Sociedad

LAGO DE TEXCOCO

Recorte presupuestal afecta a construcción de Parque Ecológico de Texcoco

El recorte presupuestal de 75% también afectará a la construcción del Parque Ecológico de Texcoco, el cual desde el 2019 se construye para revertir el deterioro del hábitat que generó la construcción del primer proyecto del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM).

Sábado 4 de julio | 17:39

Este proyecto a cargo del arquitecto y paisajista urbano, Iñaki Echeverría, planea ser uno de los más grandes a nivel internacional con 12,300 hectáreas. Con el recorte presupuestal hoy funciona con tan solo 30 personas.

Dicho parque pretende ser más grande que el Bosque de Chapultepec y que el Central Park. Además está contemplado que se regeneren las lagunas para prevenir inundaciones en los municipios aledaños, regenerar humedales para recuperar la flora y fauna destruida por la construcción del NAIM, así como “mitigar emisiones de partículas contaminantes que causan enfermedades respiratorias” y la creación de espacios deportivos y culturales.

El proyecto contempla también la construcción de un mega vivero, para el cual la empresa ICA ganó la licitación, a la misma se le hizo un adelanto de 30% en estas semanas. Esta empresa tenía el contrato para construir una de las terminales del NAIM por 84 millones de pesos, uno de los más costosos. Pero ahora fue recompensado con la construcción de este nuevo proyecto que supera los 104 millones de pesos.

Además de este se esperan cuatro licitaciones más para la recuperación del lago Nabor Carrillo. La empresa ICA es una de las más beneficiadas por los megaproyectos de la 4T, en mayo, sin proceso de licitación, se le adjudicó a la empresa la construcción del cuarto tramo del Tren Maya, esto a causa de los derechos que ICA tiene sobre la carretera de Yucatán-Quintana Roo, que le prohíbe al Estado generar competencia con dicha empresa.

Te puede interesar: Tren Maya: entre orden de suspensión y adjudicación a empresa con irregularidades

Iñaki Echeverría dijo que confía en que a pesar de los recortes presupuestales continúe aunque a paso lento el proyecto para la construcción del Parque Ecológico de Texcoco, que tiene la intención de renovar el ecosistema para que las especies de aves despojadas de su hábitat vuelvan.

Llama la atención que mientras centenas de dependencias y proyectos estatales han sido recortados en un 75%, las empresas de siempre se sigan beneficiando con contratos millonarios. Este parque ecológico podría ayudar a que el Valle de México tenga mejores condiciones medioambientales, pero esto no será posible si por un lado se le recorta tal cantidad de presupuesto y por otro, está a manos de una empresa que claramente no comparte la preocupación por hacerle frente a la inminente catástrofe ambiental

Es urgente que retroceda el decreto presidencial con el cual se avanzó en el tremendo recorte presupuestario pues este ni siquiera es en beneficio del sector salud para hacerle frente a la pandemia. Es la Sedena, la Marina y la Guardia nacional los que deben quedarse sin presupuesto, pues continúan funcionando como mecanismos de control y represión para aquellos sectores que defienden el territorio o se organizan para defender sus derechos laborales.

Te puede interesar: En 8 años han sido asesinados 89 defensores del medio ambiente en México

Pero también es necesario un plan de obras bajo control de los trabajadores de este sector, que en coordinación con especialistas medioambientales e independientes al gobierno así como a las comunidades que históricamente han sido despojadas por los megaproyectos, determinen los presupuestos y los proyectos necesarios.






Temas relacionados

Megaproyectos   /   Ecología y medioambiente   /   Ecología   /   Sociedad

Comentarios

DEJAR COMENTARIO