Mundo Obrero México

OPINIONES OBRERAS

Obreros de Matamoros: "Los hermanos migrantes no son el enemigo”

En Matamoros han habido publicaciones en redes sociales de rechazo los a migrantes que se concentran en los puentes internacionales. ¿Son ellos el problema? Preguntamos su opinión a Alexis N, obrero de maquiladora en el parque industrial.

Martes 15 de octubre | 14:33

Los últimos días en esta ciudad fronteriza, se inundan las redes sociales de rechazo a las y los migrantes que se concentran en los puentes internacionales de Matamoros y Brownsville, con esperanza de lograr cruzar a Estados Unidos.

Esta situación se vive en otros cruces fronterizos del país. ¿Son ellos el problema? Preguntamos su opinión a Alexis N, obrero de maquiladora en el parque industrial.

Yo ya me siento Matamorense, pero también fui migrante, llegue aquí hace 6 años de San Luis Potosí. Tengo familia aquí y del otro lado. Antes había sido deportado de Estados Unidos. En lo personal, no estoy de acuerdo con esas opiniones; a mí se me hace que se equivocan. En alguna parte leí que había más de 20 millones de mexicanos en Estados Unidos y varios millones más de otros países de Centroamérica. ¿Cómo le llamamos a eso entonces?

De acuerdo a nuestros corresponsales, también en redes y grupos de Facebook surge el rechazo a los extranjeros que se han avecindado en la ciudad o quienes han tenido una respuesta crítica a la asistencia humanitaria de las instituciones migratorias y gubernamentales. Se ha llegado al grado de inculparlos de asaltos y otros crímenes solo mediante rumores en redes sociales o por casos en particular. Alexis nos dice al respecto:

Yo veo que ahora se pone a los migrantes como el enemigo, así como hace Trump con los mexicanos. Eso es generar odio y ya vimos las consecuencias en la masacre de El Paso y los miles de deportados, niños en jaulas y todo eso. Entonces, ahora que si alguien les ayuda o que si el presidente municipal declaró que apoyara, ahí está la raza diciendo que cómo a ellos sí los apoyan, que cómo a ellos sí les dan empleo o que para ellos sí hay ayudas. A mi modo de ver, es lo mínimo que pueden hacer los gobiernos para gente en situación de indefensión.

Mire, yo participé del 20/32, a mí esa lucha me enseñó que para lograr hacer cumplir nuestros derechos hay que luchar por ellos, y eso conlleva sacrificios, y un migrante ya está sacrificando muchas cosas cuando se ve obligado a salir de su lugar de origen por la violencia o la falta de oportunidades. Ya parece que yo voy a estar ahora reclamándole al presidente municipal que por qué a ellos sí y a nosotros no. Ese no es el problema, los hermanos migrantes no son el enemigo.

Si esta gente, que se arriesga a mucho pasando por México, como los mexicanos cuando cruzamos, mi modo de pensar es que tienen que tener los mismos derechos. Si quieren trabajar aquí o del otro lado, tienen que tener las mismas condiciones que un trabajador de acá o del otro lado. Queremos estar mejor siempre, sí, pero eso es lo que no pasa: en Estados Unidos nos tratan mal a todos parejo, seamos del país latino que sea, como gente de segunda, pa’ lograr derechos uno batalla mucho.

La gente se enoja, que si porque dejaron basura o que si un migrante rechazó la comida; somos buenos para descalificar las causas justas. Pero no le ajustamos cuentas igual a los gobiernos ni les exigimos que cumplan con la lucha de por medio. Oiga, que les den ayuda no quiere decir que aguanten lo peor, yo lo miro diferente. A mí no me gusta también repetir lo que dicen los periodistas del imperio.

Todo esto ocurre en el contexto del endurecimiento de las políticas xenófobas y anti-inmigrantes de Donald Trump y en el marco de que el gobierno mexicano ha aceptado en los hechos ser un tercer país seguro, fungiendo como gendarme migratorio para la población centroamericana y del Caribe. No podemos olvidar que en un mundo global, la migración es un fenómeno internacional, migrar es un derecho, no un delito, ningún ser humano es ilegal.






Temas relacionados

Fronteras abiertas   /   Mundo Obrero México   /   migrantes centroamericanos

Comentarios

DEJAR COMENTARIO