Política México

ASAMBLEA CONSTITUYENTE CDMX

Que la voz de las y los trabajadores vibre fuerte en la Constituyente

Si los partidos patronales del Congreso, junto a los grandes empresarios y sus fortunas se preparan para atacar al pueblo trabajador, los millones de asalariados podemos hacer que se escuchen nuestras demandas, fortaleciendo la organización independiente.

Pedro Morales

Trabajador de Telmex

Jueves 31 de marzo de 2016

Todas las mañanas miles de telefonistas somos sacudidos con decenas de noticias sobre desapariciones, asesinatos, escándalos de desvíos de recursos públicos, narcotráfico, feminicidios, despidos, bajos salarios y pobreza. Nos agobia un presente sombrío.

Ante la pobreza y ataques contra la juventud, las mujeres y el pueblo trabajador, los medios de comunicación al servicio del gobierno y los partidos patronales se encargan de reafirmar que los gobernantes del país trabajan por nuestro bien y para resolver las demandas de la población.

Intentan por todos los medios reforzar la idea entre millones de asalariados que todo irá bien para nosotros si duplicamos nuestros esfuerzos, trabajamos más y aceptamos que precaricen nuestro trabajo, mientras lanzan costosas campañas publicitarias para fortalecer la imagen de los partidos patronales y así millones de trabajadores no perdamos la confianza en ellos.

Pero la realidad es abrumadora. Según un estudio reciente difundido por varios medios de comunicación, en febrero de este año se registraron en promedio 55 asesinatos por día en todo el país. De igual forma los salarios mínimos en México ya se encuentran entre los más bajos a nivel internacional, mientras legisladores y senadores gozan de salarios escandalosos. No existe ninguna forma de tapar esta realidad que azota a millones de trabajadoras y trabajadores mexicanos.

Slim quiere más ganancias en base a nuestro esfuerzo

¿Es este el país que merecemos? Un país donde en 10 años se han creado casi 10 millones de nuevos pobres, mientras el escándalo mediático es que nuestro patrón en Telmex, Carlos Slim, cayó al cuarto lugar de los magnates de Forbes. Pero se oculta que su fortuna ha sido con base en los privilegios políticos que goza y a un brutal incremento de la explotación laboral, así como al recorte de nuestra plantilla laboral. Fue de esta manera como el magnate se convirtió en el hombre más rico del mundo, en un país con casi 60 millones de pobres.

Bajo el argumento de las pérdidas económicas, Slim prepara una gran ofensiva contra las y los telefonistas para que aceptemos nuevos recortes. ¿Serán los partidos patronales o el gobierno los que detendrán este ataque? Categóricamente no. Han sido los actuales partidos patronales del régimen, los responsables de que el modelo económico favorezca y enriquezca aún más a empresarios y funcionarios.

Miles de telefonistas de regreso a casa, después de dejar toda nuestra energía en las labores cotidianas, nos preguntamos qué hacer ante esta realidad que nos asfixia. Pero el sistema político en México está diseñado para que nosotros cumplamos con una sola actividad: trabajar, trabajar y trabajar más duro.

La lección que quieren dejarnos muy clara es que las y los telefonistas no podemos discutir, debatir y proponer nuestras salidas a las brutales condiciones en las que vivimos. Nos excluyen del derecho a que podamos contar con nuestros propios representantes y que por esta vía, salgan a la luz todas las injusticias sociales y laborales que sufrimos cotidianamente. Es esta clase política que gobierna al servicio de magnates como Slim y Azcárraga la que se apropia el derecho a ejercer su “privilegio a gobernar” explotando a los de abajo.

Las y los trabajadores sí podemos hacer política

Para las y los telefonistas que nos rehusamos a aceptar esto, que nos negamos a que nuestro rol sólo es trabajar; que no depositamos ninguna confianza en los partidos patronales y que luchamos por ejercer nuestro derecho democrático a opinar y participar de la política nacional que nos es negada, la candidatura independiente del profesor de la UNAM Sergio Moissen a la Asamblea Constituyente de la CDMX, con el lema de: “Anticapitalistas a la Constituyente”, representa una inyección de esperanza para que nuestras demandas como trabajadores salgan de la oscuridad y que muchos más asalariados las compartan para organizarnos.

Vimos a Sergio Moissen junto a la maestra Sulem Estrada, egresada normalista hablando con cientos de personas en la explanada de Bellas Artes, denunciando al empresariado y al conjunto de los partidos enemigos de los trabajadores; pidiendo firmas, ya que la escandalosa y restrictiva imposición de juntar 75 mil firmas en un mes, buscaba evitar que un candidato independiente se presente a esta Constituyente y que sólo se escuchen las voces de los de arriba.

Sin embargo, mediante un enorme esfuerzo y voluntad política este requisito fue quebrado y se han entregado más firmas de las establecidas por el Instituto Nacional Electoral.

La razón es simple: somos miles en la CDMX los que buscamos una opción democrática e independiente a los partidos patronales para organizarnos.

Las propuestas de esta campaña anticapitalista apuntan a defender nuestros derechos y se posicionan contra los planes impulsados por los partidos al servicio de los empresarios. Justamente porque sabemos que estos partidos no defenderán nuestros intereses, es muy importante que los anticapitalistas estén presentes, para que lleven a la Constituyente la voz y las demandas de los trabajadores, las mujeres y la juventud.

Invitamos a las y los compañeros de Telmex a que acompañemos a los candidatos independientes, Sergio y Sulem, al acto político-cultural del próximo sábado 2 de abril, en el Hemiciclo a Juárez a las 16 hrs. Para que se escuche la voz de los trabajadores, las mujeres y la juventud, la tarea próxima será fortalecer esta herramienta de organización y lucha.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO