Géneros y Sexualidades

BERLÍN

Manifestación contra la “Marcha por la vida” de cristianos antiabortistas en Berlín

Este sábado miles de manifestantes salieron a a las calles de Berlín para bloquear la “Marcha por la vida“. Los intentos de bloqueo no impidieron la marcha pero obligaron a los derechistas de acortar su ruta.

Lilly Freytag

Berlín

Lunes 19 de septiembre de 2016 | 11:57

Alrededor de 5.000 reaccionarios anti-abortistas, entre ellos Beatrix von Storch de la extrema derecha Alternativa por Alemania (AfD), se toparon con otra marcha en contra. Cuando se empezaba a reunir la manifestación convocada por organizaciones de mujeres y feministas y colectivos de izquierda, con el lila como color dominante, aún llovía muy fuerte. Pero estaban convencidos de protestar en contra de misóginos derechistas y cristianos.

Al mismo tiempo que dejó de llover, los manifestantes gritaron cada vez más fuerte. “Contra su fundamentalismo, contra Jesús y por el feminismo!” gritaron o “Fuego y llama al patriarcado, contra sexismo en la vida cotidiana y del Estado!“.

En la primera fila estuvo presente Beatrix von Storch del AfD, que exige el uso de armas en la frontera para disparar a niños refugiados pero defiende la “vida” de fetos por nacer. Además estaban presentes obispos católicos, cristianos evangélicos y todo un “carnaval” de la reacción.

Dos marchas del movimiento feminista y la izquierda

Dos alianzas llamaron a la protesta contra la “Marcha por la vida“. Entre ellos reunieron algunos miles de personas que exigieron la derogación de la ley que prohíbe el aborto y para defenderse frente a los ataques misóginos de la derecha. En Alemania el aborto sigue prohibido, y sólo bajo ciertas condiciones está exento de pena.

“Tenemos rabia“, dice Tabea Winter de Brot und Rosen (Pan y Rosas) de la Juventud Revolucionaria-Comunista. “Nos manifestamos contra estos hombres reaccionarios que nos quieren decir qué hacer con nuestros cuerpos y restringirnos al rol tradicional de la mujer dentro de la pequeña familia burguesa.“

Milena, estudiante, agrega, “Para mi es importante mostrar que vamos a la calle por nuestros derechos. No podemos permitir que la derecha se movilice en contra de estos derechos.“

A las 13 horas empezó la manifestación de la alianza “What the fuck“ de extrema izquierda. Después, los participantes intentaron bloquear la manifestación de la derecha cristiana. Poco más tarde, también empezó la marcha de la alianza por la autodeterminación sexual, impulsada por NGO’s y partidos como el SPD, los Verdes y Die Linke con alrededor de 500 personas, entre ellos varios diputados.

Los intentos de bloqueo no tuvieron resultado. Sin embargo la “Marcha por la vida“ tuvo que abreviar bastante su recorrido. En muchos lugares hubo manifestantes de izquierda en los márgenes de la marcha anti-aborto que fue protegida por la policía berlinesa. En el acto final de los derechistas, la policía atacó a los contra-manifestantes con palos y gas pimienta.

La alianza “What the Fuck“ mantiene una posición problemática alrededor del diagnóstico prenatal que considera de por sí “minusvalidofóbico”. Otras organizaciones plantean que cada mujer tiene que tener el derecho de decidir si quiere tener un hijo que tendrá impedimentos psicofísicos, tal como tiene que ser su derecho de decidir a no tener un hijo que probablemente será sano. También tiene que ser su derecho de recibir toda la información posible, si ella así lo desea.

Por el derecho al aborto . Por la socialización del trabajo doméstico y de cuidados

En este debate son muchas las necesidades y reivindicaciones de las mujeres. Por un lado, sobre el derecho básico que deberíamos tener todas las mujeres a decidir a abortar, sea por los motivos que fueren.

Entre muchísimas razones, muchas veces las mujeres deciden abortar o no tener hijos por no tener los medios socioeconómicos suficientes para mantenerlos, mucho más si existen probabilidades de hijos descapacitados. Ante ello, otra reivindicación histórica y actual, es que para que la crianza y el cuidado de los niños y niñas no sea una pesada tarea en el ámbito privado, llevada a cabo en su mayoría por las mujeres encerradas en sus hogares, las tareas domésticas y de cuidados se socialicen. Es decir, por ejemplo, se establezcan guarderías gratuitas financiadas por el Estado o en los mismos centros de trabajo.

Lo que queda demostrado es que las empresas capitalistas, con la complicidad del Estado, se “ahorran” esa gran “fábrica” de tareas de reproducción de la clase trabajadora que recae sobre las mujeres tal como el mandato patriarcal exige. Un ejemplo del matrimonio inseparable entre el capitalismo y el patriarcado que impide la real libertad de las mujeres para decidirse a favor o en contra de tener hijo o una hija.

Mujeres de Pan y Rosas en la Juventud Revolucionaria-Comunista participaron con volantes y pancartas en la manifestación de la alianza “What the Fuck“ y repartieron sus volantes en la otra manifestación. Allí exigen:

“Exigimos el derecho al aborto gratuito, sin consultas médicas obligatorios, plazos, indicaciones o tabúes. Las consultas médicas son importantes para las mujeres, pero solo cuando no son obligatorias y están en el interés de las mujeres. Además exigimos el acceso irrestricto a anticonceptivos y mejor educación sexual. Pero eso no basta. Una decisión realmente libre de las mujeres sobre sus cuerpos y su embarazo solamente será posible cuando el trabajo doméstico y el cuidado de los hijos y hijas será socializado. Mientras que nosotras somos responsables del trabajo doméstico y de cuidado, mientras que somos mal pagadas, mientras que tener un hijo significa ser aún más dependiente de un hombre, no podrá haber decisión realmente libre a favor o en contra de un embarazo.“

Al mismo tiempo hubo una manifestación masiva en contra de los tratados de libre comercio entre la Unión Europea y los Estados Unidos (TTIP) y Canadá (CETA) que reunió en Berlín a 70.000 personas y en todo el país acerca de 300.000 personas.






Temas relacionados

Berlín    /   Extrema derecha   /   Aborto   /   Alemania   /   Géneros y Sexualidades   /   Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO