Mundo Obrero México

ELECCIONES MÉXICO 2018

La teoría de la explotación “no aplica del todo” en México: AMLO

En un mitin reciente López Obrador se propuso refutar la forma en la que funciona el capitalismo diciendo que, en México en particular, el problema no es la explotación sino la corrupción.

Jueves 28 de junio | 18:33

En un video que se viralizado en redes sociales, Andrés Manuel Lopez Obrador (AMLO) “explica” que en México el problema de la desigualdad se relaciona no con la explotación del patrón al obrero sino por la corrupción de la “mafia” que gobierna.

AMLO incluso intenta debatir con “muchos teóricos sociales” que según él están equivocados porque “en México, esas leyes no aplican”, como si México fuera la excepción en cuanto a la forma en la que funciona el capitalismo en el planeta.

Capitalismo = explotación

El sistema capitalista se basa en la obtención de ganancias por parte de la clase empresarial que busca invertir a condición de obtener una ganancia que supere su inversión. Esta ganancia (como todos los economistas críticos lo saben), se obtiene a partir del trabajo que no se retribuye a los trabajadores. A los trabajadores se les paga el “valor de su fuerza de trabajo”, es decir, lo necesario para reproducir su vida día con día, el costo de los alimentos o la vivienda de él y sus hijos.

El capitalismo es un sistema que se basa en la extracción de un valor extra al que se les paga a los trabajadores, la llamada “plusvalía”.

Sin embargo, el salario que recibe como pago el trabajador lo produce únicamente en una fracción de la jornada de trabajo, en tanto el resto de la jornada es apropiada por los capitalistas.

A un trabajador solamente se le paga en salario una parte de lo que este produce, el resto es apropiado por su empleador. La riqueza que una sociedad produce proviene entonces del esfuerzo físico y mental de la clase trabajadora (en fábricas, minas, oficinas, transporte, etc.).

En este sentido es que se entiende el funcionamiento del mercado y la competencia capitalista: la clase empresarial busca reducir sus costos para poder competir. Los salarios en México son de los más bajos en América Latina y es a partir de la precarización laboral, de la pérdida de derechos como la jubilación o la estabilidad en el empleo, de donde se enriquecen los empresarios como Slim.

México presume ser un país que recibe inversión extranjera, pero lo que no dice es que los capitalistas vienen a este país porque aquí se permite explotar con creces a la clase trabajadora.

Para Obrador el único problema es la corrupción

Como le han criticado en múltiples ocasiones, AMLO ve como la salida a la crisis que vive el país la corrupción. Efectivamente “olvida” que ha tenido colaboradores cercanos envueltos en escándalos de corrupción, sin embargo, en este caso llega al punto de intentar refutar la teoría económica y a todo el pensamiento político que entiende a los trabajadores como generadores de riqueza.

Por otro lado, si algo han demostrado gobiernos y coaliciones “progresistas” y de centro izquierda que han llegado al poder en América Latina es que estos gobiernos no están exentos de verse involucrados en escándalos de corrupción (como en Brasil o Argentina), y es que la corrupción es inherente al sistema capitalista y a la administración del mismo.

Existe una asociación entre el poder político y el poder económico (los grandes empresarios), esta asociación se expresa desde el hecho de que cientos de políticos son al mismo tiempo empresarios (hay senadores del PAN que son accionistas de sociedades de inversión por ejemplo), hasta la forma en que se otorgan contratos para obras públicas a amigos empresarios de la administración en turno. Esta realidad salpica a todos los partidos del régimen.

En este sentido, la afirmación de que con terminar con la corrupción se va a lograr acabar con la desigualdad carece de sustento, pues no está acabando con el sistema económico y social que le da origen a la desigualdad.

Este video y esta afirmación comprueban que López Obrador no busca enfrentar la explotación del capital sobre el trabajo, lo cual se refleja también en su equipo económico. En el caso de su posible Secretario de Hacienda, Carlos Manuel Urzúa, por ejemplo, se ha declarado abiertamente ortodoxo (neoliberal) y plantea que mantendrá lo principal de la política macroeconómica de los últimos años.

El funcionamiento del capitalismo es uno y no depende de la forma en la que un político lo interprete, el capitalismo es un sistema que se basa en la extracción de un valor extra al que se les paga a los trabajadores, la llamada “plusvalía”. Que AMLO lo justifique solo muestra el carácter de su candidatura y el contenido social de su proyecto, por eso urge una alternativa política claramente del lado de la mayoría trabajadora.






Temas relacionados

Mundo Obrero México   /   Elecciones 2018 en México   /   AMLO   /   Precariedad laboral   /   Precarización laboral   /   Explotación   /   Jornada laboral

Comentarios

DEJAR COMENTARIO