Sociedad

DERECHOS DEMOCRÁTICOS

Otro defensor de la Tierra asesinado: suman 16 en lo que va del año

José Luis Álvarez, defensor del santuario del mono saraguato en Tabasco llevaba meses denunciando la extracción ilegal de especies en peligro, además del saqueo ilegal de arena y material pétreo en el río Usumacinta, explicó el dirigente ambientalista.

Martes 11 de junio | 13:11

El ecologista José Luis Álvarez Flores, defensor del santuario del mono saraguato en el estado de Tabasco, fue asesinado a balazos, informaron este lunes organizaciones ambientalistas. El defensor, de 64 años, fue hallado muerto este lunes con cinco disparos cerca del ejido Calatraba, en los límites entre Tabasco y Chiapas, confirmó Miguel Pérez, presidente de las Unidades de Manejo Ambiental (Uma) de Tabasco.

La UMA Saraguato, que Álvarez estableció en el 2012, es un área protegida de 345 hectáreas en Chablé, Tabasco, donde habita un centenar de monos saraguato, también llamados aulladores, además de iguanas y garzas tigre, entre otras especies en peligro por la explotación ilegal del río Usumacinta.

En los últimos meses, Álvarez había denunciado la extracción ilegal de arena y material pétreo en el río Usumacinta, así como el tráfico de especies y el atropellamiento de monos saraguatos, sin la protección de las autoridades. En las últimas semanas, el defensor había recibido amenazas de muerte, por lo que solicitó la protección estatal, pero nunca la recibió.

En lo que va del año, en México al menos 16 defensores de la Tierra han sido asesinados. Gran parte de las agresiones han sido por parte de empresas y autoridades estatales, según advierte el Quinto informe de la situación de violencia y agresiones de los defensores de medio ambiente en México, elaborado por el Centro Mexicano de Derecho Ambiental (Cemda).

Tan solo el año pasado, 21 defensores ambientales fueron asesinados y se presentaron 49 ataques en su contra. Entre diciembre de 2010 y el mismo mes de 2018, en total 440 defensores fueron agredidos. Según el mismo Cemda, se habla de una colusión entre el Estado, empresas y crimen organizado, las que facilitan las agresiones contra los defensores del medio ambiente.

El caso de José Luis Álvarez se suma a casos como el de Samir Flores, en Puebla; Manuel Martínez, en Hidalgo; Noé Jiménez Pablo, en Chiapas; Gustavo Cruz y Bernardino García, en Oaxaca; Quintín Salgado, en Guerrero; José Santiago y Sinar Corzo, en Chiapas, y Guadalupe Campanur en Michoacán, defensores ambientales asesinados este año.






Temas relacionados

Activistas ambientalistas   /   Represión   /   Ecología y medioambiente   /   Sociedad

Comentarios

DEJAR COMENTARIO