Ideas de Izquierda Mexico

Logo La Izquierda Diario

SUPLEMENTO

La calle no calla: el arte alrededor de la revuelta social chilena

Natalia Rizzo

Fer Ninel

chile
Fotografía: Enfoque Rojo

La calle no calla: el arte alrededor de la revuelta social chilena

Natalia Rizzo

Fer Ninel

Cuando se encuentra dislocada la rutina cotidiana por la irrupción abrupta y masiva de la lucha de clases, aunque no parezca la situación más propicia, son muchos los que encuentran un lugar en el arte para plantear sus demandas, deseos y pensamientos en las formas más creativas.

También el arte tal como se producía hasta entonces suele verse trastocado, cuestionado y reafirmado en nuevas formas, e incluso muchos pueden concluir que ya no solo la creación artística a la cual estaban acostumbrados es liberadora, sino también la lucha por la liberación definitiva de la sociedad, y con ella de cualquier tipo de actividad humana, incluido el arte.

En este dossier compilaremos un grupo de entrevistas que hicimos durante el mes de diciembre de 2019, viajando a las zonas Santiago y Valparaíso, al calor de la revuelta social en Chile, que tuvo nuevos episodios de marchas masivas y represión esta semana. Nos contactamos con artistas o activistas que hoy plasman su arte en los muros y las calles, expresando las demandas más sentidas del movimiento.

De esta serie de entrevistas y de lo observado en las manifestaciones callejeras, queremos abrir unas primeras reflexiones.

“Los muros son la imprenta del pueblo”

Desde que comenzaron las protestas en Chile, el protagonismo de la juventud y la espontaneidad de sus acciones fueron una característica destacada, que tuvo a su vez múltiples expresiones en nuevas prácticas artísticas y culturales. Tanto las conceptualizaciones como las demandas más sentidas de la revuelta han sido expresadas a través de las paredes de varias ciudades de Chile con epicentro en lugares como la Plaza Dignidad –antigua Plaza Italia– en Santiago, o en las calles de los cerros de Valparaíso, sobre todo el Bellavista, entre dos de los puntos de mayor referencia.

Fotografía: Enfoque Rojo

Estas expresiones fueron recorriendo las distintas disciplinas: artes visuales, muralismo, nuevos estilos musicales, grupos de intervención fotográfica, registro audiovisual, teatro callejero, performance, danza, entre otras prácticas, donde la revuelta se expresó y expresa en nuevas formas y estéticas.

Las obras, muchas de ellas efímeras y urgentes, hablan de singulares gestos instantáneos y espontáneos que requieren de un registro casi cotidiano, que exprese la complejidad y heterogeneidad tanto del proceso de realización como de sus estéticas y contenidos. La observación y análisis de las motivaciones y reflexiones de los jóvenes artistas que las realizaron son un insumo original para comprender un proceso profundo que estalla ahora luego de décadas de acumulación de contradicciones y hastío con el modelo neoliberal.

Chile despertó, abrió sus ojos, tanto y tan grande que el Estado represor de Piñera con todas las fuerzas, como táctica desesperada de querer parar el ascenso, con directrices del propio imperialismo yankee, descargó sus perdigones en los ojos de los manifestantes. Esto ha dado como resultado una gran variedad de expresiones y prácticas artísticas de total repudio y de amplia solidaridad, como lo son los manchones de aerosol rojo que intervienen todos los carteles de publicidad, las estatuas en el espacio público, y que inspiraron frases como: “quieren quitarnos los ojos porque ya despertamos” o bien “nos quitaron tanto que nos quitaron hasta el miedo”.

Fotografía: Enfoque Rojo
Fotografía: Enfoque Rojo

En ese despertar, ese deseo de cambiar Chile profundamente, se escuchan o leen reflexiones como: “los muros son la imprenta del pueblo” o “los muros son el museo del pueblo”. Se muestra contundentemente y de manera monumental alrededor del GAM (Centro Cultural Gabriela Mistral), espacio destacado de las artes en Santiago de Chile muy cercano a la Plaza Dignidad, así como en los muros del edificio de Movistar conocido como “La Telefónica”.

Es sumamente emocionante ver que en el momento de realización, o cuando posteriormente ya están montados estos murales, mucha gente graba videos o los fotografía, o bien aplaude cuando se terminan de realizar. Es un arte que no solo se encuentra al alcance de todes porque está en la calle, sino que su contenido conecta con las reflexiones y conceptualizaciones del mismo estallido del que el pueblo está siendo, nada más ni nada menos, que protagonista.

Esa acercamiento más amplio al arte y la cultura puede verse a través de los sujetos que los producen, donde aparecieron testimonios de quienes hacen murales, o están pintando o rayando frases en los muros, que dan cuenta de que antes del estallido no eran artistas, o que si eran artistas, jamás se habían animado a expresar como ahora sí lo están haciendo. Puede verse contundente la frase “la revolución me acercó al arte” en las afueras de la facultad de Bellas Artes como signo que resume esta particularidad.

