Géneros y Sexualidades

ABORTO LEGAL

La derecha aprovecha la pandemia para avanzar contra el derecho a decidir

La discusión sobre el aborto vuelve a los congresos de diferentes estados del país. La derecha conservadora del PAN y el PRI aprovechan la pandemia para votar contra la despenalización del aborto y para atacar el derecho a decidir de las mujeres y personas gestantes.

Sábado 23 de mayo | 16:42

Este jueves la cámara de diputados de San Luis Potosí votó en contra de la iniciativa para despenalizar el aborto antes de las 12 semanas de embarazo así como garantizar a las mujeres la información, educación y los medios que les permitan decidir sobre sus propios cuerpos.

Los 20 votos en contra fueron de diputados del PAN, el PRD y una diputada del Morena, evidenciando así la heterogeneidad de este partido.

Mientras tanto, en Nuevo León los diputados aprobaron una Ley de Educación del Estado para que en las escuelas se enseñen valores “que protejan la vida desde la concepción”. Pero digámoslo como es, lo que la derecha recalcitrante busca no es defender la vida, sino todo lo contrario. La propuesta fue de Juan Carlos Leal, diputado del PES. Ahora esta reforma debe pasar por la Suprema Corte de Justicia de la Nación.

Esto se da en el marco de la arremetida reaccionaria en twitter y redes contra el derecho al aborto con el hashtag #MéxicoProvida, al que los partidos y organizaciones conservadores le metieron miles de pesos. Además de la votación anunciada para este lunes 25 de la despenalización del aborto en Guanajuato, donde la mayoría de la bancada es panista y antiderechos.

Te puede interesar: Guanajuato pone fecha para discutir despenalización del aborto

La derecha busca avanzar contra los derechos de las mujeres y las personas gestantes aprovechando que la cuarentena nos impide salir a las calles a exigir nuestros derechos. Por lo que la enorme fuerza que el movimiento de mujeres demostró el pasado 8 de marzo no puede irse a cuarentena.

Queda cada vez más claro que las promesas del Morena de despenalizar el aborto a nivel nacional están muy lejos de hacerse reales, pues no hay una posición común por parte de los integrantes del partido oficialista respecto a los derechos de las mujeres y la diversidad sexogenérica, el mismo AMLO lleva semanas negando el aumento de la violencia hacia las mujeres y fortaleciendo un discurso que enaltece los valores de la familia patriarcal. A lo largo de su mandato ha tenido innumerables muestras de estrecha amistad con la iglesia, sin mencionar que fue su alianza con el PES lo que lo llevó a la presidencia.

Te puede interesar: ¿#ProVida o Pro Abortos Clandestinos? Radiografía para la lucha por aborto legal

Lo venimos diciendo desde hace décadas: la discusión no es si las mujeres podemos abortar o no, sino si lo vamos a hacer de manera segura o continuaremos arriesgando nuestras vidas con abortos clandestinos. Es decir, lo que está en juego es la vida de millones de mujeres pobres y trabajadoras que no pueden darse la oportunidad de mantener hijos o que simplemente no lo desean.

Como lo están haciendo con los derechos laborales o con el derecho a la educación, la burguesía está aprovechando la crisis sanitaria para dejar a las mujeres, los trabajadores y la juventud en peores condiciones. No lo podemos permitir, la unidad del movimiento de mujeres con la clase trabajadora -la cual además está conformada por un 50% de mujeres que ocupamos los empleo más precarizados- es esencial para frenar todas estas políticas, desde las leyes contra el aborto hasta los despidos y la militarización del país que amenaza con incrementar las cifras de feminicidio que para el gobierno son eso, cifras.

Te puede interesar: La “Nueva normalidad” significa exceso de trabajo y precarización para las mujeres

Por otro lado, la despenalización del aborto no es suficiente, pues esto no implica que el Estado garantice todas las condiciones para interrumpir el embarazo. Debemos pelear por la legalización del aborto libre, legal, seguro y gratuito. Esto implica que haya educación sexual, no sexista ni heteronormada en todos los niveles y que todos los hospitales y clínicas del país sean óptimos para realizar abortos -en este sentido debe aumentar el presupuesto a la salud pública- de manera gratuita así como garantizar el acceso a anticonceptivos para todas y todos.

Pero no podemos detenernos ahí, pues la historia ha demostrado que todo derecho conquistado puede ser arrebatado. La crisis económica y sanitaria que se ha abierto pone en cuestión qué vida tendremos en el próximo periodo, uno en el que la violencia feminicida, la precarización y las muertes por abortos clandestinos sigan a la alza, o un mundo en el que toda mujer, hombre trans y persona gestante pueda decidir libremente sobre su cuerpo, un mundo en el que los ricos no se hagan más ricos a costa de nuestras vidas.

Te puede interesar: Las mujeres de pie, enfrentando la pandemia y la crisis

No hay medias tintas, las mujeres y la diversidad sexogenérica necesitamos de un movimiento con independencia del Estado y de sus instituciones, que con una perspectiva anticapitalista y revolucionaria pelee del lado de la clase mayoritaria a la cual pertenecemos el 99% de las mujeres y las disidencias sexogenéricas.






Temas relacionados

Nuevo León   /   Aborto legal, seguro y gratuito   /   Aborto   /   Géneros y Sexualidades

Comentarios

DEJAR COMENTARIO