Juventud

UNAM

La UNAM extiende la suspensión de actividades presenciales

Esta mañana la UNAM en un comunicado anunció la extensión de la suspensión de actividades presenciales hasta el 31 de marzo.

Diego Juárez

@diego_enp2

Jueves 3 de diciembre de 2020 | 15:47

Alrededor de las seis de la mañana la UNAM informó por medio de boletín de prensa que continuarán suspendidas las reuniones académicas, viajes al extranjero e intercambios académicos, así como la realización de trabajos y prácticas de campo o estancias académicas dentro del territorio nacional se autorizará una vez que se evalúen los riesgos; mientras todas las actividades en línea continuarán como hasta ahora.

Este comunicado agrega que supuestamente busca proteger la salud de la comunidad, ante la emergencia sanitaria; todo lo anterior mencionado corresponde al acuerdo publicado por el rector Enrique Graue esta mañana en la Gaceta.

Además Garue puntualizó que “en atención a las medidas necesarias que se requiere tomar para proteger a la comunidad universitaria ante la pandemia que afecta al país, la Universidad Nacional Autónoma de México en pleno ejercicio de su autonomía realiza las acciones necesarias para ayudar a prevenir y controlar dicha pandemia”.

Pero mientras Graue dice que la UNAM realiza tales actividades, lo cierto es que no se ha puesto toda la tecnología, conocimiento, ni infraestructura para ayudar a controlar la pandemia, a pesar de contar con importantes laboratorios e investigadores y con toda la variedad de carreras, que sirven para dar respuesta a todas las problemáticas que ha generado esta emergencia sanitaria.

Te puede interesar: UNAM: TICs, deserción y regreso a clases presenciales

Ademas mientras dice preocuparse por la comunidad, niega pruebas de covid-19 a trabajadores, sin olvidar que la universidad adeuda en algunos casos 3 meses de pago de bono por riesgo a sus trabajadores y no se garantiza que los trabajadores realicen sus actividades con todas las medidas de seguridad.

En el caso de los estudiantes, que se han visto afectados por la pandemia, muchos de ellos han tenido que dejar la escuela ya que tienen que trabajar para ayudar a sus familias en esta crisis o porque no cuentan con internet y mucho menos con algún aparato para poder tomar sus clases.

A pesar de que la UNAM diga dar becas estas no cubren a la mayoría de los estudiantes afectados por la pandemia, por ejemplo anunció que dará 12 mil becas para que sus alumnos tengan acceso al servicio de internet, la cual solo cubre al 8% de los estudiantes que no cuentan con internet y la entrega de 20 mil tablets corresponde a menos del 15% de los estudiantes afectados.

Pero que cerca de 56 mil alumnos tengan que dejar sus estudios, es un claro ejemplo de la elitización de la universidad, permitiendo que solo los que pueden pagar internet o la compra de una computadora tengan derecho a acceder a la educación superior y media superior.

Ante eso es necesario pensar si ¿esta es la universidad que queremos? una universidad que no esta al servicio del pueblo pobre y trabajador, que le niega la educación a los hijos de los trabajadores.

Lo que necesitamos es una universidad que ponga al servicio de parar esta crisis todo su conocimiento e infraestructura, que garantice que ningún estudiante se quede sin estudiar o que se vea obligado a abandonar sus estudios, una universidad donde los trabajadores, los docentes y estudiantes podamos decidir el rumbo de la universidad.

Te recomendamos leer: El saldo del regreso a clases en la UNAM: 136 mil alumnos sin internet






Temas relacionados

Coronavirus   /   Enrique Graue   /   Rectoría UNAM   /   UNAM   /   Juventud

Comentarios

DEJAR COMENTARIO