Fotografía: @Pachi Paz

Mujer cantando ópera desde su balcón en el toque de queda en Santiago

A medida que se camina por las calles y se habla con los manifestantes, con los artistas, los interrogantes se van sumando paso a paso y dan vueltas por nuestra cabeza y nuestro imaginario. ¿Porqué se da este florecimiento en el arte y la cultura en la revuelta chilena? ¿Es retomada alguna tradición particular, como la de la campaña de afiches por el “No”, o el muralismo en Latinoamérica, por ejemplo? ¿Cómo va a afectar a las instituciones artísticas este proceso? ¿Qué nuevas estéticas surgirán? ¿Qué novedosas formas de acercarse al arte y la cultura aparecerán con el correr del tiempo?

Una multiplicidad de estéticas florece en los jardines de cemento de Santiago, ya desprovistos de veredas, donde los semáforos no funcionan, que van atravesando transversalmente las diferentes disciplinas. Pero la técnica del “paste up” o “pegatina” tiene, sin dudas, una marcada tendencia hacia el “pop art”, con el uso de imágenes populares, personajes de cómics o famosos de la televisión chilena.

A la par de los acontecimientos antedichos, encontramos una resignificación de las luchas pasadas, tanto de artistas referentes de las diversidades sexuales como el poeta Pedro Lemebel, hasta de íconos de la lucha estudiantil de 2011 como el perro “Negro Matapacos”, que se popularizan.

Fotografía: Enfoque Rojo

Y por supuesto, también, de las mujeres. Sumergidas en las propias manifestaciones y acciones de lucha, se dio proliferación de colectivas de mujeres feministas dedicadas al arte de la performance que muestra su punto más álgido con la obra titulada “Un violador en tu camino” del grupo Las Tesis, que ha recorrido el mundo, o las performances del grupo Yeguada Latinoamericana. Pero que advierten un recorrido histórico de la performance en la ciudad de Valparaíso, de donde ambos grupos son oriundos.

Las mujeres en esta lucha ponen su cuerpo, tanto en las movilizaciones como en las expresiones artísticas; algunas expresan que “la revolución será feminista o no será”, otras se posicionan diciendo “las mujeres vivimos siempre en toque de queda”. Y estos hechos se dan a la par del enorme amedrentamiento que quiso hacer el gobierno, mandando a los carabineros a abusar brutalmente de mujeres en los primeros días del estallido. Cuando no se filtran demandas reaccionarias de extremo punitivismo o los intentos de institucionalización que lime sus demandas, el movimiento de mujeres irrumpe dentro de los movimientos generales de lucha en el mundo, los renueva y los revitaliza.

Fotografía: Enfoque Rojo
Fotografía: Enfoque Rojo

Para el horror de la clase alta, muchísimas esculturas o monumentos emplazados en el espacio público son derribados, como es el caso de la escultura de Pedro de Valdivia en Concepción, o intervenidos, como es el caso de las acciones hechas en la renombrada Plaza Dignidad al General Baquedano. No hay tolerancia a que se sigan filtrando en el territorio de la lucha, expresiones de una cultura que se está extinguiendo, en un Chile nuevo que va resurgiendo.

Fotografía: Enfoque Rojo

Los muros y las entrevistas muestran el enorme repudio que hay a las fuerzas de seguridad y su accionar represivo, que incluso es constatado como ilegal por organismos de DD. HH. a nivel internacional. Surgen muchísimos interrogantes inmediatos sobre cómo seguir luchando por sus demandas más sentidas en educación, salud, jubilaciones y la AFP, los despropósitos cometidos por el SENAME (Servicio Nacional de Menores), entre otros. A su vez, prima un gran desprestigio de los partidos políticos y una enorme pregunta recorre la vanguardia amplia que continúa en pie de lucha que es ¿cómo seguir luchando? ¿cómo organizarse para ello ante la falta de alternativas políticas? o ¿con qué estrategias seguir adelante?

Fotografía: Enfoque Rojo

En todos los casos, los entrevistados cuestionan la limitada convocatoria a la Convención Constituyente, en donde los sectores de poder tendrán capacidad de veto y no estarán representadas las grandes mayorías. El pedido generalizado, y que se destaca en las entrevistas, es a que se conforme una Asamblea Constituyente libre y soberana con participación del pueblo que lucha, con un representante cada 10.000 electores, donde resaltan que tiene que incluir a los mapuches, las diversidades sexuales, donde haya cupo femenino, entre las demandas más sentidas. Saben que todas las propuestas alternativas que les están haciendo no van a generar ningún cambio sustancial.

Hay muchísimos interrogantes y una certeza: Chile “ya no volverá a ser el mismo”, suceda lo que suceda en la contienda de la lucha de clases.

Estas obras que describimos toman características casi efímeras dada a la censura del gobierno y minoritarios grupos de derecha que tratan de borrar o limpiar las frases y los murales. A su vez, los medios masivos de comunicación tergiversan, ocultan o falsifican la información, motivos por el cual surgieron una infinidad de colectivos y medios independientes que registran los muros a diario, incluso algunos hasta hacen visitas guiadas.

