Juventud

INSTITUTO POLITÉCNICO NACIONAL

Nueva escuela del IPN en Chiapas. La técnica al servicio... ¿De qué?

Con bombo y platillo, autoridades federales educativas, con Esteban Moctezuma Barragan a la cabeza, autoridades del IPN, con Mario Rodriguez Casas y autoridades del Estado de Chiapas, anunciaron el inicio de actividades de la UPIIP en Chipas.

Jueves 15 de octubre | 20:24

La Unidad Profesional Interdisciplinaria en Ingeniería Campus Palanque (UPIIP) la cuál es la nueva escuela del Instituto Politécnico Nacional (IPN) con sede en el sureño estado de Chiapas, es el nuevo proyecto estrella de la administración de Rodriguez Casas.

En una conferencia de prensa, donde anunciaron que las actividades de esta unidad iniciaran en un modelo híbrido en cuanto las condiciones sanitarias lo permitan, también confirmaron que esto se hará en el plantel No. 19 del Centro de Estudios Científicos y Técnicos del Estado de Chiapas.

En el comunicado leído y difundido se asegura que la primer generación contará con 121 alumnos y que el proyecto está planeado para tener una plantilla de 3500 alumnos.

Más planteles, misma realidad educativa.

Ya en sexenios pasadoa, Unidades del IPN fueron creadas para satisfacer la demanda de mano de obra altamente calificada, a la cual las empresas transnacionales les puedan pagar unos cuantos pesos.

Dichos casos son los de la unidades construida en Zacatecas para abastecer a la minería canadiense que se llena los bolsillos expoliando la zona, o la unidad de Guanajuato que nutre de ingenieros los grandes clusters automotrices.

En este momento, según la administración federal y politécnica, cooperara con el desarrollo de la infraestructura de los proyecto del gobierno federal. Entre líneas podemos leer que buscan que la educación publica y gratuita se ponga al servicio del Tren Maya, un proyecto ecocida y financiando en gran parte por el capital privado, la hipocresía de la 4T no tiene límites.

Sí construyamos más planteles, pero no para despojar de sus tierras a millones de pueblo indígenas, gente pobre y habitantes de la zona. No justifiquemos la inversión educativa sólo cuando hay millones de dolares en juego para un puñado de empresarios y desastre ecológico para los y las pobladoras-ñ.

Pero si bien celebramos la construcción de más unidades y escuelas públicas y gratuitas, creemos que estás tiene que estar al servicio de mejorar las condiciones de vida de los lugares donde se instalen, con proyecto que eviten que miles de comunidades estén sin luz, sin agua, sin servicios básicos, que nuestra labor académica y científica se proyecte en mejoras de la vida de la grandes mayorías y no en su venta para enriquecer a unos cuantos.

Es necesario más que nunca poner nuestra labor técnica, académica y científica al servicio de la "patria", como dice nuestro lema, pero esa patria es la de las millones de familias trabajadoras, campesinas y pobres que están arriesgando la vida en medio de la pandemia.

Y esto tiene medidas concretas, nuestros laboratorios de primer nivel para realizar pruebas de PCR; para generar respiradores mecánicos; para maquilar y distribuir gratuitamente insumos sanitarios en los hospitales, etc. Es decir, controlar qué y cómo se investiga dentro de nuestro Instituto, para servir realmente a quienes dan vida a la patria.

Urge construir al interior del IPN una corriente de docentes y estudiantes que pelee dentro y fuera de las aulas por la verdadera independencia científica y tecnológica del país, enfrentando los planes económicos del imperialismo (con Trump a la cabeza de esto) y de este y los gobiernos anteriores.

Más escuelas para más alumnos, más escuelas para más proyectos, más escuelas para mejores vidas, NO para enriquecer a los de siempre.






Temas relacionados

Esteban Moctezuma Barragán   /   Chiapas   /   IPN   /   Educación   /   Juventud

Comentarios

DEJAR COMENTARIO