Internacional

PANDEMIA CORONAVIRUS

Maquiladora de Nike en Honduras suspende a miles de trabajadores sin salario por cuatro meses

La corporación Tegra Global, de capital estadounidense y la mayor fábrica de productos Nike en América Latina, emitió un comunicado en redes sociales en que avisaba a sus 9000 trabajadores que suspendía sus contratos sin ningún tipo de salarios.

Miércoles 25 de marzo | 17:28

*Artículo escrito con la colaboración de representantes de la Colectiva de Mujeres Hondureñas (CODEMUH)

“Todos los contratos laborales para todos los empleados directos e indirectos se suspenderán temporalmente a partir del lunes 30 de marzo del 2020 a las 12:00 a.m. hasta que la crisis de salud y seguridad hayan terminado… No sabemos cuánto durará esta suspensión, y esta es la razón por la cual la suspensión se establece por un tiempo máximo de 120 días”, dictamina la corporación estadounidense. Lo anterior implica que miles de trabajadores y trabajadoras quedarán sin salario al menos durante cuatro meses.

La Izquierda Diario conversó con Karla Hernández, obrera de 29 años organizada en CODEMUH, quien nos comentó que: “Esto es inhumano, cómo nos van a mandar a familias enteras para nuestras casas, sin ninguna base económica, nosotras somos maquileras, vivimos prácticamente al día, el salario no es gran cosas, tenemos deudas. Y durante cuatro meses… imagínese, yo tengo deuda con el banco. Y los bancos no se han pronunciado, yo tengo que seguir pagando”.

Karla agrega que “el gobierno puso cuarentena, nos despacharon, supuestamente durante una semana, pero cuando el gobierno extendió el tiempo surgió un comunicado de la empresa, que nos iban a suspender el contrato por cuatro meses, sin salario ni nada”.

En Honduras hay toque de queda desde el 17 de marzo en la noche, el gobierno cerró aeropuertos y fronteras. El sábado 21 anunció que el toque de queda es 24 horas hasta el 29 de marzo. Para Karla, el gobierno amenaza con apresar gente si salen a la calle. “La gente está angustiada, por perder sus fuentes de trabajo. La gente en cuarentena se quedaría sin comida, porque no tienen salario. No hay ninguna medida de protección. El gobierno lo que está dando es una bolsita con tres guineos, un repollo y dos tomatillos”, remarca.

El infierno de la maquila en Honduras

Según investigadores como Luis Manuel Pérez H. Pantoja y Susana Martínez Alcántara, de CODEMUH y la Universidad Autónoma Metropolitana de México , en la zona donde se ubica esta maquila (San Pedro Sula, departamento de Cortés), el 55% de quienes han trabajado hasta tres años en la maquila tienen trastornos músculo-esqueléticos llegando al 70% en quienes han trabajado 13 o más años. Además la ansiedad la padecen 46% de los trabajadores y trabajadoras: 46% estrés negativo y 44% depresión.

Estos datos están asociados por evitar el consumo de agua, la reducción del tiempo de almuerzo para lograr la cuota necesaria de producción. También al aburrimiento, la preocupación de sufrir daños en la salud, la falta de comunicación con compañeros de trabajo, la obligación de cumplir una meta de producción para mantener el salario y hasta la falta de movimiento por ciclos productivos de 30 segundos. El 80% de la maquila es compuesta de mujeres.

Que grandes segmentos de esta población puedan quedarse sin salario implica también que pierden su seguro social así como la posibilidad elemental de acceder a alimentos. En este sentido la política del gobierno de Juan Orlando Hernández (JOH) es abiertamente criminal, pues impone la cuarentena sin medidas económicas elementales, además de avalar los despidos y las “licencias” sin salarios.

Frente a esta situación, donde queda más que a la vista que para los empresarios, la vida de los trabajadores y las trabajadoras valen menos que sus ganancias, es urgente que la clase trabajadora adopte un plan de emergencia ante la situación que enfrenta. En primer lugar ni un despido ni licencias sin goce de sueldo. Los trabajadores tienen que exigir el resguardo y la cuarentena con todos los derechos sociales, económicos y laborales así como de las condiciones de salubridad. Si el trabajo no es esencial todos los trabajadores y las trabajadoras tienen el derecho a quedarse en sus casas con su salario integral.

Una fábrica como la Nike fácilmente puede ser reconvertida para atender las grandes necesidades sociales y de salud producto de la pandemia. Por eso toda la capacidad industrial de la misma debe ser puesta al servicio de las necesidades urgentes, como por ejemplo, la fabricación de mascarillas, ropa de cama, y demás implementos de salud afines, que permitan atender la emergencia sanitaria del Covid-19. Pero todo esto realizado bajo un comité de trabajadores, y no dejarlo en manos de la patronal e instaurando una comisión de sanidad para garantizar las condiciones mínimas de seguridad. Si los empresarios se niegan a esta necesidad social, debe pasar al control y administrada por sus trabajadores.

Esta crisis no la debe pagar la clase trabajadora. Al contrario, se deben imponer impuestos de emergencia a los empresarios y las grandes corporaciones maquileras, para abastecer de alimentos a toda la población en cuarentena, además de la exigencia de los test masivos por el contagio y todas las condiciones de salud.

El Gobierno de Orlando Hernández apoyando las maquiladoras en plena pandemia

El gobierno de JOH el 12 de febrero, cuando ya se sabía mundialmente de la existencia del Covid-19, colocó la “primera piedra” de una extensión de Tegra Global. En el mismo acto el presidente de la Asociación de Maquiladores de Honduras (AMH), Mario Canahuatil afirmó que “Hoy esta es la fábrica más grande de confección con todo lo que es un sistema de mercadeo para promocionar los productos Nike de América Latina”.

Agregando que: “Esto nos permite tener cartas de presentación para atraer más inversión al país” y “hemos venido trabajando con el presidente de la República y del Congreso Nacional para darle a conocer la visión de la maquila para atraer inversiones que fueran referentes para el país”. El también empresario de la maquila Jesús Canahuati manifestó que “Honduras será el centro de fábricas de Nike» y “contará con la más grande instalación de América”.

Como se ve, los empresarios se ponen de acuerdo para poner sus negocios como prioridad. Pero cuando la prioridad es la clase trabajadora no se actúa de la misma manera, y son arrojados a la calle justo cuando más necesitan sus ingresos. La clase trabajadora debe protegerse frente a la catástrofe que puede significar el Covid-19 para su salud.






Temas relacionados

Pandemia   /   Coronavirus   /   Nike   /   Juan Orlando Hernández   /   Industria maquiladora   /   Costa Rica   /   Honduras   /   Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO