Sociedad

DERECHO A DECIDIR

Pobres y trabajadoras: las más afectadas por la clandestinidad del aborto

El aborto es una realidad en el país, sin embargo su ilegalidad he hecho de esta práctica una tortura para las mujeres en México. Mujeres que pierden la vida, van presas o tienen afectaciones de salud por realizarse un aborto en la clandestinidad y de forma insegura.

Joss Espinosa

@Joss_font

Viernes 25 de octubre | 18:11

En los últimos años, el tema del aborto volvió a ponerse a debate, gracias a las enormes movilizaciones impulsadas por mujeres a nivel internacional. Y mientras la marea verde crece en las calles, los partidos cierran filas, para hacerse de oídos sordos y no avanzar en la legalización del aborto.

Mientras ellos siguen decidiendo sobre nuestros cuerpos, a diario más mujeres mueren o son condenadas a prisión. En su mayoría son mujeres pobres y trabajadoras, como lo han mostrado cifras de distintas ONGs. Por el contrario, las mujeres ricas pueden practicarse abortos de manera segura en clínicas privadas o en el extranjero.

Esto se debe al total desconocimiento de los derechos, y que las leyes son letra muerta, sumado al abuso que ejercen funcionarios del sector salud ante ese desconocimiento.

Pese a que en el país la mayoría de las penas por aborto no rebasan los 4 años de prisión, la historia se complica cuando a las mujeres no se les sentencia por aborto, sino por homicidio agravado en relación de parentesco, delitos que tiene penas de hasta 40 años.

Para todas estas mujeres la amnistía que propone el gobierno federal no aplica, pues el homicidio agravado con relación de parentesco es un delito grave. Es decir, muchas de las mujeres que hoy se encuentran presas por aborto, no saldrían libres con la amnistía, y seguirán presas injustamente muchas más.

Este ha sido el caso cientos de casos de mujeres presas o sancionadas por tener abortos incluso espontáneos, algunas ni siquiera sabían del embarazo. Muchas de ellas llegan al hospital con hemorragias, y cuando detectan que es un aborto, automáticamente se les denuncia y se les niega el acceso médico.

En otros casos, las mujeres tienen abortos espontáneos en la línea de producción o en sus centros de trabajo por la carga laboral y la precarización a las que son expuestas.

¿Por qué hablamos de educación sexual?

México es de los primeros países en la lista de embarazos adolescentes, y esto es en buena medida a la falta de educación sexual integral desde el nivel básico, la cual ha sido bloqueada por sectores conservadores liderado por las iglesias católicas y evangélicas que no solo tienen peso en la sociedad, sino que tienen alianzas con el Estado.

En los casos en los que se da educación sexual, esta se da de manera superficial y heteronormada, y no está en función del disfrute pleno de la sexualidad. Sumado a esto, las niñas y adolescentes que quedan embarazadas, son obligadas a parir, sin posibilidades de continuar con sus estudios o desarrollarse profesionalmente.

Muchos de los argumentos en contra, incluyen cuestiones morales y responsabilizan a las mujeres por tener embarazos no deseados, esto a la par de que se niega el acceso a la información sobre métodos anticonceptivos, enfermedades de transmisión sexual, etc.

Es un círculo vicioso en el que el Estado no se hace responsable de la falta de educación sexual, y un sistema de salud que permita el acceso a métodos anticonceptivos, y cuando mujeres quedan embarazadas son obligadas a parir, al no estar legalizado el aborto.

Esto sin contar los casos de mujeres violadas a las que se les niega la práctica pese a que el aborto está permitido por esta causal, y no requiere haber levantado una denuncia para practicarlo, los funcionarios del sector salud ponen trabas para que esto pueda suceder, apelando a la objeción de conciencia.

¿Despenalización o aborto legal, gratuito y seguro?

Después de la despenalización del aborto en Oaxaca, los congresos locales han hecho de todo para bloquear el avance de la despenalización en otros estados. Algo parecido sucedió desde 2008, en el que después de que se aprobó el ILE en la CDMX, 13 entidades votaron reformas constitucionales que protegían la vida desde la concepción, es decir, leyes antiaborto.

Por otro lado, a nivel nacional, actores al interior del Morena, celebran tener iniciativas para reformar el condigo penal y la ley de acceso a la salud, y avanzar con la despenalización, sin embargo, esto encuentra trabas el interior del propio partido, empezando por AMLO, sumado al resto de partidos conservadores que integran el parlamento.

Pero, el límite concreto es que, la despenalización no garantiza que el aborto se practique de manera segura y gratuita. El único avance significativo seria que las mujeres no vayan presas por abortar. Lo que se ve en la CDMX es que son insuficientes las clínicas y fichas para las mujeres que quieren practicarse un ILE en la cuales el procedimiento es con medicamento sin seguimiento.

A la par, si se despenaliza, pero no se garantiza de forma gratuita en los hospitales, serán clínicas privadas las que realicen el procedimiento, volviendo al punto de partida en el que, las mujeres más pobres y trabajadoras precarizadas, no podrán acceder a realizarse un aborto de manera segura.

Luchar hoy por el aborto, es luchar también por rescatar al sector salud, el cual con el argumento de la austeridad republicana, está siendo desmantelado, después de sexenios de abandono, con lo que queda claro que la salud del pueblo no es una prioridad para el Gobierno, como lo es la Guardia Nacional, ya que de él se sirven millones de trabajadores y trabajadoras a nivel nacional.

Para conseguir el acceso al aborto, libre, legal, seguro y gratuito, es necesario arrancarlo en las calles, sin esperar la voluntad de los congresos o del gobierno Federal, que ha mostrado que no la tiene. Para que el aborto deje de ser un privilegio de clase, continuemos en las calles hasta que sea ley.






Temas relacionados

Despenalización del aborto   /   #AbortoLegalEsVida   /   Aborto legal, seguro y gratuito   /   Derecho al aborto   /   Sociedad   /   Géneros y Sexualidades

Comentarios

DEJAR COMENTARIO