Mundo Obrero México

MAGISTERIO

Regreso a clases: breve panorama político

Inicia ciclo escolar 2018-2019 entre expectativas de cambio, la imposición del Nuevo Modelo Educativo y las disputas por el control del SNTE.

Maestro Arturo Méndez

Agrupación Magisterial y Normalista Nuestra Clase

Lunes 20 de agosto de 2018 | 16:58

Concluido el receso escolar, 25.4 millones de alumnos y 1.2 millones de docentes regresamos a clases en las 226.2 mil escuelas públicas y privadas de educación básica en todo el país.

Tras la Semana Nacional de Actualización 2018 (del 6 al 10 de agosto), en la que los directivos de escuela instruyeron al colectivo docente sobre la aplicación del Nuevo Modelo Educativo (NME), y una semana más de Consejo Técnico Escolar (13-17 agosto), este lunes 20 de agosto inicia el ciclo escolar 2018-2019.

Con el regreso a clases, comienza la primera fase de implementación del plan y programas de estudio del NME para los tres grados de preescolar, 1° y 2° de primaria y 1° de secundaria.

El resto de los grados escolares trabajarán con los planes y programas anteriores, aunque adecuándose a los nuevos periodos y modalidades de evaluación establecidos en el NME.

A casi un año de los sismos del 7 y 19 de septiembre de 2017, 365 escuelas de educación básica, en diez entidades del país, continúan cerradas en este inicio de clases pues no han concluido los trabajos para su reconstrucción. Los alumnos seguirán ubicados en escuelas cercanas o en aulas provisionales.

Rechazo al nuevo modelo

Derivado de la reforma educativa de Enrique Peña Nieto y el Pacto por México, el NME comienza a aplicarse apenas hacia el final del sexenio, cuando muchos maestros están a la expectativa de los cambios prometidos por Andrés Manuel López Obrador, incluida la cancelación de la reforma.

Por representar una degradación de los contenidos curriculares, por las afectaciones laborales que impone y por tratarse de un avance significativo en la privatización de la educación, el NME encuentra un amplio rechazo entre los maestros, expresa expresado principalmente por la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), que exige su suspensión inmediata.

Leer: Maestros se organizan contra la reforma educativa y su “nuevo modelo”

La CNTE también exige la cancelación de la evaluación docente programada para noviembre.

El presidente electo, sin embargo, no ha ofrecido ninguna alternativa al magisterio para este periodo de transición, dejando que corra la implementación tanto del nuevo modelo como de la evaluación.

Leer: Suspenden evaluación y cursos docentes en Veracruz, ¿y el resto del país?

Una limitada consulta con charros y empresarios

El equipo de transición en materia educativa de AMLO ya lanzó la convocatoria para una consulta nacional, mediante una plataforma en internet (a partir del 25 de agosto), 32 foros estatales (del 27 de agosto al 29 de octubre) y un “diálogo social” (visitas a hogares), con el propósito de construir un “Acuerdo Nacional para una Educación con Equidad y Calidad para el Bienestar de Todos los Mexicanos”.

El problema, sin embargo, es que a pesar de la apariencia democrática que pudiera tener esta consulta, ya el futuro secretario de Educación, Esteban Moctezuma, ha ido dejando claro qué se va y qué se queda de la reforma educativa, distanciándose de la promesa de cancelación.

Además, los foros quedan abiertos a la participación de empresarios y charros sindicales, los mismos que impulsaron y avalaron dicha reforma, y azuzaron la represión contra el magisterio o guardaron un silencio cómplice.

Leer: Guevara Niebla: continuidad y fortalecimiento de la reforma educativa

La CNTE, por lo pronto, al tiempo que rechaza los foros, busca establecer interlocución con el gobierno electo, incluyendo entre sus demandas que éste retome la “iniciativa ciudadana” presentada al Senado por la Coordinadora en febrero de 2017, y que la misma sea contemplada como “la esencia constitucional de una nueva educación pública”.

Disputa por el SNTE

Hoy mismo, Elba Esther Gordillo, ex “presidenta vitalicia” del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), apareció públicamente por primera vez, luego de ser absuelta de los delitos de lavado de dinero y delincuencia organizada, y liberada de su prisión domiciliaria el pasado 8 de agosto.

Leer: La millonaria “herencia” de Elba Esther: una burla para maestros y trabajadores

En su mensaje a la prensa, la burócrata sindical sentenció: “recuperé mi libertad y la reforma educativa se ha derrumbado”, para después prometer a los maestros de México la defensa de sus derechos.

Fortalecida tras las elecciones por el apoyo otorgado al Morena a través de las Redes Sociales Progresistas, “La Maestra” se apuesta a recuperar el control del SNTE, para lo cual creó la organización Maestros por México y ha puesto a su gente a promoverla en redes sociales, quitándole el sueño a Juan Díaz de la Torre, actual presidente del sindicato, quien se encuentra debilitado luego de apoyar al PRI mediante el aparato sindical y el Panal, que está a punto de perder su registro.

Por una salida independiente desde las bases

En medio de la disputa entre las alas charras del SNTE, y mientras las políticas anunciadas por la futura administración se alejan de las expectativas depositadas en las urnas el 1 de julio, desde la agrupación Nuestra Clase opinamos que la CNTE, como referente histórico de lucha del magisterio, debe ponerse a la cabeza de impulsar un gran movimiento nacional, desde las bases y con independencia política del próximo gobierno, para frenar en la calles el NME y las evaluaciones punitivas; por la reinstalación de los maestros cesados; por la democratización de nuestro sindicato para recuperarlo como instrumento de lucha; y por la cancelación total y definitiva de la reforma educativa.

Leer: Carta de maestras y maestros por la abrogación de la reforma educativa






Temas relacionados

Nuevo modelo educativo    /   Magisterio mexicano   /   Mundo Obrero México   /   Elba Esther Gordillo   /   SNTE   /   Magisterio   /   CNTE   /   Reforma educativa

Comentarios

DEJAR COMENTARIO