RECORTES A LA EDUCACIÓN

Polémica por supuesta cancelación de becas Conacyt

La próxima directora del Conacyt, Marìa Elena Álvarez Buyllia solicita al actual director del organismo, Enrique Cabrero Mendoza, la suspensión de convocatorias que afectarían el presupuesto en el periodo de su mandato.

Miércoles 3 de octubre de 2018 | 22:12

En el documento del 24 de septiembre de 2018 María Elena Álvarez-Buylla Roces, próxima directora del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), envió un oficio al actual dirigente del organismo, Enrique Cabrera Mendoza, en el que se solicita suspender las convocatorias abiertas y contratos que puedan afectar y comprometer el presupuesto del 2019 y subsecuentes.

Se trata de 11 proyectos, en los que se incluye al Fomento Regional para el Desarrollo Científico, Tecnológico y de Innovación; a los Fondos Mixtos del Conacyt (que es uno de los dos instrumentos que conforman el Programa Presupuestario de la institución); el Fondo Para el Fomento y Apoyo a la Investigación Científica y Tecnológica en Bioseguridad Y Biotecnología; además de otros relacionados con la Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación.

Dado que el Conacyt es el encargado de distribuir los recursos a los científicos becados (investigadores, académicos y estudiantes) por el país, la noticia no fue bien tomada por la comunidad de investigadores.

El martes 2 de octubre, Álvarez-Buyllá, aclaró su petición y aclaró que “no se solicitó suspender todas las convocatorias, sino sólo aquellas que comprometan recursos del Presupuesto de Egresos de 2019; enlistando algunas posibles” suspensiones, y recalcando que sólo buscaban suspender las que comprometían el presupuesto del siguiente año (incluidos los contratos) y que todo se evaluaría en la siguiente administración que inicia en diciembre de este año.

Manifestó que se enteraron con sorpresa de la difusión del oficio en medios de comunicación y redes sociales que han tergiversado "el objetivo y acuerdo entre el Dr. Cabrero y una servidora, y del oficio mismo" por lo que hizo un llamado al actual director del Conacyt para realizar una investigación interna que deslinde responsabilidades.

Finalmente, expresó que el oficio se elaboró “de buena fe”, a pesar de esto, la carta filtrada asegura que la solicitud la hace con base en el artículo 61 de los Lineamientos Generales de los procesos de entrega-recepción y rendición de cuentas de la Administración Pública Federal, pero en este nunca se sostiene que el gobierno entrante pueda solicitar la suspensión de programas a la administración que aún está en el poder.

En redes sociales se repudió esta acción, algunos usuarios apuntaron a que "realmente no sabemos cómo se están jugando los recursos en becas fantasmas dentro de la institución y "Si la administración entrante lo sabe, pues solicitamos que sean claros y digan por esto, esto y esto otro queremos que se suspendan”.

Todo esto apunta a de una serie de compromisos del nuevo gobierno que no podrán o no querrán cumplir, con el pretexto de la austeridad presupuestaria. Pero al mismo tiempo habrá que ver si lo que se busca es dar continuidad a las negociaciones con empresarios, las cuales apuntan hacia la privatización de la educación especializada y asegurarían sus negocios multimillonarios.

Aún no queda claro cuál será la inversión en ciencia y tecnología y, por el contrario, al estudiantado le preocupan los posibles recortes futuros a la investigación, que de por sí, ha sido un ramo bastante olvidado de los gobiernos del PRI y PAN.






Temas relacionados

Transición 2018   /   Educación en crisis   /   CONACyT   /   Ciencia

Comentarios

DEJAR COMENTARIO