Política México

ELECCIONES PRESIDENCIALES

"Meade tapadera de la corrupción": PAN, "que investiguen a Anaya": PRI

Continúa el cruce de fuertes acusaciones entre panistas y priistas en una carrera presidencial que apenas comienza y ya ha destapado presuntas cloacas por donde se desviaron y lavaron montos millonarios, triangulando dineros del erario y/o valiéndose de los paraísos fiscales.

Raúl Dosta

@raul_dosta

Miércoles 28 de febrero | 18:44

1 / 1

Y en este escandaloso sainete están participando gente de todos lados: Desde los voceros de las campañas, ambos candidatos, importantes figuras del Partido Revolucionario Institucional (PRI) y del Partido Acción Nacional (PAN), dependencias de gobierno como la Procuraduría General de la República (PGR), la Auditoría Superior de la Federación (ASF), e incluso organizaciones civiles interesadas como Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI).

Los hechos escandalosos que hemos atestiguado desde la mitad del sexenio de EPN con el descubrimiento de enormes desfalcos, abusos de autoridad, colusión con el narco, enriquecimiento ilícito… etc., de los gobernadores del nuevo PRI, como los bautizara el mismoPeña Nieto, se amplifican mediáticamente ahora que se involucra precisamente a dos candidatos fundamentales del stablishment político mexicano.

Ayer y hoy

Este martes 27, el presidente del PRI, Ochoa Reza, salió por enésima vez a pedir que Anaya sea investigado por el presunto enriquecimiento ilícito producto de la conversión mágica de un terreno de 10 millones de pesos en una bodega de 54 millones, sin que se sepa, ni el origen del capital invertido ni la existencia física de la empresa que aparentemente hizo la compra.

"Anaya se lo vendió a la empresa de su amigo Manuel Barreiro, a quien ahora trata de desconocer y quien hoy está en Canadá amparado, tratando de evitar que México y distintas instituciones financieras del mundo lo investiguen por llevar a cabo actividades ilegales" aseguró el presidente del PRI, rico empresario dedicado al regenteo de más de 500 taxis. Éste abundó:

Manuel Barreiro y Ricardo Anaya contrataron a unas personas para que ocultaran la ruta del dinero, para que esos 54 millones de pesos que han llegado a las cuentas de Ricardo Anaya recorrieran distintos países, incluyendo paraísos fiscales, para que no se supiera de dónde venía ese dinero.

Por su parte, Ricardo Anaya ha salido a contestar la acusación afirmando que se trata de un ataque político del PRI, y cuestiona a las instancias de gobierno: ¿por qué no proceden en mi contra la PGR y el SAT?” al tiempo que movilizó a 500 panistas ante la PGR para exigirle a ésta que diga si hay delito qué perseguir en su contra “luego de cinco meses de investigación”.

Asesorado por el “jefe Diego” Fernández de Cevallos, viejo lobo de mar en jurisprudencia y política de albañal (fue impulsor de que se quemaran las actas del fraude de 1988 y del desafuero de Andrés Manuel López Obrador (AMLO) con sugerentes videos hace 12 años), Anaya se apoya en que la PGR no hizo denuncia alguna en su contra (hasta donde se sabe) sino sobre su operador financiero Manuel Barreiro, quien huyó del país.

El día de hoy Javier Lozano (quien se hizo famoso por buscar un cadáver enterrado en una casa de los Salinas de Gortari, mediante una vidente) lanzó un video hecho hace 13 años para reforzar la idea de que la relación Anaya-Barreiro es profunda.

La PGR se habría encargado de preparar este golpe duro y a la cabeza contra el aspirante panista atendiendo rápidamente una supuesta denuncia recién recibida, sin embargo, es la misma PGR que se hace de la vista gorda en el caso de César Duarte y lo mantiene del otro lado de la frontera, mientras el gobernador Corral sigue acumulando pruebas y confiscando propiedades del corrupto exgobernador priista.

Una PGR bastante partidista cuyo actuar en los casos de Javier Duarte, Roberto Borge también ha dejado mucho que desear en sus pliegos de demandas, beneficiándolos al omitir diversas acusaciones que redundarán en penas mínimas a estos gobernadores del “nuevo PRI”.

Pero… ¿qué necesidad?

Los tiempos corren en camino a la disputa electoral del próximo 1 de julio y el repunte tan esperado para llegar al 40% prometido por Ochoa reza no se ve llegar.

La estrategia tanto de panistas como priístas es llegar a la elección por lo menos con el segundo lugar en las encuestas. Brincar de un tercer lugar a la victoria de un día para otro reduce la credibilidad de la elección misma, aunque el aparato fraudulento priista puede hacerlo sin ningún problema.

