Géneros y Sexualidades

TRIBUNA ABIERTA

Liberaron a Higui, el movimiento de mujeres en Argentina está haciendo historia

El caso, tremendo caso de violencia machista, pasó casi desapercibido en los medios más influyentes de Argentina. A Higui le jugó en contra ser mujer pobre y lesbiana.

Cecilia González

Periodista - Corresponsal mexicana

Lunes 12 de junio | 16:01

Foto Twitter

Liberaron a Higui, la mujer que estaba detenida desde octubre del año pasado por haber matado a un hombre al defenderse de un intento de violación múltiple.

“Te voy a hacer sentir mujer, forra lesbiana”, le dijo uno de los agresores que la acosaban desde hacía tiempo por ser mujer y lesbiana. Higui se defendió, logró matar a uno con una navaja y la mandaron a prisión. El resto de sus atacantes quedó libre.

El caso, tremendo caso de violencia machista, pasó casi desapercibido en los medios más influyentes de Argentina. A Higui le jugó en contra ser mujer pobre y lesbiana. Para muchos, no importaba tanto. La prensa internacional sí entendió que había una gran historia para contar, para denunciar. Higui apareció en la BBC, en El País de España, en medios estadounidenses, mexicanos (yo). Hasta Higuita, el famoso futbolista colombiano al que le debe su apodo, se solidarizó con ella.

La diferencia del tratamiento mediático y del machismo judicial contra Higui fue aún más evidente la semana pasada, cuando hubo una cadena nacional con Farré, el millonario empresario femicida condenado a perpetua por matar de 74 puñaladas a su mujer. Luego de la condena, el asesino dio entrevistas a granel. A Higui, en cambio, no le permitían recibir a periodistas. Los canales, de todas maneras, no se disputaban su primicia.

Pero el movimiento de mujeres de Argentina no se amilanó.

Hubo campañas permanentes en las redes, denuncias, artículos y crónicas en medios alternativos. Higui fue emblema en la marcha del Paro Internacional de Mujeres, en la marcha Ni una menos. Se juntaron firmas, peticiones.

Hoy, cuando se confirmó que la justicia le había otorgado a Higui la excarcelación extraordinaria, de inmediato pensé en Belén, la joven condenada por haber tenido un aborto espontáneo.

Ambas fueron liberadas gracias al poderoso movimiento de mujeres de Argentina, el mismo que está siendo atacado, el mismo al que le exigen lo imposible, lo que a ningún otro movimiento.

En las últimas semanas llovieron las críticas al feminismo argentino. Les piden que no pinten paredes, que no enseñen las tetas, que no cierren calles, que se porten bien, que no se politicen, que no se partidicen, que piensen lo mismo, que reclamen lo mismo y de la misma manera.

No lamento decirles que nada de eso va a pasar. El movimiento seguirá en las calles demostrando su rica diversidad, bajo el único consenso de combatir todas las expresiones de la violencia machista, de luchar contra la cultura patriarcal, cada una como pueda, pero unidas en casos como el de Belén, de Higui (ahora hay que pelear su absolución) y tantos otros.

Felicito, abrazo a las mujeres argentinas que están luchando por los derechos de todas las mujeres. Yo las seguiré apoyando, acompañando, celebrando y contando los logros.

Están haciendo historia, chicas.






Temas relacionados

Libertad para Higui   /   Violencia machista   /   Opinión   /   Violencia de género   /   Géneros y Sexualidades

Comentarios

DEJAR COMENTARIO