Política México

DERECHOS HUMANOS

Rosario Piedra Ibarra presidirá la CNDH

La activista fue propuesta en la tercera ronda de votación y ganó por mayoría de votos en el senado.

Jueves 7 de noviembre | 23:18

La tarde de este jueves la activista Rosario Piedra Ibarra, hija de la fundadora del comité Eureka! Rosario Ibarra de Piedra, fue nombrada presidente de la Comisión Nacional de Derechos Humanos para el periodo 2019-2024.

Con 76 votos a favor, Rosario Piedra contendió contra Arturo Peimbert, quien obtuvo 24 votos, y José de Jesús Orozco, quien obtuvo 8. La bancada del PAN, por su parte, exhibió fotografías de Piedra Ibarra con el presidente argumentando su oposición al nombramiento por considerar que estaría subordinada al presidente, postura que también expresaron en redes sociales.

Ibarra contestó a esto diciendo que aunque haya sido candidata en su momento del MORENA para el distrito 10 de Nuevo León, eso no impedirá que actúe en su cargo contra el gobierno de AMLO si éste llegase a violar derechos humanos.

“Si mi candidatura se aprobó es porque el reglamento lo permitía. El hecho de militar en un partido político, ser militante, es un derecho, también es un derecho político, es un derecho humano. Yo no me voy a someter nunca a una idea partidista, que fuera contraria a lo que esté en mi consciencia. Si el gobierno de López Obrador incurriera en violaciones a derechos humanos, pues obviamente que tendría yo que señalarlo y no someterme”.

El pasado 30 de octubre, la ahora titular de la CNDH declaró que ésta “fue una instancia más de simulación para creer que en nuestro país se respetaban los derechos humanos, era para engañar a la población”.

De igual forma, el presidente lanzó críticas a la viabilidad de la institución hace unos días, declarando:

"¿Para qué tener organismos así? Desde luego no es la institución, sino los que han estado ahí, que están demasiado vinculados al régimen; entonces tiene que ser una institución independiente y con gente con principios y que realmente sienta el dolor que causa la violación de derechos humanos. [...] Pero mi opinión es que no sean sólo profesionales de los derechos humanos, profesionales en el sentido de que estudiaron una maestría o un doctorado en derechos humanos pero son académicos; yo prefiero más a la gente que ha padecido, que ha sufrido en carne propia la violación a sus derechos humanos. Entregarles a ellos la encomienda".

Rosario Piedra Ibarra, en ese sentido, cumple con los requisitos que puntualizó López Obrador: su hermano Jesús fue desaparecido en 1974 por integrar la Liga Comunista 23 de Septiembre.

A partir de su desaparición forzosa, Rosario Ibarra de Piedra, su madre, se dedicó a buscarlo y exigir la presentación con vida de Jesús, creando la organización Eureka! que se convirtió en una herramienta de lucha y se integraron familiares de victimas de la guerra sucia, llegando a documentar poco más de 500 desaparecidos en aquellos días de durísima represión

El descrédito que AMLO y la 4T tienen ante las victimas de los desaparecidos y muertos de hoy a manos de las fuerzas armadas y las bandas criminales les obliga a buscar una interlocución basda en la figura de Rosario Ibarra de Piedra, quien evitó hacerse parte de tal maniobra al devolver de manera diplomática la medalla Belisario Domínguez, dejándosela "en custodia" al presidente.

El nombramiento de Rosario Piedra Ibarra es una política mediatizadora orientada a los sobrevivientes de la izquierda masacrada en la guerra sucia; es decir, una forma (muy tardía) de lavarle un poco la cara a los Díaz Ordaz y los Echeverría y a sus funcionarios asesinos, los Nazar Haro y Gutiérrez Barrios, en cuyo régimen se sostiene la CNDH para garantizar el orden y la legitimidad que hasta hace pocos años había sido fuertemente cuestionada en las calles.






Comentarios

DEJAR COMENTARIO