Mundo Obrero México

TELEFONISTAS

¿Qué busca hacer Slim con las jubilaciones en Telmex?

El Sindicato de Telefonistas reunió una Asamblea Nacional de Representantes (ANR) de forma “virtual” el sábado pasado, para definir su posición ante el intento de Telmex por “eliminar” la cláusula jubilatoria a 4 días de vencer la prórroga de huelga. ¿Qué pretenden Slim y la dirección del STRM?

Domingo 30 de agosto | 15:25

En una Asamblea Nacional de Representantes (ANR) realizada en forma de videoconferencia el sábado 29 de agosto - como se ha llevado a cabo toda la “revisión contractual” por urgencia de Slim en plena pandemia -, la dirección sindical dio a conocer que Telmex insiste en eliminar la jubilación y la contratación de personal. Razón por la cual dijo estar dispuesta a “bajar el switch” el próximo 2 de septiembre a las 12pm.

Sin embargo, la cúpula sindical también anunció que el lunes se reunirían por tercera ocasión con Héctor Slim (director de Telmex) en la Secretaria del Trabajo y Previsión Social (STyPS), dejando abierta la posibilidad de considerar el “plan accionario” de la empresa como “solución al conflicto” y a la supuesta “carga del pasivo laboral”.

¿En qué consiste el “plan accionario” de Slim?

En enero de este año el Comité Ejecutivo Nacional (CEN) del STRM informó la propuesta del patrón por regresar a Telmex a la Bolsa de Valores durante “unos dos o tres años” - después de retirarla en el 2013 cuando América Móvil compró el 100% de sus acciones - mediante un “holding”, que aglutinaría a todas las filiales y subsidiarias del Grupo Telmex (Uninet, Red Uno, Triara, REMSA, etc.) y cuya base de inversión vendría del pasivo laboral (jubilaciones y pensiones) de la base trabajadora activa y jubilada.

De acuerdo a su propuesta, “de manera voluntaria, cada trabajador activo o jubilado podría contar con la opción de adquirir un paquete de acciones de Telmex, cuyo valor sería equivalente a su cotización en 1990 y con cargo a una parte de su pensión jubilatoria, mismo que sería proporcional a su antigüedad, edad, salario y expectativa de vida […] por un tiempo limitado y por única ocasión, así mismo sería flexible de conformidad con lo que determinara cada trabajador activo o jubilado, quien decidiría el porcentaje de su jubilación que convertiría en acciones”.

Este plan, explicaron, tiene como objetivo reducir la supuesta carga que el pasivo laboral representa en las finanzas de la compañía (más del 70% de las ganancias según sus datos) y cubrir el capital faltante del el Fondo de Jubilaciones y Pensiones de los trabajadores, al que de acuerdo al CEN “desde el año 2011 la empresa no ha realizado aportaciones, un año antes aportó 289 millones de pesos y desde entonces solamente se registran ingresos por rendimientos financieros.”

Según Francisco Hernández Juárez (FHJ), secretario general del STRM desde hace 44 años, en una entrevista realizada para el periódico El Economista el 30 de junio, “esto debió haber quedado el 25 de abril y no es fácil conseguirlo. Nosotros, para tener un acuerdo con la empresa, necesitamos tener una asamblea nacional, más o menos, 1,000 delgados que se reúnen y después tenemos que hacer una votación universal y no había condiciones; y luego fechó para el 25 de junio, pero tampoco hubo condiciones ni para la asamblea, ni para el comité, ni para la votación y ahora lo volvimos a pasar para agosto, el día 19.”

La estrategia de Slim y FHJ

Como la misma burocracia sindical lo reconoce, la “revisión contractual” que mantienen a pesar de no existir las condiciones para realizarla de manera ordinaria, democrática y estatutaria, tiene el objetivo de aprobar dicha propuesta de Slim para comenzar a aplicarla cuanto antes. Ya que según Telmex, de seguir en “números rojos” hasta diciembre tendría que declararse en “quiebra económica” y “liquidar” el Contrato Colectivo de Trabajo (CCT).

El amague de Telmex y el CEN al aparentar un conflicto que muy “posiblemente” llegue a la huelga para impedirle al patrón eliminar la cláusula jubilatoria, pretende amedrentar a la base para presionarla a aceptar su “plan accionario” como “mal menor” para la continuidad del CCT y del STRM. Lo cual harán público después de reunirse el lunes, a dos días de “estallar la huelga” para generar más temor y expectativa en la base.

Si bien la apuesta de Slim no es golpear duramente al CCT por ahora, sino convencer de su propuesta accionaria para hacer depender el pago de la pensión jubilatoria de su rendimiento en el vertiginoso mercado de valores - haciendo creer además que de esta manera los trabajadores se convertirán en “socios” del hombre más rico del país y podrían “duplicar” su pensión jubilatoria -, a futuro podrían llevar este acuerdo al CCT y volverlo obligatorio, como ha ocurrido para trabajadores del Seguro Social, Wal-Mart y otros.

Mientras FHJ y el CEN buscan atemorizar para convencer a la base de aceptar el “plan accionario” argumentando “números rojos”, lo cierto es que esta supuesta realidad está lejos de ser clara para los trabajadores. Pues ni Telmex ni la dirección sindical han aportado pruebas que expliquen cómo sus ingresos anuales de 100 mil millones de pesos se convierten en “pérdidas” al final. Por lo que la base telefonista necesita obligarlos a abrir los verdaderos libros de contabilidad de la compañía para quitarles el pretexto y el chantaje con los que la presionan.

La burocracia juarista del STRM, a pesar de sus discursos “combativos” acerca de la huelga y de su ya tradicional discurso por “estallarla”, ha demostrado en los hechos que es enemiga de usar esos métodos de lucha desde hace casi 40 años; usándola más como método de coerción para la base que como un instrumento de lucha. Pero si en verdad fueran democráticos y combativos tendrían que convocar a paralizar las telecomunicaciones del país el próximo 2 de septiembre para obligar a la empresa a comprobar sus “números rojos”, a mantener la cláusula 149 del CCT, el cubrimiento de las miles de vacantes que debe y el faltante millonario del Fondo de Jubilaciones y Pensiones.






Comentarios

DEJAR COMENTARIO