Sociedad

DERECHOS DEMOCRÁTICOS

Marihuana legal para uso científico y medicinal, ¿y el uso recreativo?

Este martes 20/6 entraron en vigor los cambios aprobados en la Ley General de Salud del Código Penal Federal. El uso medicinal y con propósitos de investigación científica del cannabis será ahora legal, así como la siembra, cultivo y cosecha con el mismo propósito.

Yara Almonte

Estudiante de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales-UNAM

Jueves 22 de junio

El Consejo de Salubridad General será el encargado de definir mediante investigaciones cuál será la regulación para la fabricación de medicamentos con derivados del THC (tetrahidrocanabinol). Cabe destacar que esta consejo es presidido por el actual Secretario de Salud y ex Rector de la UNAM, el priísta José Narro Robles, así como por los actuales secretarios de Hacienda y de Desarrollo Social, Antonio Meade y Enrique Miranda respectivamente.

En un máximo de 180 días, la Secretaría de Salud emitirá la normativa correspondiente a la reglamentación de la cannabis sativa e indica. Las sustancias de riesgo menor en la salud pública podrán ser investigadas en una concentración igual o menor al 1% de THC. Aquellos derivados, en la misma concentración, pero con amplios usos industriales, se podrán vender, importar o exportar.

Sin embargo, lo relacionado al uso recreativo de la marihuana es un tema que, como era de esperarse, falta por abordar y que continúa siendo negado por quienes gobiernan al servicio de los capitalistas, que actúan de acuerdo a las políticas prohibicionistas impulsadas por el imperialismo estadounidense. Además, la reciente deliberación deja de lado el problema del uso mayoritario de la marihuana para consumo individual y recreativo. Así como el problema de la pelea de plazas y de la estrategia fallida del gobierno de “enfrentar al narco” con una guerra que sirvió de excusa para militarizar el país.

En este contexto, la legalización del uso medicinal e industrial se topa con la enorme cantidad de patentes que controlan y especulan con la industria farmacéutica, generando ganancias millonarias a costa de la salud de millones de personas. Patentes que en su mayoría pertenecen a las principales farmacéuticas transnacionales como Bayer o Dupont.

Te puede interesar: Legalización de la Marihuana ¿para beneficio de la juventud o de las empresas?

Una política de legalización y regulación de sustancias, que vaya acompañada de un programa integral de salud, debe vincularse a la lucha contra la criminalización de la juventud, por la desmilitarización inmediata todo el país y por la liberación de todos los presos por consumo y autocultivo. Junto a la expropiación de las fortunas de los capos y la nacionalización de la banca, que es una pieza clave para el blanqueo de dinero “ilegal” que proviene de los negocios del crimen organizado.

En ese camino, es que está planteado luchar para que la banca junto a la industria farmacéutica y todos los negocios de los capitalistas, después de ser nacionalizados sin indemnización, sean puestos a funcionar bajo control de los trabajadores como primer paso para implementar una política farmacéutica y de salud que responda a los intereses de las grandes mayorías cortando de tajo con el multimillonario negocio que representa la salud privada.

Esto solo será posible con un amplio movimiento de los trabajadores y la juventud combativa que, en las calles conquiste sus derechos y logre, con la movilización independiente, imponer un elemental derecho democrático: la legalización de la marihuana con fines recreativos y de todas las drogas.






Temas relacionados

Marihuana   /   Legalización   /   Libertades Democráticas   /   Sociedad

Comentarios

DEJAR COMENTARIO