Géneros y Sexualidades

VIOLENCIA CONTRA LAS MUJERES

“No deambular solas en las noches”: propuesta del titular de SSP Colima

El coronel Enrique Sanmiguel Sánchez "aconsejó" esto a las mujeres para evitar ataques; ¿después qué sigue, regresar a las cavernas?

Laura Aparicio

Pan y Rosas México

Jueves 14 de febrero | 23:22

Ante el aumento de la violencia en Colima, el secretario de Seguridad Pública del estado y coronel jubilado del ejército aconsejó a las mujeres no deambular solas por la calle durante las noches para evitar ser víctimas de algún delito.

Además declaró que las mujeres deberían extremar precauciones y no transitar por zonas concurridas o con alumbrado público deficiente.

El secretario Sanmiguel Sánchez no es el primero en señalar una barbaridad como esta, de la misma forma lo hizo Ana Miriam Ferráez, diputada de Veracruz que propuso toque de queda para las mujeres con el fin de evitar el feminicidio; así, muchos otros han hecho propuestas no sólo para tapar el sol con un dedo sino que encubren la realidad de las mujeres -particularmente las más precarizadas- e individualizan y simplifican el problema.

El titular de la SSP estatal también aseguró que las mujeres deben estar alertas porque las agreden cuando están solas. Estas "recomendaciones", en los hechos son medidas "preventivas" que las mujeres ya realizan por miedo -según las posibilidades de cada quién-; sin embargo las mujeres trabajadoras son las más vulnerables ante esta situación.

Nos quieren imponer el miedo y las salidas individuales

Lo cierto es que estas medidas no le hacen cosquillas al problema del feminicidio ni a la trata de mujeres, nosotras sabemos que nos desaparecen a plena luz del día y en lugares concurridos. El miedo sirve únicamente como forma de control social sobre las mujeres, buscan controlar nuestra vida y deseos, regresándonos al ámbito privado del hogar para que no salgamos de lo establecido, para que no hagamos política ni nos orgánicemos contra este sistema de podredumbre.

Por esta razón, las respuestas no vendrán de los funcionarios públicos que administran los negocios de los capitalistas, amparan las redes de trata y encubren a las fuerzas armadas que nos torturan, desaparecen y asesinan.

Durante el año pasado fueron asesinadas 79 mujeres en Colima, razón por la cuál el Congreso del estado aprobó algunas reformas a la Ley de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia para el Estado de Colima.

Entre los artículos modificados se encuentra el 60 Bis 2 Fracción Tercera que establece la capacitación de las instancias policiales en materia de derechos humanos y perspectiva de género; esto realmente resulta una burla porque sabemos de la colusión entre la policía y las redes de trata, además del papel del ejército en las detenciones arbitrarias, la tortura y la tortura sexual (instancia señalada con mayores cifras).

¿Ésta es la seguridad que nos dará el Estado mexicano?

La única solución viable para nosotras, las trabajadoras, estudiantes e indígenas, es la organización. Para esto, es indispensable el desarrollo de un amplio movimiento de mujeres en las calles y de una fuerte organización que exiga a los grandes sindicatos que se reivindican democráticos levante un paro nacional contra la violencia y la precarización.

Sólo con nuestra fuerza, la organización en las calles, en nuestros centros de trabajo y estudio, junto a nuestros compañeros de clase, lograremos frenar ésta barbarie que nos condena a la precarización y la muerte. ¡Las calles son nuestras!






Temas relacionados

seguridad pública   /   violencia contra las mujeres   /   Colima   /   Ejército   /   Géneros y Sexualidades

Comentarios

DEJAR COMENTARIO