Política México

PERFILES

¿Quién es Mauricio Toledo, asambleísta y jefe de golpeadores del PRD en Coyoacán?

Votó a favor de la privatización del agua. Así gobiernan y legislan los políticos al servicio de los empresarios. Su nombre suena en los medios porque se lo acusa de liderar a los golpeadores que rompieron el mitin del Morena en Coyoacán hace pocos días.

Bárbara Funes

México D.F |

Martes 9 de enero | 21:33

Toledo fue acusado de comandar a los golpeadores que rompieron mítines del Morena. Lo niega todo. Pero los escándalos de corrupción y amenazas violentas contra sus adversarios son algunos de sus “atributos”.

Tiene una larga trayectoria en el PRD, partido al que se afilió desde los 14 años, en la colonia Espartaco, en Coyoacán. Su carrera como funcionario publicó inició en 2006, cuando fue diputado local por primera vez, luego fue diputado federal en 2009, jefe delegacional de Coyoacán entre 2012 y 2015, y desde ese año es nuevamente legislador local por el distrito 32. Ahora quiere ser candidato para gobernar de nuevo la demarcación.

Impulsor de la reconstrucción como negocio millonario

Reconocido como líder del PRD en Coyoacán, es presidente de la Comisión de Presupuesto y Cuenta Pública en la Asamblea Legislativa de la Ciudad de México.

Allí, promovió la Ley de Reconstrucción de la Ciudad de México, en la que se asignaron 9 mil millones de pesos para reconstruir la capital tras el sismo del 19 de septiembre de 2017.

Se trata de una ley que plantea la redensificación de 35% en los edificios que resultaron dañados tras el terremoto, lo cual implica la construcción de más viviendas en un mismo espacio. Y se prevé que las constructoras serán las grandes beneficiarias.

Otro punto de esta controvertida ley es el otorgamiento de créditos a los damnificados para la compra de nuevos inmuebles.

Así es que la ley, aprobada entre otros asambleístas capitalinos por Mauricio Toledo, es ampliamente criticada por organizaciones de familias damnificadas por el sismo, quienes protestaron en reiteradas oportunidades.

“No lo vamos a permitir, es injusto, son casas-departamentos por los que ya pagó la gente y quieren volver a endeudarnos”, había afirmado uno de los manifestantes en noviembre pasado, cuando se estaba tratando la ley. “Moriremos enterrados bajo los escombros de su maldita corrupción” les gritaron a los diputados.

Promotor de la privatización del agua

Otro ejemplo de cómo legisla Toledo al servicio de los empresarios es su voto por la Ley de Sustentabilidad Hídrica, también votada en noviembre de 2017.

Se trata de una ofensiva privatizadora del agua. Toledo también votó a favor de la iniciativa de la asambleísta Wendy González, del PAN.

A partir de la aplicación de esta ley, todos los manantiales, chinampas, canales, cauces, cuerpos de agua y vasos lacustres, que están en manos de pueblos originarios, se pondrían bajo la administración del Sistema de Aguas de la ciudad de México (Sacmex), una compañía empresa abierta a la participación de empresas privadas. También se incluye el corte del suministro y penalización por falta de pago.

Y mientras Toledo y la mayoría de los asambleístas votaron por la privatización del agua, a nivel federal se estableció un recorte de 80% en los recursos federales para agua y saneamiento para los 2,500 municipios y áreas metropolitanas de México. Una medida que apunta a asfixiar a los sistemas públicos para luego argumentar que es necesario una completa privatización de los servicios del agua.

Profesional de la corrupción

Toledo, protegido del exjefe del gobierno de la Ciudad de México, Marcelo Ebrard, luego supo defender al actual gobierno del policía Miguel Ángel Mancera y celebrar la conformación de la coalición Por México al Frente, integrada por el sol azteca, el PAN y el Movimiento Ciudadano.

Se lo acusa de compra de votos por tinacos, despensas y becas, una práctica común en el PRD, así como en los otros partidos con registro.

Su carrera política está salpicada de numerosos escándalos, como en 1997, durante la campaña electoral de Cuauhtémoc Cárdenas para jefe de gobierno, “fue acusado de quedarse con los recursos destinados a recompensar a los brigadistas "voluntarios" que él coordinó”, como señala Luis Hernández Navarro en su columna de La Jornada.

La detención en 2013 de Eduardo Ramírez Vallejo, entonces su secretario particular, acusado de extorsión fue uno de los hitos de su trayectoria escandalosa.

Ramírez Vallejo fue acusado de pedir dinero a un empresario a cambio de otorgar el permiso para reabrir la gasolinera, “El Calerón”. Toledo se deslindó de su colaborador, quien cargó con la responsabilidad por el hecho.

Ese mismo año, Rodolfo Reus, abogado de una empresa inmobiliaria, dio a conocer una conversación telefónica en la que se escucha a Toledo, entonces jefe delegacional, pedir 1.6 millones de pesos a cambio de no clausurar una obra en la calle de Céfiro 120, en la colonia Insurgentes Cuicuilco, que violaba el uso de suelo.

A su vez, también en 2013, se dio a conocer que la empresa Cima Oliva SA de CV obtuvo "indebidamente" los permisos para la construcción de un complejo de 6 niveles en el predio ubicado en el número 2 de la calle Rafael Oliva, en el barrio de San Mateo, delegación Coyoacán. Esto porque se trata de una zona de uso habitacional, con permiso de construir hasta dos niveles y donde debe quedar 40 por ciento de la superficie libre.

Algunos vecinos llegaron a fincar una denuncia penal contra el propietario de la constructora, Daniel Cheirif Bardauid, el entonces secretario de Desarrollo Urbano y Vivienda del D.F., Simón Neumann, y Mauricio Toledo, quien era jefe delegacional.

Una muestra de cómo opera la corrupción de los altos funcionarios para beneficiar a las constructoras mientras pone en riesgo la seguridad de los habitantes de la Ciudad de México.

Toledo -apodado el Tomate porque al montar en cólera su rostro se tiñe de rojo- no es distinto de otros representantes de los partidos que gobiernan al servicio de los empresarios. Encarna la descomposición y la podredumbre de la “casta política” que degradan las condiciones de vida de las mayorías para servir a su único amo: la voracidad capitalina.

Contra estos parásitos, los trabajadores, las mujeres y la juventud nos merecemos una alternativa. Una herramienta política propia que defienda los intereses de los de abajo. Al servicio de esto es que Sulem Estrada, maestra de secundaria, y Miriam Hernández, trabajadora de la UNAM, aspiran a registrar una candidatura independiente por la Plataforma Anticapitalista al Congreso de la CDMX.

¡Apóyanos con tu firma!

Fotos: "Protestas Coyoacán" (https://noalaciudaddelfuturo.wordpress.com/)






Temas relacionados

Distrito 32-Coyoacán   /   Santo Domingo, Coyoacán   /   Anticapitalistas al Congreso de la CDMX   /   Delegación Coyoacán   /   Sismos 2017   /   Política México   /   Anticapitalistas   /   MORENA   /   Corrupción y enriquecimiento   /   Privatizaciones   /   PRD   /   Agua

Comentarios

DEJAR COMENTARIO