Internacional

ELECCIONES EN ESTADOS UNIDOS

Pelea voto a voto por los resultados en los estados de Florida y Arizona

El martes por la noche los candidatos apoyados por Donald Trump para el Senado y la Gobernación de Florida se atribuyeron la victoria. Pero el margen es mínimo y podría haber recuento manual de votos. Hay una situación similar por el Senador por el estado de Arizona.

Viernes 9 de noviembre | Edición del día

El martes por la noche los candidatos apoyados por Donald Trump para el Senado y la Gobernación de Florida se atribuyeron la victoria. Pero el margen es mínimo y podría haber recuento manual de votos.

El estado de Florida se convirtió en el foco de atención del día después de las elecciones de medio término. La diferencia entre republicanos y demócratas es tan corta que aún no están confirmadas las victorias republicanas en el Senado y la Gobernación.

Para el Senado, ley electoral del estado establece que si la diferencia entre el primer y segundo más votado es menor al 0,25%, se debe realizar el conteo manual de votos. En esta categoría el actual gobernador republicano Rick Scott, aventaja por apenas 0,26% al senador demócrata que busca la reelección, Bill Nelson.

Este porcentaje significan 21.888 votos, la tercera parte de la diferencia que había la noche de las elecciones. "Es justo decir en este momento que los resultados de la elección del Senado de 2018 son desconocidos", indicó hoy Marc Elias, abogado del veterano Nelson.

La Gobernación, peleada

Otro supuesto triunfo electoral republicano que está en veremos es la Gobernación.
Según los últimos datos oficiales, aun no definitivos, ahora solo separan 38.515 sufragios (0,47 puntos) al republicano DeSantis y el demócrata afroamericano Andrew Gillum. Una diferencia significativamente menor a los casi 80.000 que había el martes a la noche cuando el republicano se proclamó ganador y el demócrata no lo cuestionó.

Con más de 8,2 millones de votos escrutados, DeSantis tiene 4.069.451 (49,62 %) y Gillum 4.030.936 (49,15 %). Según la ley estatal, cuando la diferencia es de menos de 0,5 puntos es necesario recontar los votos, pero eso no se decidirá hasta que no concluya el actual escrutinio.

Gillum, después de conocer que la diferencia entre ambos se estrecha cada vez más, dijo que está "esperanzado" con un resultado favorable. "A pesar del hecho de que estamos un poco por debajo en los números, estamos esperanzados de que todos los votos se contarán en esta contienda para así estar seguros de lo que todos hicimos y decidimos en esta elección", aseguró en un vídeo en Facebook.

Las autoridades electorales de Florida no han dado información sobre los votos que quedan por contar, pero Gillum subrayó la necesidad de que se contabilicen "todos", los emitidos por correo, de manera anticipada, el día de las elecciones o los provisionales.

Además llamó a los votantes "provisionales" que no dejen pasar la oportunidad, que vencía el jueves, de validar su voto acudiendo a las oficinas electorales, pues si no se perderán.

De Santis, apoyado por el presidente Donald Trump, y Gillum, avalado por el ex presidente Barack Obama, sostuvieron de principio a fin una pelea muy reñida en las encuestas, que en la última semana favoreció al demócrata, actualmente alcalde de Tallahassee, la capital de Florida, y primer candidato afroamericano para la Gobernación de Florida.

A medida que se completan los resultados, otros cargos, como el de Comisionado de Agricultura, tienen como ganadora ahora a la demócrata Nicole "Nikki" Fried por 575 votos, según cifras oficiales. "Todavía podemos ganar", dijo Fried a sus seguidores en una campaña en la que ya se había dado por ganador al republicano Matt Caldwell.

Los demócratas, que a nivel nacional recuperaron la cámara baja tras 8 años de dominio republicano, se impusieron también en dos distritos clave del sur de Florida y en los principales centros urbanos del estado.

Arizona, otro estado en disputa

El Partido Republicano demandó a la Secretaría de Estado de Arizona y las oficinas de registro en los quince condados estatales por el método en que se procesan los votos anticipados, al mismo tiempo que este jueves la demócrata Kyrsten Sinema superó a la republicana Martha McSally en la contienda por un puesto en el Senado.

Se estima que a nivel estatal todavía no se han procesado 340.000 boletas, una cifra considerable en este proceso. El jueves por primera vez, la demócrata tomó la delantera en el conteo de votos en la ajustada carrera que mantiene con McSally, por un margen de apenas 2.106 votos.

De acuerdo a los nuevos números dados a conocer por la Oficina de la Secretaria del Estado de Arizona, Sinema acumula 916.380 votos (48,9%) frente a 914.369 papeletas a favor de McSally (48,8%), aunque aún es prematuro declarar un ganador.

Según documentos presentados a última hora del miércoles ante la Corte Superior del Estado de Arizona, los republicanos cuestionan la forma en la que los condados verifican las firmas de boletas tempranas que fueron entregadas en las urnas el día de las elecciones.

En disputa se encuentran particularmente, los votos anticipados en el condado de Maricopa, el más grande en el estado y que incluye la capital Phoenix, así como en el condado de Pima, en el sur de Arizona, donde se permite a los votantes validar las boletas tempranas hasta cinco días después de las elecciones.

En caso de que al final exista una diferencia menor a un punto porcentual entre las dos candidatas se podría iniciar un recuento de los votos.







Temas relacionados

Elecciones intermedias EEUU   /    Donald Trump   /    Republicanos   /    Demócratas   /    Partido Republicano   /    Partido Demócrata   /    Florida   /    Estados Unidos   /    Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO