Mundo Obrero México

EDUCACIÓN BÁSICA

Regreso a clases en México: más preguntas que respuestas

La conferencia del secretario de educación pública, del pasado 8 de julio, acerca de la vuelta a clases prevista para el próximo 10 de agosto, dejó bastantes dudas en la comunidad educativa.

Sábado 11 de julio | 13:19

Desde hace unos meses, cuando finalizó el ciclo escolar en junio, el secretario de educación pública, Esteban Moctezuma Barragán, informó que el próximo ciclo escolar iniciaría el 10 de agosto y dio a conocer en conferencia matutina el calendario escolar en el que se comprenden 3 semanas de curso remedial y diagnóstico.

El pasado miércoles 8 de julio, en conferencia virtual, el secretario repitió la información que ha brindado en sus participaciones durante las conferencias de prensa matutinas y vespertinas, presentando un “Protocolo de Regreso a Clases en la Nueva normalidad”, dejándonos con varias interrogantes que es posible que no se aclaren hasta la vuelta a clases presenciales.

Como desde entonces sabíamos, el regreso se plantea de forma escalonada, con los alumnos regulares asistiendo dos veces por semana y los rezagados también los viernes, no se dijo si cada escuela avisará y de qué forma la asistencia de alumnos de acuerdo al apellido para que sean realmente la mitad.

El curso remedial que durará las tres semanas, significa que los alumnos recibirán de dos a tres clases por semana y en 6 o 9 días no se puede lograr mucho más allá del diagnóstico del estudiante, es decir, detectar en qué temas necesita más apoyo.

Por otro lado, si no se perciben signos de contagio, la escuela no se cerrará durante 15 días y los estudiantes seguirán asistiendo de manera presencial. Sin embargo, nada se ha dicho de las semanas posteriores, si se reanudan los horarios normales tendremos una sobresaturación de las aulas que pondrá en mucho mayor riesgo a los estudiantes, quienes podrían empezar a tener descuidos de higiene por aburrimiento u osadía.

La apuesta al “buen uso del cubrebocas” y la señalización para caminar en los espacios comunes, no son medidas suficientes, no existe garantía de que todos los estudiantes cuenten con cubrebocas y careta, que deberían ser proporcionados por el gobierno federal para asegurar que no haya quien carezca de protección para asistir a la escuela.

Esto es porque sabemos que la crisis económica, derivada de los despidos y recortes salariales, así como de la falta de apertura de algunos comercios locales, traerá bajas dentro del sistema educativo. Al respecto, el secretario habló de un “Sistema de Alerta Temprana” para identificar casos de abandono escolar, sin explicar su funcionamiento.

En lo que concierne al tema de la falta de agua en las escuelas, aún no se aclara cómo se proporcionará el agua en tambos ahí donde no existan las instalaciones pertinentes ni el programa “La escuela es nuestra”.

Te puede interesar: Insuficiente la respuesta de Moctezuma ante la falta de agua en las escuelas

Por otra parte, aunque menciona que no volveremos hasta que el semáforo epidemiológico de cada Estado se encuentre en verde, existe la desconfianza de manipulación, de acuerdo a conveniencia, que como vimos en la apertura de las zonas de maquila en el norte del país se dieron con semáforos en verde, en pleno ascenso de contagios en el país y en la frontera con Estados Unidos ascendiendo en muertes, así como el cambio a naranja en la CdMx.

Necesitamos organizarnos con la comunidad escolar

Las y los docentes de Nuestra Clase vemos indispensable la aplicación de test masivos para la comunidad educativa, que prevengan posibles contagios, sin demeritar el uso de insumos de protección, además de licencias pagadas para docentes que se encuentran en los llamados “grupos de riesgo”, y no solo la firma de un convenio con el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE) para garantizar el servicio de salud y atención médica, que se supone que debe ser así para todos. La aplicación de pruebas masivas podría evitar múltiples contagios y hospitalizaciones innecesarias.

Te puede interesar: La nueva normalidad no debe traer más muertos, se necesitan pruebas masivas: experto

Ante esta situación, las y los maestros vemos la necesidad de unirnos con las familias de nuestros estudiantes para garantizar las medidas adecuadas a nuestra salud y seguridad.

Te invitamos a leer el Pronunciamiento en el que Maestras y maestros exigimos condiciones seguras para el regreso a clases. Suma tu firma aquí si estás de acuerdo, compártelo y organízate con nosotrxs.

*Teresa Aguilar forma parte de la Agrupación Magisterial y Normalista Nuestra Clase






Temas relacionados

Esteban Moctezuma Barragán   /   Educación pública   /   Trabajadores de la educación   /   Mundo Obrero México   /   SEP

Comentarios

DEJAR COMENTARIO