Géneros y Sexualidades

EFEMERIDES

Lucy Stone: una vida de lucha contra el racismo y por los derechos de las mujeres

Lucy Stone nació un 13 de agosto de 1818, abolicionista y sufragista estadounidense, firme defensora de los derechos de las mujeres. Hoy se cumplen 202 años de su nacimiento.

Jueves 13 de agosto

Lucy Stone fue la octava hija de Hannah Matthews y Francis Stone. Creció trabajando en una granja familiar de Coy’s Hill en West Brookfield, Massachusetts. Al terminar el Bachelor of Arts comenzó a enseñar en una escuela.

A sus 21 años ingresó a la universidad College Oberlin en Ohio fundada por presbiterianos en 1833, la primera en EE.UU que permitió el ingreso de mujeres y afroamericanos.

A sus 29 años fue la primera mujer de Massachusetts en obtener un título universitario. Al graduarse trabajó como profesora en la Sociedad Americana. En sus clases denunciaba la esclavitud y defendió los derechos de las mujeres en tiempos donde era imposible que una mujer hable en público. Fue la primera estadounidense registrada que conservó su apellido luego de casarse. En 1869 creó la Asociación Americana por el Sufragio de la Mujer.

En 1847, Lucy pronunció su primer discurso público en su iglesia, invitada por su hermano Bowman Stone, sobre los derechos de las mujeres al que tituló “La provincia de la mujer”.

Dos años después ayudó a organizar la primer Convención Nacional por los Derechos de la Mujer en Worcester, Massachusetts donde conoció a Henry B. Blackwell abolicionista también, quien sería su futuro marido. Entre las oradoras que asistieron a esta convención estaban Sojourner Truth, y la médica Harriet Hunt, a la cual se le había prohibido el ingreso en la Facultad de Medicina de la Universidad de Harvard por ser mujer. Todas ellas exigían “igualdad política, jurídica y social con el hombre”, convencidas de que la causa de los derechos de la mujer podía convertirse en un movimiento nacional.

Lucy se casó con Henry en 1855, prometiéndose entre ambos la igualdad de derechos dentro del matrimonio. “Mi nombre es mi identidad y no debo perderla” le escribió en una carta a su marido luego de decidir recuperar su apellido rompiendo así al conservadurismo propio de la sociedad norteamericana. Tuvieron una hija a quien llamaron Alice Stone Blackwell, nacida en 1857.

Te puede interesar: Luchadoras. Historias de mujeres que hicieron historia

En 1861 fue elegida presidenta de la Asociación de Mujeres de Nueva Jersey; Fue cofundadora la Liga Nacional de Mujeres que promovió la Decimotercera Enmienda a la Constitución de los Estados Unidos que abolió la esclavitud en 1865.

Luego ayudó a formar en 1869 en Boston el mayor grupo de reformadores que pensaban de la misma manera sobre la abolición de la esclavitud y la defensa de los derechos de las mujeres: la políticamente moderada Asociación Americana por el Sufragio de la Mujer, que trabajó por décadas a nivel estatal en favor del sufragio femenino en los Estados Unidos. Esta asociación sólo hizo campaña por la conquista del voto femenino sin problematizar otras discriminaciones que sufrían las mujeres. Por eso mismo en 1890 se unió a la Asociación Nacional del Sufragio Femenino organizada por Elizabeth Candy Stanton y Susan B. Anthony para formar la Asociación Nacional Americana para el Sufragio de la Mujer.

Fundó y promovió un periódico semanal feminista, el “Woman’s Journal” donde publicaba sus discursos y de otras activistas anónimas que levantaron la cabeza por éste y otros reclamos.

Lucy falleció en 1893, a sus 73 años de vida. Ese mismo año se aprobó una enmienda de la Constitución de Estados Unidos que otorgaba en algunos estados el derecho al voto femenino.

Lucy Stone fue una mujer del siglo XIX y en un contexto de machismo y racismo institucionalizado. Lejos de ser la “esposa ideal”, su nombre está asociado a la valiente lucha de las mujeres norteamericanas por sus derechos. Pasó a la historia como una de las representantes de la pelea por el sufragio femenino, el cual se conquistó con años de lucha de estas mujeres indomables, mostrándonos así el camino que aún nos queda por recorrer, dando una vez más por sentado que los derechos no se mendigan, se conquistan.






Temas relacionados

Historia   /   Géneros y Sexualidades

Comentarios

DEJAR COMENTARIO