Sociedad

DERECHOS HUMANOS

Malú García Andrade, luchadora contra feminicidio, denuncia atentado

El pasado 26 de enero Malú García Andrade, luchadora en contra del feminicidio en México fue víctima de un atentado de muerte en la Ciudad de Toluca, Estado de México.

Elizabeth Sauno

@ElizabethSauno

Sábado 28 de enero | 13:57

En conferencia de prensa, Malú García Andrade, luchadora en contra del feminicidio y defensora de derechos humanos en México, denunció que el pasado 26 de enero del presente, después de regresar de la Ciudad de México a su domicilio en Toluca, y encontrándose en un vehículo de la PGR, éste tuvo un impacto de bala acompañado de algunos más que no recibió el vehículo.

A partir de esto, se levantó una denuncia ante la PGR para dar seguimiento al hecho, pero la respuesta de los funcionarios fue criminalizar a la víctima respondiendo: "Entonces es su culpa, ¿Pues qué hace a estas horas de la noche? Si ya sabe de que está en riesgo y sale a estas horas de la noche pues es su culpa".

Posteriormente, García Andrade, fue acompañada a su domicilio y encuentran una camioneta Winstar bloqueando la avenida y después está se emparejó con el vehículo en donde se encontraba Malú García. Ante esto se comunica con Dilcya Samanta García Espinoza, Subprocuradora para la Atención de Delitos de Delitos Vinculados a la Violencia de Género para solicitar que ésta se comunique con otras instancias para dar parte de los hechos, pero no hubo respuesta por parte de dichas instancias.

Por su parte, la activista denunció que las autoridades que estuvieron en contacto con ella intentaron minimizar el atentado, planteándole que "sólo se trata de un asalto" así como el hecho de que los protocolos para la protección de víctimas y de luchadores de derechos humanos son ineficientes.

Después de estos hechos, Malú García Andrade decide trasladarse a la Ciudad de México, en donde recibe un mensaje de texto con número del Estado de México en el cual amenazan con "ir tras sus hijos" y que "si está viva es por que se lo permitieron".

Finalmente, García Andrade denunció que "para las autoridades ya sean del Estado de México, Chihuahua o cualquier entidad la vida de un defensor (de derechos humanos) no significa nada... si yo fuera Javier Sicilia, Álvarez Icaza o el Padre Solalinde esto no estaría pasando". Así mismo denunció que estos hechos se dan en el marco del trabajo realizado en apoyo a víctimas sobrevivientes de feminicidio y responsabiliza directamente al gobierno si llega a sucederle algo como los casos de Marisela Escobedo o la Familia Reyes Salazar






Temas relacionados

Feminicidio   /   Libertades Democráticas   /   Sociedad

Comentarios

DEJAR COMENTARIO