A 66 AÑOS

Segregación racial es desigualdad educativa: el fallo Brown de 1954 en Estados Unidos

El “fallo Brown” estableció la inconstitucionalidad de la segregación racial en las escuelas primarias de Estados Unidos. De esta manera, se estableció una jurisprudencia educativa, que fortaleció las demandas de la población afroamericana en la conquista por sus derechos.

Domingo 17 de mayo | 13:36

Ilustración, Linda Brown.

En mayo de 1954, la Corte Suprema de los Estados Unidos declaró, en el marco del llamado caso “Brown contra el Consejo de Educación de Topeke” (capital del Estado de Kansas), el fin de la legislación educativa que regulaba la segregación racial en los espacios educativos desde fines del siglo XIX. Hasta este fallo, se prohibía la integración de estudiantes afroamericanos y blancos en las aulas.

A partir de entonces se consideró que las instituciones educativas separadas hasta ese momento, eran desiguales: “Concluimos que en el campo de la enseñanza pública no tiene cabida la doctrina separados pero iguales. Un sistema con escuelas separadas es intrínsecamente desigualitario. Por lo cual afirmamos que a los demandantes, y a todos aquellos que se encuentran en una situación similar, la segregación de la que se quejan les ha privado de la protección equitativa de las leyes.”

Este hecho, que si bien puede considerarse un avance en la jurisprudencia, fue un disparador para la organización por los derechos civiles afroamericanos en los EEUU. El veredicto sirvió de base para futuras luchas de la comunidad negra y la conquista de nuevos derechos civiles (1964) y el derecho al voto (1965).

Te puede interesar: [Videos] EE.UU.: abolición de la esclavitud y racismo

De “separados pero iguales” a “igualdad de oportunidades”

La resolución de la Corte puso fin a la doctrina “separados pero iguales” que desde fines del siglo XIX había dispuesto el fallo Plessy contra Ferguson (1896). Esta legislación permitía una segregación de base racial. Si bien, este fallo se refirió al lugar que ocuparían blancos y negros en los transportes públicos (ferrocarril); esa misma lógica repercutió en las escuelas. Se proponía la misma cantidad de lugares pero separados y en lugares señalizados, marcando el reconocimiento de la población negra a la vez que impulsó su segregación.

Esta segregación racial no permitía a las familias negras a inscribir a sus hijos e hijas en las escuelas más cercanas, mayoritariamente para población blanca, sino que debieron hacerlo en las escuelas determinadas para población negra. Así, un grupo de trece padres y madres afroamericanos, defendieron a sus veinte hijos y solicitaron su admisión a la Junta de Educación de Topeka, caso que llegó a los máximos tribunales de Estados Unidos.

Los y las demandantes argumentaron que las escuelas públicas racialmente segregadas no son y no podían considerarse equitativas porque constituía una violación a la decimocuarta enmienda de la Constitución de los Estados Unidos. Esta enmienda establece, que todas las personas nacidas o naturalizadas en los Estados Unidos, están sujetas a su jurisdicción y por lo tanto, son ciudadanos del país y del estado en el que residan. Sin embargo, una interpretación de dicha enmienda, fue la que argumentó y resolvió el fallo “separados pero iguales”.

El caso Brown sentó jurisprudencia en las leyes educativas y pueden señalarse dos avances en sus fundamentos: uno de ellos, rechazó el criterio racial como base de la segregación social escolar; y el otro, igualó las oportunidades en materia educativa:
“Llegamos así a la cuestión planteada: segregar a los niños en las escuelas con el único criterio de la raza, incluso cuando los medios materiales y otros factores tangibles son equivalentes ¿priva a los niños pertenecientes al grupo minoritario de la igualdad de oportunidades en materia educativa? Creemos que sí” dice el fallo.

Posteriormente, en 1955 se dictó un nuevo fallo que determinó la aplicación, delegando en los tribunales inferiores la facultad de implementar los cambios necesarios bajo los principios de equidad y de igualdad de oportunidades en las escuelas públicas y privadas de los Estados Unidos. Según la decisión de la Corte, debían establecerse reformas en todo el sistema educativo: edificios, transportes, personal docente, etc. a través de un proceso cuyo control fue delegado en los tribunales inferiores.

Te puede interesar: Estados Unidos: murió Linda Brown, emblema de la lucha contra el racismo

Contexto

La ambigüedad del tratamiento y aplicación de la enmienda 14 de la constitución de los Estados Unidos se explica por los contextos políticos y demandas sociales. El fallo Brown se dio en el marco posterior a la segunda Guerra Mundial. En ese momento los valores de la democracia imperialista de los Estados Unidos debían imponerse al régimen estalinista en contexto de la Guerra Fría. Con la derrota del nazismo, el imperialismo enarboló las banderas de la “libertad” y de los Derechos Humanos frente al fascismo racista y el genocidio. Esto abrió un nuevo debate sobre el rol de los Estados en el abordaje de las problemáticas sociales y de los grupos étnicos diferenciados.

Asimismo, en la década de 1950 en EEUU, dando continuidad a esta política imperialista de presentarse como ejemplo de democracia se entramaron los fallos legislativos positivos como respuesta a la lucha y organización del movimiento negro que demandaron a los estados importantes reclamos por sus derechos civiles como población afroamericana. En 1955, se produjo el “Montgomery Bus Boycott” una protesta política y social que mostró ante los ojos del mundo la detención de Rosa Parks por negarse a cederle el asiento a una persona blanca en Alabama, iniciando de esta manera, un boicot negro a los medios de transporte y el inicio del Movimiento por los Derechos Civiles. Ella formaba parte de la Asociación Nacional para el Avance de la Gente de Color (National Association for the Advancement of Colored People), organización que desde 1908, apoyó los reclamos afroamericanos.

Te puede interesar: Rosa Parks: la mujer que desafió la desigualdad de los afroamericanos estadounidenses

La segregación escolar y en los sistemas de salud se mantiene

Sin embargo, la resistencia al cese de la segregación en las escuelas sigue siendo un gran desafío. Hoy en día, estudios realizados por la Universidad de California (Los Ángeles) demuestran que en diversos estados continúa la segregación racial marginando a afroamericanos, latinos y asiáticos. El Proyecto de Derechos Civiles de dicha universidad, ha publicado hace un año un comunicado que en el que advierte que hay aumento en la segregación expandida a todo el país: “En el sur, desde 1988, el porcentaje de estudiantes negros que asisten a escuelas intensamente segregadas ha aumentado en 12 puntos porcentuales, más que en cualquier otra región. Nueva York, California, Illinois y Maryland son los cuatro estados en los que la mayoría de los estudiantes negros asisten al 90-100% de escuelas no blancas”.

En el sistema de salud, como consecuencia del Covid-19, la población negra es una de las más afectadas: “En relación con los blancos, es realmente sorprendente”, dijo Courtney Cogburn, profesora asociada en la facultad de Trabajo Social de la Universidad de Columbia. Hoy en día, aún existe una intersección de raza y estatus socioeconómico que dejan muy en claro que esto no es sólo una historia de pobreza.

Te puede interesar: “No les importa que mueran porque son minorías”: la denuncia de una enfermera de Nueva York


Notas:

The Civil Rights Project (2019). Brown at 65 – No Cause for Celebration. New research from UCLA Civil Rights Project Details. Increasing Segregation in a Transformed School Population. https://www.civilrightsproject.ucla.edu/news/press-releases/press-releases-2019/brown-at-65-no-cause-for-celebration






Temas relacionados

Educación   /   Violencia racial   /   Racismo   /   Estados Unidos   /   Historia

Comentarios

DEJAR COMENTARIO