Economía

GOBIERNO AMLO

¿Qué es la Zona Libre de la Frontera?

En Tijuana el presidente Andrés Manuel López Obrador presentó el Programa de la Zona Libre de la Frontera Norte de México. ¿Qué implica este programa y a quiénes beneficia?

Lunes 7 de enero | 19:13

El programa de la Zona Libre de la Frontera contempla la reducción de impuestos a las empresas, la homologación del precio de la gasolina con el de Estados Unidos y un aumento del salario mínimo.

El objetivo según el gobierno es que en los 43 municipios que son contemplados, desde el estado de Baja California hasta Tamaulipas (que producen el 7.5% del PIB nacional), se atraiga inversión y se aumente el consumo proyectando un crecimiento de un 5 o 6%.

La reducción de impuestos implica que se reduzca el IVA de un 16 a un 8% y que el ISR disminuya al 20%, mientras que se busca la homologación de los precios de combustibles con lo que cuestan en Estados Unidos, es decir que el costo por litro sea de .78 centavos de dólar por litro, lo equivalente a 15 pesos.

Además, el programa contempla reducciones el precio del diésel, el gas y la luz también tendrían reducciones en sus costos. Todas medidas tendientes a generar “condiciones de inversión”, es decir que beneficien a los capitalistas en la región.

Mientras tanto, el aumento del salario mínimo al doble implica pasar de 88.36 pesos diarios, a 176.72 pesos diarios, con lo que, según la Secretaría del Trabajo y Previsión Social Luisa María Alcalde, el objetivo es fortalecer el consumo y el mercado interno en la zona.

¿Qué hay detrás de estas medidas?

Cuestionado por el plan de reducir el IVA, sobre si esta medida favorecería a los consumidores o a las empresas, AMLO se limitó a señalar que “se procurará” que esta sea una medida que se vea reflejada en mejores precios para los consumidores. Y es que este impuesto regresivo (es decir que afecta a los que menos tienen), puede ser deducido o evadido parcialmente por la contabilidad empresarial, pero quienes compran un bien no pueden evitar que se les cobre.

De conjunto, la Zona Libre de la Frontera, es un plan donde se busca beneficiar a las empresas para que inviertan su capital en la zona, mientras que el aumento del salario mínimo puede permitir mantener el consumo, incluso aumentarlo levemente durante un tiempo, siempre que se contenga la inflación, sin que esto implique que las condiciones de trabajo en la frontera (donde reinan las maquilas con largas jornadas y condiciones precarias), se modifiquen.

Por otro lado, un aspecto contradictorio que puede desarrollarse es el tema de la baja en la recaudación fiscal en los municipios contemplados (no solo del IVA sino en particular del ISR), hecho que puede traducirse en reducir el gasto social destinado a educación, salud, transporte o vivienda.

Es decir que de mantenerse -se prevé que en un inicio dure dos años como prueba-, se podría hablar de una zona donde se despliega la inversión y los salarios son más altos comparativamente al resto de la república, pero donde los trabajadores tienen que hacerse cargo de los servicios básicos con altos costos provocando que su salario real no tenga el alza que aparenta.

En resumen, es un proyecto que lo que busca es crear grandes beneficios para los capitalistas nacionales y extranjeros que busquen invertir con altas tasas de rentabilidad y con beneficios especiales (como bajas tasas impositivas), pero donde los trabajadores sólo tienen aseguradas condiciones precarias de empleo y un salario real que ni siquiera cubre el costo de la canasta alimenticia recomendada, que de acuerdo con el Centro de Análisis Multidisciplinario asciende a $264.84 pesos diarios, muy por encima del nuevo salario mínimo en la frontera.

Te puede interesar: Nuevo salario mínimo: hay que trabajar 19 horas diarias para pagar canasta básica






Temas relacionados

Gobierno AMLO   /   Fronteras   /   Economía

Comentarios

DEJAR COMENTARIO