Mundo Obrero México

UNIVERSIDAD NACIONAL AUTÓNOMA DE MÉXICO

Pronunciamiento de la Asamblea de Profesores sobre el paro en CCH de la UNAM

Profesores de la UNAM organizados exponen sus demandas y anuncian su plan de acción con marco en los paros de actividades en cuatro planteles del Colegio de Ciencias y Humanidades de la máxima casa de estudios.

Martes 2 de abril de 2019 | 12:19

Pronunciamiento de la Asamblea de Profesores sobre el paro docente en CCH Vallejo, Oriente, Naucalpan y Sur

Ciudad Universitaria, 1 de abril del 2019

A la comunidad universitaria A las obreras y los obreros del movimiento 2032 de Matamoros, A las trabajadoras y los trabajadores del SITUAM a 59 días de huelga, A la clase trabajadora, que con su trabajo financia la educación pública básica y superior, A los padres de familia, a nuestros estudiantes y a nuestros hijos, que aún tienen el derecho de estudiar:

Hoy amanecimos con la terrible noticia del asesinato de la alumna menor de edad del CCH Oriente, Jenifer Sánchez, que consterna profundamente a la comunidad ceceachera y unamita. Desde la Asamblea de Profesores reclamamos a las autoridades universitarias y del gobierno justicia para Jenifer.

Este día trágico para la comunidad universitaria coincide con la realización de diversas asambleas de académicos y estudiantes en donde se votó un paro de 72 horas en los planteles Vallejo, Oriente, Naucalpan, Oriente y Sur del Colegio de Ciencias y Humanidades de la UNAM.

El proyecto de la Universidad Pública y de la Universidad Nacional ha cambiado según los intereses de la clase dominante. El gobierno del PRI no logró imponer cuotas en la UNAM por la heroica Huelga estudiantil de 1999-2000, pero desde entonces han implementado otros mecanismos para privatizar y elitizar a la Máxima Casa de Estudios de nuestro país. En el 2018 se registraron 130 mil alumnos para ingresar a alguna licenciatura de la UNAM y cerca del 90% de los solicitantes fueron rechazados. Hace años que el proyecto de la Escuela Nacional Preparatoria y de los Colegios de Ciencias y Humanidades dejó de ser una opción de estudio para la mayoría de la juventud proveniente de los sectores más humildes de la población a nivel nacional.

Este día se cumplen 59 días de una difícil huelga que encabezan las y los valientes trabajadoras y trabajadores académicos y administrativos del Sindicato Independiente de Trabajadores de la Universidad Autónoma Metropolitana (SITUAM). Una huelga que desnuda las difíciles condiciones laborales en la universidad pública y expone la realidad de las condiciones financieras en las que está la educación superior pública.

La huelga del SITUAM confluyó temporalmente con las huelgas de los trabajadores sindicalizados de las universidades de Chapingo, el Colegio de Postgraduados, la UABJO, la Agraria Antonio Narro de Coahuila, el paro nacional de los CECyT y las movilizaciones del magisterio nacional contra el nuevo proyecto de Reforma Educativa. En su conjunto, estas luchas son una muestra de los profundos problemas que atraviesa el sector educativo.

Mención especial tiene la lucha de las más de setenta mil obreras y obreros industriales de Matamoros, Tamaulipas, quienes desde enero han cimbrado al país al grito de “Veinte Treinta y Dos”, y este fin de semana pasado resistieron en la planta de Coca-Cola frente a golpeadores de la patronal y en por lo menos otras tres plantas de la industria metal mecánica fueron reprimidos por la policía estatal. De nuevo, con las trabajadoras en primera fila resistiendo incansable y valerosamente.

De un total de más de 40 mil trabajadores académicos que tiene la UNAM, cerca del 75% estamos contratados bajo un régimen de precariedad vergonzante. Este semestre lectivo, una profesora de asignatura de la modalidad de estudio en línea de licenciatura (la que más ha permitido a las autoridades presumir de un “crecimiento de la matrícula” en la UNAM) puede llegar a recibir hasta 380 pesos quincenales. Un “profesor ordinario de asignatura A” cobra 760.48 pesos a la quincena como sueldo por impartir clases de Medicina o Economía en el campus de Ciudad Universitaria.

En la Asamblea de Profesores de la UNAM nos organizamos, desde hace cuatro años, docentes de decenas de dependencias de nuestra Máxima Casa de Estudios. Hemos denunciado la política laboral de pauperización del personal docente que han seguido las autoridades de la UNAM en las últimas décadas y la irregularidad de los programas que ofrece la institución para mejorar nuestra situación, como el Subprograma de Incorporación de Jóvenes Académicos que establecía requisitos discriminatorios de edad, o actualmente el Programa Piloto para el fortalecimiento de la planta docente del bachillerato que ofrece 100 medias plazas para una población de casi 20 mil académicos, programa con el que las autoridades pretenden enfrentar entre sí y por migajas a la comunidad académica en el nivel medio superior.

La Asociación Autónoma del Personal Académico de la UNAM (AAPAUNAM) es una figura del sindicalismo “blanco”, o pro patronal, la cual posee la titularidad del Contrato Colectivo de Trabajo del Personal Académico. Son ellos los responsables de mantener la inestabilidad y la precarización laboral, y de aceptar sin chistar el pírrico aumento salarial que ofrecen año con año las autoridades al cuerpo docente.

Desde hace cuatro años Rectoría ha hecho oídos sordos de nuestra situación y de nuestras demandas. Las autoridades han sido renuentes en recibirnos alegando que no somos un interlocutor con legitimidad para ellos. Por ello, desde hace meses nos hemos reunido para discutir la pertinencia de crear un sindicato que le arrebate al AAPAUNAM la representación de los derechos de los miles de docentes precarizados que sostenemos la principal tarea sustantiva de la Universidad.

Para el próximo 2, 3 y 4 de abril, el Colegio de Ciencias y Humanidades plantel Vallejo iniciará un paro docente de 72 horas. A este paro posiblemente se sumen otros planteles universitarios cuyas Asambleas democráticas así lo determinen. Con el paro pretendemos visibilizar la situación insostenible del personal académico de la UNAM y explicar al estudiantado y al pueblo trabajador que financia a la Universidad nuestras demandas:

  • Aumento salarial del 50%.
  • Estabilidad laboral y definitividad para el cuerpo docente. 3) Mejores condiciones laborales y grupos de máximo 24 alumnos.

Así mismo nos solidarizamos con las actuales luchas en curso y exigimos al gobierno en funciones que otorgue un mayor presupuesto al sector educativo, el cual permita satisfacer las demandas de las huelgas en turno.

Rechazamos también las soluciones “migaja” que pretende imponer Rectoría, como es el programa de 100 medias plazas para el nivel medio superior. Programa por mucho de menor impacto que, por ejemplo, el Programa General para Promover la Estabilidad del Personal Académico de 1993.

Hacemos un llamado a las autoridades universitarias a comprometerse a no generar represalias contra ningún integrante del cuerpo académico de la UNAM que decida ejercer sus derechos democráticos más elementales como es la libre manifestación, organización y sindicalización.

La precarización en la UNAM y en el sector educativo universitario es tan grande que las autoridades no tienen ni siquiera que despedirnos; basta con no renovar el contrato temporal que en muchos casos es semestral. Más de 30 mil académicos tienen temor de expresar su inconformidad porque podría implicar la pérdida de su fuente de sustento familiar. De esta forma, exigimos a las autoridades de la Universidad a no intentar ninguna represalia contra cualquiera de los participantes de esta protesta docente.

Reconocemos y observamos la solidaridad que se ha expresado en quienes son nuestra razón de ser: el estudiantado. Tengan por seguro que su cobijo y apoyo animará, quizá, a sus profesores favoritos para alzar la voz por sus derechos. Por ello, a la comunidad docente de toda la UNAM, al estudiantado y a la sociedad en general los convocamos al siguiente:

Plan de acción

  1. Denunciamos y exigimos justicia para Jenifer Sánchez Domínguez, estudiante del CCH Oriente.
  2. Celebrar Asambleas Docentes y tripartitas (estudiantes, trabajadores administrativos y académicos) en todas las dependencias para discutir sumarse al paro de 72 horas y a otras acciones que cada comunidad académica decida hacer.
  3. Paro académico del martes 2 de abril al jueves 4 de abril del 2019, exigiendo mayor presupuesto para poder dar solución a todas las luchas del sector educativo, a todas las luchas obreras en curso y a las demandas de la Asamblea de Profesores de la UNAM.
  4. Hacemos un llamado a realizar, en el marco del paro docente, un acopio monetario para el fondo de huelga del SITUAM en todas las dependencias que se sumen a la lucha.
  5. Realizar Asambleas docentes el martes 2 de abril en cada dependencia con la finalidad de discutir la problemática laboral de la UNAM y votar representantes que asistan a la plenaria de la Asamblea de Profesores de la UNAM el sábado 6 de abril. En esta plenaria se discutirá la ruta crítica para la formación de un sindicato democrático, independiente y combativo que represente y defienda los intereses de los trabajadores académicos de la Universidad.
  6. Realizar una marcha el miércoles 3 de abril de La Bombilla a Rectoría a las 12 del día.
  7. Invitamos al foro “Precariedad laboral y salarial de los profesores universitarios” el jueves 4 de abril desde las 15 horas en el auditorio Aurora Jiménez, del Edificio E de la Cámara de Diputados, donde integrantes de la comunidad académica y de la Asamblea de Profesores debatirán las problemáticas y soluciones del sector con diputados en funciones.

La Asamblea de Profesores saldrá a lucha codo a codo con el resto de los sectores industriales y educativos en lucha puesto que sólo así conseguiremos el triunfo para todas y todos.

Solidaridad estudiantil con los paros de profesores de CCH’s






Temas relacionados

Asamblea de Profesores de la UNAM   /   CCH Naucalpan   /   CCH Oriente   /   CCH Sur   /   Mundo Obrero México   /   CCH Vallejo   /   UNAM

Comentarios

DEJAR COMENTARIO