Juventud

¡NI UN DESPIDO MÁS!

La juventud contra los despidos y el trabajo precario en CDMX

Desde la Agrupación Juvenil Anticapitalista nos pronunciamos contra las amenazas de despido del gobierno de CDMX contra Alejandra Sepúlveda, Ameyalli Mancilla y cientos de trabajadores del DIF. Nos solidarizamos con su lucha por trabajo digno y contra la “austeridad” que sólo se aplica a los y las de abajo.

Miércoles 26 de junio

Nuestras compañeras llevan desde el año pasado organizándose en la campaña #QueremosTrabajoDigno, junto a trabajadores de diferentes dependencias del Estado en Ciudad de México, para repudiar la oleada de despidos que trae consigo el cambio de gobierno y que no están pagando los grandes funcionarios sino los trabajadores más precarios.

Dicha campaña denuncia las muy precarias condiciones en las que miles de trabajadores de dependencia gubernamentales trabajan, al igual que en el sector privado. Sin seguridad social, con salarios de miseria, sin derecho a sindicalización ni a antigüedad y expuestos constantemente a situaciones de riesgo.

Producto de esto, han sufrido hostigamiento laboral durante meses y desde hace dos semanas este ha aumentado al grado de que Alejandra y Ameyalli, han sido amenazadas de despidos, por órdenes de Esthela Damian.

Esta es una medida de represión contra quienes se organizan por mejores condiciones laborales y quienes impulsan la campaña, #QueremosTrabajoDigno, aprovechando el marco la oleada de despidos impulsados por los gobiernos federal y local, con el pretexto de la llamada “austeridad republicana” impulsada por López Obrador, política que golpeará de manera particular a los y las jóvenes de este país.

Este plan de AMLO afectará a más de doscientos mil trabajadores estatales durante este sexenio. A esto se suma la continuidad de las condiciones de flexibilidad laboral, las cuales no han sido cuestionadas por el gobierno de Andrés Manuel López Obrador, y así se dará paso a una mayor precarización del trabajo juvenil

En los últimos años la juventud ha sido carne de cañón de las políticas de distintos gobiernos. En cuanto a la educación, los jóvenes nos enfrentamos a los recortes de presupuesto, que se traducen en el deterioro de la infraestructura, bajos salarios para los trabajadores de la educación y recorte de becas. Y los estudiantes que también trabajamos lo hacemos con salarios insuficientes. El 70% de la juventud ni siquiera tienen trabajos formales.

La juventud, excluída del presupuesto amloísta

Con la austeridad republicana estamos lejos de que esto se acabe, pues lo altos funcionarios siguen cobrando grandes sueldos, mientras que los recortes a la cultura, la ciencia, la educación y la salud se vienen profundizando. En este aspecto la política de la 4T no se diferencía de las administraciones pasadas: siempre mayor gastos del Estado para beneficiar a los patrones y los altos funcionarios, nada para los trabajadores y sus hijos.

Para la juventud que se ve obligada a trabajar, conseguir un empleo significa bajos salarios, jornadas largas de trabajo, inestabilidad, el no reconocimiento de la relación laboral, entre otras cosas más. La precarización laboral descansa sobre una parte considerable de la juventud trabajadora, que ya sea en el sector público o privado se enfrente a estas condiciones.

De conjunto vemos cómo se prepara el terreno laboral de la juventud para los próximos años. La falta de acceso a la educación superior y las condiciones de empleo tan precarias dan las condiciones para que miles de jóvenes entren a un mercado laboral que beneficia a los contratistas del sector público y privado.

Peor aún, con la puesta en marcha del programa Jóvenes Construyendo el Futuro López Obrador entregará a dos millones trescientos mil jóvenes un salario de miseria y cero prestaciones con el pretexto de que son “aprendices” mientras los patrones que los reciban tendrán a su disposición su mano de obra gratuita, es decir, una enorme fuente de plusvalía a costa del presupuesto nacional.

Mientras esto sucede se destinan 70 mil millones de pesos para reforzar la Guardia Nacional y así darle continuidad a las políticas de militarización que ni el PRI, ni el PAN, respaldados por el PRD, pudieron convertirlas en Ley, como sí se hizo bajo el gobierno del Morena. Por lo que , según parece, las mujeres y los jóvenes de los sectores pauperizados seguiremos siendo las principales víctimas de juvenicidios, feminicidios, desapariciones forzadas, ejecuciones extrajudiciales, actividades criminales de las que las fuerzas armadas que integran la Guardia Nacional nunca han estado exentas.

Desde la agrupación Juvenil Anticapitalista y el Movimiento de los Trabajadores Socialistas hacemos un llamado a los jóvenes que viven el ataque a la educación en la universidad pública, la precarización laboral y que sufren directamente los recortes a la salud, a solidarizarse con Alejandra y Ameyali, así como a pronunciarse contra la oleada de despidos que el gobierno mantiene y la continuación de las medidas laborales neoliberales.

Es importante levantar una gran campaña de apoyo, por la reinstalación y el cese al hostigamiento laboral de quienes se organizan por mejores condiciones laborales y por un futuro mejor, para apuntar a la construcción de una gran juventud que junto a los trabajadores le haga frente a las políticas de precarización de este gobierno.

Para que no haya ningún despido más y avancemos en conquistar condiciones dignas de trabajo, te invitamos a firmar y difundir el siguiente pronunciamiento, así como a organizarte junto a nosotros y nosotras en comités de apoyo a la campaña#QueremosTrabajoDigno, donde jóvenes, estudiantes y trabajadores actuemos en común.






Temas relacionados

Cuarta Transformación de AMLO   /   Despedidos CDMX   /   Agrupación Juvenil Anticapitalista   /   DIF   /   Juventud

Comentarios

DEJAR COMENTARIO