Mundo Obrero México

GENERAL MOTORS

Paro técnico en GM Ramos Arizpe y en maquilas de Juárez por huelga en EU ¿Y los obreros?

Dos plantas del Complejo General Motors en Ramos Arizpe, Coahuila iniciaron paro técnico este 7 de octubre, a causa de la huelga que sostiene el sindicato UAW en Estados Unidos. También pararon en Chihuahua dos fábricas proveedoras, se suman al paro de producción en la Planta de Silao.

Lunes 7 de octubre | 17:59

Este 7 de Octubre las plantas de Motores y Transmisiones de General Motors Complejo Ramos Arizpe, en el estado de Coahuila arrancaron con un paro técnico (paro de la producción por parte de la empresa). La razón es la falta de provisión de materiales y componentes por la huelga que el Sindicato United Auto Workers (UAW) sostiene en Estados Unidos por mejores salarios, prestaciones, contratos permanentes para trabajadores temporales, etc.

Según la misma empresa, el paro técnico será por tiempo indefinido y afectará parcialmente la producción del motor GEN V y la transmisión CVT, así como al 7.5% de la plantilla laboral del Complejo Ramos Arizpe, que se traduce en un total de 415 trabajadores.

La carga, recae sobre los obreros

A los trabajadores suspendidos se les paga solo un fracción de su salario, a muchos se les suspende a cuenta de vacaciones, cuando concluyan se les pagará también solo una parte de salario.

Para la empresa, se trata de una afectación menor, como declara su oficina de Relaciones Públicas, debido a que se sigue produciendo el motor CSS y los complejos de Toluca y San Luis Potosí siguen produciendo de forma normal. Pero para los trabajadores que dependen de cobrar sus sueldos completos para llevar comida a sus mesas y atender las necesidades de sus familias, se trata de un duro golpe.

Los paros técnicos no afectan exclusivamente a los trabajadores de la General Motors, sino también a los trabajadores de las maquiladoras y fábricas que proveen a la transnacional estadounidense en los estados del Norte y del Bajío.

En Chihuahua ya son dos las empresas que han comenzado paros técnicos debido a la huelga de los obreros de General Motors en EE.UU. como confirmó la secretaria de Trabajo estatal sin decir cuáles son las fábricas ni el número de trabajadores afectados, aunque el domingo ya se sabía que una era Mahle.

El número podría incrementarse hasta las 12, según Luis Carlos Ramírez López, presidente de la Asociación de Maquiladoras y Exportadoras de Chihuahua (Index), citado por La Jornada.
Se trata de las empresas que elaboran circuitos eléctricos, rines, compresores, molduras de plástico y otras autopartes para la General Motors.

Los obreros afectados podrían ser cerca de 6 mil en Chihuahua y 10 mil en Cd. Juárez, según cálculos de las autoridades y de la asociación empresarial. Los trabajadores suspendidos podrían recibir solo 50% de su salario, los primeros afectados son 170 obreros de la empresa Mahle.

Estas nuevas empresas en paro técnico se suman a la Planta General Motors de Silao y a las empresas maquiladoras de Matamoros que han reducido producción y salarios.

El gobierno prepara “estrategias de apoyo”, pero para las empresas

Las declaraciones de los patrones de Chihuahua y del gobierno estatal expresan descaradamente el acuerdo existente entre ambos sectores para garantizar las ganancias de los capitalistas y descargar los costos de la huelga en Estados Unidos sobre los trabajadores de este lado de la frontera.

Luis Carlos Ramírez López, presidente de Index Chihuahua ha declarado que deben ser el gobierno del estado y los gobiernos municipales, los que “apoyen” a los obreros en los casos en que se realicen paros técnicos y reducciones salariales. Es decir, que sean los trabajadores los que vean afectados sus ingresos y si acaso, que el gobierno los “apoye”.

Aunque gracias a esos obreros super explotados las empresas se han hecho millonarias, que a ellos se les cargue el costo de los paros técnicos.

Por su parte, la secretaria del Trabajo y Previsión Social, Ana Herrera Laso justifica los paros, porque “la ley permite este tipo de estrategias en las que las empresas paran su producción”, reduciendo salarios y/o suspendiendo trabajadores.

También declaró que “Hasta el momento no se ve una afectación debido a que las empresas en Estados Unidos tenían reserva suficiente, pero en algún momento se sentirá el impacto negativo y por eso estamos trabajando en diversas estrategias de apoyo”.

Por supuesto que hay afectación, los perjudicados son los obreros, pero para el gobierno de Chihuahua no es importante que los trabajadores y sus familias tengan que apretarse el cinturón mientras los patrones tengan “reserva suficiente”. Las “estrategias de apoyo” de las que habla la secretaria de Trabajo son para los empresarios, no para los obreros, eso queda claro.

Exactamente lo mismo pueden esperar los trabajadores de GM en Silao, Ramos Arizpe y las empresas proveedoras en otras ciudades y estados del país, es decir, que la ayuda del gobierno sea para las empresas.

Veinte días de paro en GM

Por su parte los sindicatos han guardado un silencio cómplice, negándose defender los derechos de los sindicalizados, como debería hacer todo sindicato que represente auténticamente a sus trabajadores.

Los obreros automotrices pueden luchar si se coordinan desde abajo

La oposición a las suspensiones, las reducciones salariales y cualquier otra medida de las empresas, respaldada por el gobierno y avalada por los sindicatos charros debe venir de los trabajadores de base de cada empresa afectada y en coordinación con los obreros de las demás empresas, así como con los obreros en Estados Unidos.

Los obreros de General Motors Silao han puesto el ejemplo al rebelarse contra las exigencias patronales de trabajar un ritmo mayor para suplir la producción que no se está realizando en Estados Unidos, doce de ellos fueron despedidos. Pero ahora pelean por su reinstalación y por organizar a sus compañeros, mientras se mantienen en contacto con sus compañeros estadounidenses, que han sumado a sus exigencias, la reinstalación de los despedidos en México.

Un gran ejemplo de lucha obrera que puede ser retomado por los trabajadores de la industria autopartista en México es el de los obreros de Matamorosque a inicios de este año, rebasando a sus dirigencias sindicales charras y con métodos como la huelga, lograron aumento salarial de 20% y 32 mil pesos de bono, además de que han iniciado su lucha por un sindicato independiente a la CTM.

A nivel internacional, la coordinación de los trabajadores de la empresa Amazon en varios países de Europa es también un gran ejemplo de lo importante que es pensar y organizar una lucha internacionalista contra una gran empresa transnacional.






Temas relacionados

Mundo Obrero México   /   Guanajuato   /   Paro patronal   /   General Motors   /   Huelga   /   Estados Unidos

Comentarios

DEJAR COMENTARIO