Ya lo vimos recién en las elecciones del Edomex, pero la irrupción del descontento de las masas no es predecible, por más que AMLO contribuyera a hacer una “elección pacífica”. Es clave quedar en segundo, más cuando la delantera de López Obrador en encuestas parece inamovible, por eso hay que desplazar a Anaya sí o sí.

Eso explicaría que el aparato priista se valga de la PGR y los medios para intentar desbancar al candidato del frente del PAN-PRD-MC, agarrándose de la oportunidad que le ofrece el mismo adversario al no cubrir bien sus triquiñuelas.

Sólo que hay un punto débil en esta campaña mediática, con qué cara pueden acusar de corrupción a sus adversarios luego de verse obligado a encarcelar a unos cuantos de sus funcionarios corruptos, sin mencionar los que están pendientes de ser indiciados, como el gobernador de Nayarit, el de Nuevo León, los extraditables, el chihuahuense César Duarte y el tamaulipeco Tomás Yarrington; la lista es larga.

Meade y Rosario Robles, un duo dinámico

Nos trataron de vender la idea de que, ante tanto funcionario corrupto, el PRI podría salir adelante, “adoptando” a un funcionario no partidista, que aparentemente no tendría que ver con el descrédito de Peña Nieto y su gobierno (26% de aprobación, nomás).

Pero la ASF tenía que meter su cuchara, al reportar resultados de sus auditorias a la glosa de gobierno del año 2016. Meses antes MCCI había publicado su investigación sobre la Estafa Maestra, donde diversas universidades de provincia habían servido para desviar enormes cantidades del presupuesto público a través de Sedesol y la Sedatu.

Te puede interesar:Rosario Robles encabeza millonario desvío de recursos en Sedesol y Sedatu

Meade tuvo que aceptar el hecho y dijo "me tocó como secretario de Desarrollo Social realizar una investigación con cargo de la cuenta pública". Según él, investigó los desvíos señalados por la ASF y separó de su cargo a 460 funcionarios. Pero el PAN contestó que “es totalmente falso que cuando José Antonio Meade estuvo al frente de la Sedesol se suspendieron a 468 (sic) servidores públicos, consecuencia de la realización de auditorías” y que de esta manera encubre un desfalco por 500 millones de pesos. Para demostrarlo Acción Nacional indicó que, si se revisa el Registro Público de Servidores Públicos sancionados, no aparece en ninguna parte esta relación de servidores públicos supuestamente suspendidos entre agosto de 2015 y septiembre de 2016.

Beneficiarios

Ya el Financial Times se ha hecho eco de esta pela y asegura, quizás prematuramente, que hay un desplome en la candidatura de Anaya. López Obrador, había declarado que le gustaría competir directamente con el PRI, aludiendo que Anaya esta “manchado de la corrupción” de la “mafia del poder”, obviamente porque el PRI está por debajo, por ahora, de la atracción electoral del panista.

Pero cierto es que el desvío de la atención mediática hacia estas disputas, reducen los cuestionamientos, temporalmente, hacia él por parte del periodismo más conservador y mientras se da tiempo para seguir construyendo su posible aparato de gobierno, recogiendo gentes de aquí y de allá, sin importar trayectoria política.

Si el PRI lograra desbancar a Anaya obligando a su sustitución por otro represente de Por México al frente tendría el camino abierto para intentar refrendar el poder, mediante un “salto” en las preferencias a pie de urna, como ha sido en las tres últimas elecciones, según dichos de algunos analistas; una manera de presagiar las tradicionales elecciones fraudulentas priístas.

Este sainete protagonizado por los de arriba son parte de una crisis de representatividad de las fracciones partidarias al servicio de los poderosos de este país y de las trasnacionales extranjeras. Unos como PRI, PAN y PRD, con enorme descrédito ante las masas, que ya han dado muestras de su capacidad de “gobernar” en un par de corrupción, miseria y violencia. Otro más, el Morena que busca afanosamente quedar bien con ellos, hablando de perdonar a sus antecesores en voz de AMLO, o, de aceptar la reforma energética y la entrega de el patrimonio nacional al extranjero, dicho en voz del vocero y “futuro” jefe de gabinete, según AMLO, el empresario regiomontano Alfonso Romo.

Nada bueno que esperar para quienes día a día cargan en sus espaldas la tarea de generar las riquezas que este país produce, para que los vivales de los patrones y sus partidos se aprovechen con la cuchara grande, con la explotación directa unos, otros con el manejo de los dineros públicos como si fuera de su propiedad.






Temas relacionados

Roberto Borge   /   Ricardo Anaya   /   José Antonio Meade   /   Política México   /   Javier Duarte   /   Elecciones 2018 en México   /   AMLO   /   César Duarte   /   Chihuahua   /   PAN   /   PRI

Comentarios

DEJAR COMENTARIO