Internacional

FRANCIA

Le Pen negó la responsabilidad francesa en la detención de judíos en 1942 y hay polémica

A sólo dos semanas de los comicios, la candidata de extrema derecha afirmó durante una entrevista el domingo que Francia no es responsable de la detención a judíos durante el régimen de Vichy. Los candidatos salieron al cruce.

Lunes 10 de abril | 09:45

La candidata ultraderechista a la presidencia de Francia, Marine Le Pen, negó, en una entrevista este domingo, la responsabilidad de su país en las detenciones de judíos durante la ocupación nazi, en referencia a los sucesos del 16 y 17 de julio de 1942, cuando 13.000 de ellos fueron arrestados con la complicidad de las autoridades colaboracionistas del régimen de Vichy, y deportados a los campos de concentración, principalmente Auschwitz. Solo 400 sobrevivieron.

Conocidos como los sucesos de Vél d’Hiv, esos hechos son con frecuencia señalados como uno de los momentos de la complicidad de Francia con el régimen nazi, por los que en 1995 el entonces presidente, Jacques Chirac, pidió perdón a la comunidad judía.

Pero la candidata, siguiendo así los pasos de su padre Jean-Marie Le Pen, consideró que Francia no fue responsable de esos hechos, puesto que, según ella, el régimen de Vichy no representaba al país. "Si hubo responsables fueron los que estaban en el poder y eso no era Francia", afirmó la candidata del Frente Nacional.

Estos dichos le valieron las críticas de los otros candidatos, que consideraron sus palabras de "revisionistas".

"Algunos habían olvidado que Marine Le Pen es la hija de Jean-Marie Le Pen", respondió este lunes Emmanuel Macron en referencia a las diversas condenas por "negacionismo" del padre de la candidata, fundador del Frente Nacional. Para Macron, Le Pen comete "un error histórico y político grave" con el que muestra "su verdadero rostro".

"Si alguien dudaba de que Marine Le Pen es de extrema derecha, ya no lo puede dudar", señaló el socialista Benoît Hamon, mientras que Jean-Luc Mélenchon consideró normal que hiciera esas declaraciones puesto que "ha hecho toda su educación política a la sombra de su padre". El conservador François Fillon, por su parte, alertó del "peligro" que supone despertar ese tipo de debates.

Ante las esperables críticas, Le Pen emitió este lunes un comunicado en el que intentó con poco éxito relativizar sus palabras, recordando que Charles de Gaulle y François Mitterrand tampoco consideraban que el régimen de Vichy, "colaboracionista e ilegal", representara a Francia.

Al mismo tiempo, señaló que no resta responsabilidad en esos hechos "innobles" a "los franceses que participaron en los mismos" y "en todas las atrocidades cometidas durante ese periodo".

Pero también cargó contra sus rivales electorales que salieron al cruzarla, acusándolos de "instrumentalizar" sus palabras con fines electoralistas en una actuación "indigna" que, según ella, "mancilla la memoria y la obra del general De Gaulle".

Evidentemente, Le Pen, a pocos días de la primera vuelta, con estos dichos termina dándole más aire a Macron, con el que pelea cabeza a cabeza. Además de hacer crecer su impopularidad, ya alta, entre un gran sector de la población que repudian su política racista, antiinmigrante y xenófoba, que caracteriza a la extrema derecha europea.

En cada acto que realiza Le Pen tiene que enfrentar alguna manifestación contra el Frente Nacional. El sábado entre manifestantes protestaron frente al auditorio donde se iba a realizar un acto de campaña de la candidata de extrema derecha, y tuvieron que trasladar el acto a otro lugar de la capital de Córcega.

Los sondeos: Segunda vuelta entre Len Pen y Macron

Le Pen y Emmanuel Macron son los favoritos para calificarse en la primera vuelta de las presidenciales francesas del 23 de abril. De acuerdo con el escenario de un sondeo del instituto demoscópico Harris Interactive publicado el pasado viernes por el semanario "Le Point", Macron y Le Pen han cedido cada uno dos puntos en las dos últimas semanas y si los comicios se celebraran ahora obtendrían el 24 % y el 23 % de los sufragios, respectivamente.

El candidato conservador, envuelto en escándalos de corrupción, François Fillon y Jean-Luc Mélenchon se acercan en intención de voto. Mélenchon, ha ganado 3,5 puntos en dos semanas y llega al 18 %, y Fillon, con un aumento de un punto que le lleva al 19 %. el socialista Benoît Hamon continúa perdiendo apoyos y se sitúa en el 9 %.






Temas relacionados

Benoît Hamon   /   François Fillon   /   Nazismo   /   Elecciones en Francia   /   Marine Le Pen   /   Emmanuel Macron   /   Francia   /   Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO