Internacional

BRASIL

Lula elige a Haddad como su vice, con la proscripción judicial de fondo

El Partido de los Trabajadores (PT), anunció en la noche de este domingo, que el exministro Fernando Haddad será su candidato a vicepresidente en la fórmula encabezada por el exmandatario, que aún puede ser impugnada por la justicia.

Lunes 6 de agosto | 14:32

La injerencia del poder judicial en las próximas elecciones presidenciales, puede llevar a un cambio en la lista de candidatos oficial después de que el TSE (Tribunal Superior Electoral) decida si Lula puede ser candidato. En los últimos años varios actores judiciales, desde la investigación llamada Lava Jato hasta las decisiones del Tribunal Superior, han trabajado para que en estas elecciones se consolide el golpe institucional, eligiendo a dedo quién puede postular con métodos autoritarios en base a la delación premiada condenatoria, audios y escuchas selectivamente filtrada a los medios. De esa forma lograr que un candidato aún más comprometido con los ajustes anti obreros y el imperialismo tenga mayores posibilidades de vencer con al estar Lula, el favorito en las encuestas, condenado y preso.

Te puede interesar: Contra la condena arbitraria de Lula, por el derecho del pueblo a decidir a quién votar

Pero el escenario todavía depende del nuevo plan B del PT. Junto con Haddad, el partido cerró una alianza con el Partido Comunista de Brasil (PCdoB), invitando a la diputada Manuela D’Ávila para ser la vice si la Justicia Electoral define la situación de Lula en contra del ex presidente.

El PCdoB anunció que desistió de la candidatura presidencial de Manuela d’Ávila para impulsar el nombre de Luiz Inácio Lula da Silva en los comicios de octubre próximo, D’Ávila viajará por el país junto con Fernando Haddad, elegido como fórmula vicepresidencial de Lula, y hará campaña en su nombre, ya que el exmandatario está en prisión.

Haddas anunció que ocupara el cargo de vicepresidente, para cumplir la exigencia del TSE, hacer campaña por Lula en el país y representar al ex presidente en los debates y entrevistas electorales.

Haddad, de 55 años, abogado y con un doctorado en ciencias políticas, fue ministro de Educación entre 2005 y 2012, durante la gestión de Lula, y en 2013 fue elegido alcalde de Sao Paulo, cargo que no logró retener en las municipales de 2016, en las que fue derrotado por Joao Doria, del PSDB.

Inicialmente, el PT quería mantener el puesto de vicepresidente abierto hasta el registro de la candidatura, el 15 de agosto. Los técnicos del TSE, sin embargo, informaron que la coalición y la formula electoral necesitarían ser definidas este domingo, una orden inédita. La comunicación al tribunal se hizo cinco minutos antes de la medianoche. Se trató de un nuevo intento de dificultar el registro de la candidatura de Lula y forzar un movimiento para salvarla, es decir, una nueva expresión del carácter autoritario de las distintas instancias judiciales, que juegan arbitrariamente con sus cartas para intentar controlar nuevamente las elecciones.






Temas relacionados

Elecciones Brasil 2018   /   elecciones presidenciales   /   Lava Jato   /   Operación Lava Jato   /   Elecciones en Brasil   /   Lula da Silva   /   PT   /   Brasil   /   Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO