Cultura

CONTRACULTURA Y MÚSICA INDEPENDIENTE

Massacre 68: los hechos y las palabras en la escena independiente

Vemos en redes sociales la polémica abierta en torno a Massacre 68, la banda legendaria de hardcore punk surgida en 1987, de la que hemos visto dos alineaciones con el mismo nombre: ¿cuál es el grupo original?, ¿sin Aknez no hay Massacre 68?, ¿quién tiene “derecho” al nombre?, ¿qué opinión pueden tener los seguidores de Massacre 68?

Sandra Romero

México | @tklibera

Martes 13 de marzo | 13:19

Massacre 68 surge en el ámbito contracultural de finales del siglo XX en la escena musical independiente mexicana, ligada al movimiento punk y como parte de las expresiones de protesta de una generación que organizaba sus eventos en resistencia a las redadas policiales en el barrio y ensayaba en casas obreras.

Hablando de la música comercial, es común observar rupturas y disputas legales por los derechos de una banda y sus letras. Escenarios donde independientemente de la calidad musical de un grupo y su origen, el desenlace de su trayectoria se ve marcado por la fama comercial y por haberse convertido en una marca o una fuente de ganancias para sus miembros, disqueras o representantes.

En muchos de estos casos las rupturas o reencuentros se dan con nuevas rolas de por medio, giras de “despedida” o ventas de discos, movidos por la amistad, la nostalgia, el dinero, las ganas de recuperar sonidos que les hicieron surgir o la necesidad de alejarse de ellos y de viejos conceptos. En otros casos, las cosas se dan en franca enemistad y entre “guerra” de declaraciones y reproches, que alcanzan a los seguidores y toman posición al respecto.

¿Cómo dirime un conflicto por el nombre una banda que no estuvo subordinada a la obtención de ganancias y sus tocadas fueron resultado de la amistad, el trabajo y la retroalimentación con la escena contracultural de la época, en ruptura y rebeldía contra lo establecido? Lo cierto es que a pesar de su desintegración oficial en 1991, por las razones que ellos sabrán, Massacre 68 es una referencia para el punk mexicano y en el ámbito independiente aún para las nuevas generaciones.

Desde entonces a la fecha hubo distintas alineaciones que surgían bajo este nombre, agrupadas por Aknes, el vocalista e integrante más conocido de la alineación original. Dos miembros originales de la banda viven fuera de México, lo que posiblemente dificultó la posibilidad de un reencuentro.

Fue 24 años después que Aknez, Julio, Pedro, Trasher y Virus, excepto el guitarrista Chompis, se reunieron y dieron algunos conciertos en 2015. Entonces anunciaron su reacercamiento en una conferencia de prensa, donde se mostraron dos concepciones distintas de lo que fue Massacre 68, mientras el guitarrista Miguel, Virus, habló de la banda como parte de un ideal surgido de jóvenes plebeyos, cuyos miembros eran parte de un movimiento real en la sociedad, Aknes enfatizó en las rencillas anteriores y afirmó odiar a los punks, pero que comprendía que cada quien tiene una etapa y al aceptar tocar en la banda de nuevo, debía acercarse a esta gente incomprendida.

Lo que parecía ser el regreso de la alineación original no se concretó luego que Aknez decidió dejar la banda un año después y así lo informó:

Con este antecedente, Virus, Trasher y Julio, sin Pedro, siguieron con el grupo, hasta la fecha, distanciados geográficamente pero con más facilidades tecnológicas que antes, grabaron nuevos temas en Colombia y realizaron una gira en Europa gracias a la invitación al Festival Puntala Rock 2017 en Finlandia, uno de los festivales punk más importantes de Europa, relato que comparten en una entrevista en su canal de youtube, el 31 de octubre de 2017:

Ahí explican su decisión por mantener su línea musical original, buscando potenciar ese hardcore que les dio origen como Massacre 68, aprovechando la experiencia musical adquirida con los años, luego de participar en otros proyectos. Y resaltan la importancia de sacar material nuevo, contra el estancamiento de seguir tocando lo de hace 30 años, creado por una alineación que ya no está completa.

Luego de esta gira anunciaron que seguirán como banda y reivindicaron poder compartir espacio con algunas escenas del activismo anticapitalista en Europa.

Más recientemente, en un par de entrevistas Aknes, con otra nueva alineación habló del uso del nombre de la banda, sabiendo que era un tema polémico y de la actividad vigente de sus ex compañeros, que realizaban nuevas producciones como Massacre 68, comenzó a decir que todo estaba bien si ambas alineaciones usaban el nombre.

Ante el revuelo causado en redes sociales Aknes, que entonces se presentaba como ex Massacre 68, pidió una disculpa por la falta que pudo causar a esa generación que vivió la matanza del 2 de octubre y planteó que el nombre de la banda fue un homenaje a la memoria de esa lucha, pero afirmó: “creo que somos una jodida payasada las dos alineaciones… hacer un disco no resuelve ningún problema en Massacre o ex Massacre, estamos peleando por egos.. Como Ex Masacre 68 salimos porque teníamos un disco, que vamos a terminar… con esto no vamos a reivindicar el punk ni nada de eso... Posiblemente declinaremos la banda”.

Luego afirmó que no permitirá que la otra alineación siga tocando y representando a Massacre 68 o que crean que apoyan un movimiento cuando no es así. Aunque para ser honestos, diversas entrevistas y reportajes señalan que la mayoría de las letras y música de la banda contaron con una participación mínima de Aknes y su mayor influencia viene de Trasher (así como su nombre), de Virus y July.

Finalmente Aknes anunció que el reciente concierto de La Casa del Lago sería presentado como Ex Massacre 68 y su despedida con el nombre de esta banda.

Este 2018 se cumplirán 31 años del surgimiento de Massacre 68, la ofensiva neoliberal ha educado desde entonces a varias generaciones bombardeadas por ideologías burguesas o reformistas, que pretenden imponer la idea de que es imposible pretender transformar el mundo.

Hablar de Massacre 68 como una banda emblemática dentro del hardcore punk mexicano, no sólo tiene que ver con el surgimiento de grandes músicos nacidos en el barrio, que lograron influenciar musicalmente a bandas posteriores.

Las mejores letras de antaño de la banda fueron reflejo de la rabia de una generación contra los gobiernos en turno, denunciaron la militarización, la desaparición forzada, la represión policial, en rechazo al sistema capitalista y sus fraudes electorales y una reivindicación del movimiento estudiantil de 1968, cuyo homenaje dio origen a su nombre.

El punk como tendencia contracultural y política marcada por la música, ha sido un cúmulo de experiencias y expresiones juveniles que hoy se siguen dando. Ante las injusticias actuales y la necesidad de reflexiones para la juventud que apunten contra el capitalismo, el concepto de lo que fue el origen de Massacre 68 mantiene vigencia.

Como hija de un ex preso político de aquel movimiento estudiantil del 68, que este año cumple su 50 aniversario de impunidad, y como seguidora de Massacre 68, me resultó inevitable no dar mi opinión.

Una banda que más allá de sus diferencias se mantuvo siempre independiente merece concluir este tema lejos de la carroña mediática, en congruencia con los ideales de quienes aún los sostienen.







Temas relacionados

Movimiento punk   /    movimiento del ‘68   /    Música   /    Cultura

Comentarios

DEJAR COMENTARIO