Para seguir el proceso chileno y sus debates: Izquierda Diario Chile

Chile no es un caso aislado

La irrupción de la revuelta en Chile no es un rayo en cielo sereno. Las consecuencias de la crisis económica abierta en 2008 siguen presentes y han provocado distintas oleadas de luchas en el mundo. El cuestionamiento a las políticas neoliberales crece en nuevas generaciones. En los últimos tiempos, desde el surgimiento de los Chalecos Amarillos en Francia, hemos visto un renacer de movimientos en distintas partes del mundo. Levantamientos en Argelia, Sudán, Líbano, Hong Kong, Ecuador, Colombia, junto a la reciente huelga que paralizó París y sectores de Francia contra la reforma de pensiones, se suman también a cambios ideológicos que apuntan a que el problema es el capitalismo mismo, e incluso algunos expresan en simpatías por la idea del socialismo, como en un importante sector de la juventud norteamericana.

En este nuevo escenario y en un momento de extensión de las tecnologías digitales, crecen y se difunden múltiples formas creativas. La Ópera de París se suma a la huelga y el ballet realiza una función al aire libre aportando sus propias reivindicaciones. El arte sale a las calles en todos los puntos cardinales. Los láser de los estudiantes en Hong Kong enfrentan las fuerzas represivas y componen hermosas imágenes de múltiples colores que viajan en fotografías a inspirar a la primera línea de Chile. Los nuevos tiempos crean sus nuevas formas y la lucha de clases abre nuevas perspectivas, renovadas formas de crear y expresarse. La rutina y la monotonía se rompen, los códigos de la moda y las prácticas elitistas se enfrentan, la cultura y el arte no pueden permanecer al margen y un importante sector se suma a los distintos movimientos.

Los procesos artísticos y culturales ligados a los movimientos sociales y revueltas ha sido un punto de vista recurrente. Son algunos ejemplos históricos la enorme explosión artística que generó la primer revolución socialista de la historia en Rusia del 17, pasando por las vanguardias de entreguerras debatiendo la guerra y la revolución, la Guerra Civil Española, “la imaginación al poder” que promueve el Mayo Francés, hasta las más recientes experiencias de arte y política al calor de las movilizaciones del 2001 en Argentina.

La convergencia de la enorme irrupción de estas prácticas artísticas contemporáneas con renovados imaginarios en el proceso chileno, permitirá una apertura y profundidad mayor para el conocimiento histórico. Con estas entrevistas y las que vendrán, nos proponemos hacer un aporte sensible a dicho proceso. Porque estamos convencidos que esta experiencia renueva e impulsa a otres a seguir. A sacar el arte y la producción cultural de la lógica del sistema legitimador y las instituciones con su competencia. La profunda y amplia experiencia chilena muestra un camino, con sus obras, sus palabras y su práctica parecen gritar al mundo “el momento es ahora, súmense a cambiarlo todo”.

Fotógrafas Organizadas Independientes: “Las mujeres siempre vivimos en toque de queda”

AFI Woman: “Insistir, persistir, resistir y nunca desistir”

Serigrafía Instantánea: “Un conjunto de expresiones que ahora explota y se juntan en la calle, de manera autónoma y de manera espontánea y eso ha sido hermoso”

Frente Fotográfico: “Nos volvemos a llamar pueblo”

Daniel Gallo: “Los muros son la imprenta del pueblo”

El árbol de la vida, Helia Witker, Marcela Ortiz de Zárate, Natalia Soto Lacoste, Alejandra y Tamara, “y así está esta América reconociendo que estamos despertando a la memoria

Lolo Góngora: “La revolución será feminista o no será”

Corazones Rojos: “No son $30, no son 30 años, son 200 años, son 500 años, es toda nuestra historia, y no la vamos a regalar”

Afiches del Estado: “Ninguna agencia de publicidad hubiese llegado a una logotipización tan potente y correcta, tan cool, real como es el “negro matapacos”

Chicle de Clorofila: “Con todo sino pa’qué?”

Valeria Yánez y Álvaro Pérez: “Nos quitaron tanto, incluso el miedo que ahora lo queremos todo”

Ecos: “La calle es nuestra y hay que ocuparla”

Paloma Rodríguez: “Todos queremos una nueva Constitución, una Asamblea Constituyente. Estoy totalmente a favor que esto se vea con el pueblo, no como lo quieren hacer los representantes del gobierno que es a puertas cerradas”

Gabriel Holzapfel, conocido como Lele: “Cría pacos y te sacarán los ojos”

Caiozzama “Chileno, ¿qué se siente ser mapuche?”

VER TODOS LOS ARTÍCULOS DE ESTA EDICIÓN
CATEGORÍAS

[Chile despertó]   /   [Arte callejero]   /   [Chile]   /   [Artes visuales]   /   [Cultura]

Natalia Rizzo

@rizzotada
Artista Visual, nacida en 1980, oriunda de Villa Luro. Es profesora Nacional de Bellas Artes y realizó la Maestría en Artes Electrónicas de la UNTREF. Miembro de Contraimagen y del equipo de diseño e ilustración de Ideas de Izquierda.

Fer Ninel

Enfoque Rojo | PTS
Escribe en la sección Cultura de La Izquierda Diario.
COMENTARIOS