#LiverpoolEsParteDeTuMuerte

Otorgan amparo a funcionarios de Liverpool que trataron de ocultar el feminicidio de una trabajadora

A finales de 2014 informamos sobre el asesinato de Angélica Trinidad Romero Severiano, dentro de las instalaciones de la tienda departamental Liverpool-Perisur. A ocho meses de los hechos, un juez federal ha otorgado amparos a los funcionarios acusados de ocultar el asesinato y alterar la escena del crimen.

Viernes 17 de julio de 2015

Foto: Facebook: Pan Y Rosas

La justicia en México es sólo una ilusión, que no existe para las personas pobres ni trabajadoras. Éste es el caso de la familia de Angélica Trinidad Romero Severiano que tras ocho meses de proceso legal, hoy ve como se libera impunemente a aquellos que intentaron ocultar su feminicidio.

Angélica tenía 24 años de edad, era trabajadora y madre soltera de una niña de 2 años. El pasado 16 de noviembre en el marco de la locura comercial del “Buen Fin”, su cuerpo fue encontrado sin vida en un baño para empleados, al interior de la tienda Liverpool sucursal Perisur ubicada al sur de la Ciudad de México.

Al dar cuenta de los hechos, la gerente de la tienda -Alejandra Olga Reyes Santos-, el director -Gustavo Humberto Godínez Cardoso- y el apoderado legal -Jorge Álvarez Montaño-, realizaron una serie de turbias maniobras para alterar la escena del crimen, y así tratar de evitar el escándalo en una fecha tan importante.

Los funcionarios de Liverpool contrataron un médico y funeraria particular, para que expidieran un certificado de defunción con causa de muerte por un infarto fulminante, supuestamente ocurrido en el domicilio de la trabajadora.

La empresa Liverpool jamás dio aviso al Ministerio Público de Tlalpan para que hiciera las diligencias del levantamiento del cadáver, impidiendo así que se asegurara la escena del crimen y se levantaran las pistas del probable asesino. “¿A quién protege Liverpool?” declaró en aquel entonces el primo de Angélica, Omar Robles.

El primer medio que dio a conocer sobre el terrible crimen fue La Izquierda Diario. Mediante comentarios en la nota se dio a conocer que el caso de Angélica no había sido el primero; se sabía de al menos dos casos más, en los que la empresa había callado y difamado a las víctimas. Asimismo se dio a conocer el hostigamiento de gerentes y directores contra trabajadoras y trabajadores de la tienda, así como casos de acoso sexual y discriminación por orientación sexual y por apariencia física.

La noticia del asesinato de Angélica se hizo viral y causó gran indignación contra de la empresa y las autoridades capitalinas, quienes se vieron obligadas a atraer el caso. Sin embargo la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF) intentó en varias ocasiones dar el carpetazo al caso, argumentando un “crimen pasional”, para con ello limpiar de cualquier responsabilidad a la empresa.

Después del escándalo y las protestas realizadas afuera de la tienda a principios de año, el 12 de julio el juez federal Fernando Córdova del Valle canceló el auto de formal prisión en contra los funcionarios de Liverpool acusados de haber ocultado el asesinato de Angélica Romero. Según informa el portal Terra Noticias, el juez argumentó la falta de pruebas suficientes en su contra y consideró que “las imágenes, testimonios y mecánica de hechos no se desprende que la gerente, el director y el apoderado tuvieran la intención o dolo para cometer un delito”.

Ésta no es la sido la primera vez que el gobierno de Miguel Ángel Mancera y las autoridades federales encubren a asesinos y feminicidas -ver caso de Cuauhtémoc Gutierrez de la Torre-, e intentan criminalizar y amedrentar a las víctimas y su familiares (como con lo hicieron con Yakiri Rubio).

En un país en donde cada 3 horas con 20 minutos la violencia machista nos arrebata a una mujer, casos como los de Angélica son muy frecuentes y muestran cómo para las empresas y los patrones, la vida de las trabajadoras simplemente no vale nada.

Sobre el caso de Angélica será muy importante de rodear de solidaridad a la familia para que este crimen no quede impune. Y como señaló Omar Robles, familiar de Angélica, para La Izquierda Diario: “Nosotros no buscamos dinero, lo que deseamos es que se capture al culpable. ¿Cómo es posible que Liverpool permita que un asesino esté suelto, impune, que esto pase en sus tiendas? ¿A quién protege Liverpool?”






Temas relacionados

Ciudad de México   /   Feminicidio   /   Tiendas Liverpool   /   Impunidad

Comentarios

DEJAR COMENTARIO