsable del narcomenudeo en la Universidad Nacional Autónoma de México. Se puede esperar que, a partir de esto, recrudecerán las medidas autoritarias y represivas en la UNAM, con la excusa de "mayor seguridad", cuyo fin último es evitar la organización de los trabajadores y jóvenes de la máxima casa de estudios del país.

3. El operativo estuvo a cargo de fuerzas especiales de la Marina, cuestionada en distintas oportunidades por torturas y ejecuciones sumarias. También participaron la Policía Federal, elementos de la Secretaría de Seguridad Pública y de la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México.

4. Ocho camiones incendiados, detonaciones y “narcobloqueos” son parte del escenario dantesco que se vive en Conchita Zapotitlán y las colonias aledañas. Evacuaron escuelas y se siente el pánico en el ambiente.

5. Mancera, jefe de gobierno de la capital, había afirmado en reiteradas oportunidades que no había narco en la capital mexicana. Los hechos de hoy demuestran todo lo contrario.

6. El florecimiento del crimen organizado, coludido con los tres niveles de gobierno, es la excusa para la militarización ahora de la Ciudad de México. Una forma de imponer el terror y silenciar el descontento social, mientras se profundiza el cuestionamiento al gobierno de Peña Nieto, responsable de la desaparición forzada de los 43 normalistas de Ayotzinapa, de la entrega de los recursos del país a través de la reforma energética, de la aplicación de la reforma laboral y la educativa para degradar cada vez más las condiciones de trabajo y de vida de las mayorías.

7.La guerra contra el narco llegó a la capital mexicana. Una ola embravecida de violencia que castiga fundamentalmente a la clase trabajadora y los sectores populares. Con el escudo de esta “guerra” desde la presidencia de Felipe Calderón (2006-2012) se desplegó la militarización en México, financiada por las administraciones estadounidenses a través de la Iniciativa Mérida. Su saldo: cientos de miles de muertos, desaparecidos, torturados, desplazados, el auge de los feminicidios. Ahora, Mancera y Peña Nieto la traen a la ciudad.

Ante esto, es fundamental que los trabajadores y la juventud nos organicemos para luchar contra la militarización de la ciudad y del país, y contra el ataque a las libertades democráticas por parte del gobierno y las instituciones de este régimen asesino.






Temas relacionados

Tláhuac   /    Política México   /    Ciudad de México   /    Guerra contra las drogas   /    Militarización   /    Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO