Mundo Obrero México

DESPIDOS

Prevén más despidos en la industria autopartista

Las patronales autopartistas proyectan más despidos en el sector, pese al regreso a labores desde el 1 de junio, la crisis económica impactará duramente en la industria automotriz a nivel mundial.

Alex Osorio

México

Jueves 11 de junio | 16:39

La pandemia por Covid-19 ha implicado una sacudida del conjunto de las economías de todos los países, según el Fondo Monetario Internacional, 170 países proyectan un decrecimiento económico. En este marco la industria automotriz ha registrado un desplome en ventas a nivel internacional y un paro de operaciones generalizado.

La poderosa industria autopartista mexicana, íntimamente ligada a la demanda de autos del mercado estadounidense se encuentra en serios aprietos, la demanda ha caído y las mil 500 fábricas de autopartes que son movilizadas por poco más de 800 mil trabajadores en todo el país, puede apostar a sostener sus ganancias sobre la base de despidos, recortes salariales y un aumento exponencial de la precarización en el gremio.

Al respecto, Ulrich Thoma, presidente del Clúster Automotriz de la Zona Centro asegura que para el segundo semestre de este año se proyectan reducciones de turnos, despidos e incluso cierres de algunas plantas: “dependerá de las ventas que haya hacia el segundo semestre, pero es posible que haya despidos, como también es posible que haya reducciones de jornadas de trabajo” comentó.

Oscar Albín, presidente de la Industria Nacional de Autopartes proyecta una caída del 32% en el valor de la producción de componentes en México, ua perdida similar a la que se alcanzó en la crisis del 2009.

¿Quiénes pagan la crisis?

Desde el mes pasado, las patronales automotrices y el gobierno estadounidense han presionado al gobierno de la cuarta transformación para declarar la industria automotriz y autopartista como escenciales sobre la base del peso que tienen en el intercambio comercial. Argumentaron que sin el arranque de la industria en México sería imposible arrancar la producción en Estados Unidos.

Fue bajo este criterio que desde el 1 de junio, las autoridades federales decretaron el fin de las jornadas de sana distancia y el inicio del semáforo epidemiológico, que marcaba el regreso al trabajo en la industria automotirz y autopartista, así como la minera y la construcción.

Leer: Contagios y fallecimientos entre los obreros de Volkswagen

Pese a que desde el 1 de junio se han llegado a más de mil contagios por día, el gobierno federal no ha dado indicios de reconsiderar la reapertura de estas industrias, que implicaría exponer a millones de trabajadores al contagio.

Para intentar controlar un regreso más armonios, la Secretaría de trabajo dictaminó una serie de lineamientos para volver al trabajo, pero esta situación no ha servido de mucho. En Izquierda Diario hemos dado a conocer las denuncias de los obreros de Kaltex denunciando la baja calidad de sus cubrebocas, situación que se reproduce en decenas de fábricas y los obrero de General Motros Silao ya reportan dos contagios en la fábrica desde su apertura, en Volkswagen pese a que la fábrica se abrirá el próximo 15 de junio se habla de por lo menos 10 decesos confirmados por Covid-19 y 28 trabajadores contagiados.

Leer: Trabajadores de Kaltex denuncian mala calidad de sus cubrebocas

Al parecer el criterio de las patronales es sostener sus ganancias a costa de la vida de los trabajadores. En un primer momento los obliga a regresar al trabajo en medio del pico de contagios y ahora asegura que en el próximo semestre se esperan despidos y cierres de fábrica.

Esta situación no podemos permitirla. Los trabajadores deben de ser quienes decidan si se apertura o no las fábricas y qué es lo que producen. Hoy en medio de la pandemia, un auto no es esencial, pero si un respirador, por eso los trabajadores que son quienes sostienen la producción, tienen la capacidad de reconvertir la producción para poder satisfacer la demanda de ventiladores y otros implementos necesarios para combatir la pandemia.

Por otro lado, es fundamental que las comisiones de higiene y seguridad sean electas desde la base trabajadora y responda a la base. Estas comisiones deben de exigir los insumos necesarios para evitar los contagios y si no hay condiciones de salubridad, pueden decretar el cierre.

Así mismo, toda fábrica que despida o incumpla con las medidas de salubridad, debe ser expropiada y puesta a funcionar bajo control obrero, en medio de la pandemia ninguna familia puede quedar en la calle.

Invitamos a todos los trabajadores de la industria autopartista a denunciar las irregularidades en sus centros de trabajo, nosotros publicaremos sus denuncias de forma totalmente anónima, puede dejar tu denuncia abriendo este link. ¡Nuestras vidas valen más que sus ganancias!






Temas relacionados

Covid-19   /   Mundo Obrero México   /   Industria automotriz   /   Autopartistas

Comentarios

DEJAR COMENTARIO