Géneros y Sexualidades

FEMINICIDIOS

Justicia para Mariana y Karla: protestan estudiantes de medicina en Yucatán

Estudiantes de medicina y mujeres organizadas de la Universidad de Yucatán marcharon por justicia para todas las pasantes y estudiantes de medicina y área de salud víctimas de la violencia y el feminicidio en el país.

Miércoles 3 de febrero | 15:38

Foto: Twitter

Este lunes, estudiantes de la Universidad Autónoma de Yucatán, así como de instituciones privadas, se movilizaron en aquella entidad en exigencia de justicia para Mariana y Karla, pasantes de medicina víctimas de feminicidio en Chiapas y Yucatán, respectivamente.

En la manifestación, que recorrió el Paseo de Montejo hasta el Monumento a la Patria en Mérida, Yucatán, las estudiantes de medicina exigieron garantías para quienes realizan servicio social o pasantías en comunidades del país. Asimismo, exigieron que se investigue y castigue a los responsables de los crímenes de Mariana y Karla, los cuales van desde los autores materiales hasta los responsables de las condiciones de seguridad en las que estas jóvenes ejercían su labor.

Indignación por el feminicidio de Mariana Sánchez Dávalos

Este caso ha captado la atención inmediata por parte de la Secretaría de Gobernación al tratarse de jóvenes médicas, mismas que laboraban bajo la figura de "pasante". Esta figura se ha denunciado en repetidas ocasiones porque implica que se trabaje sin derechos ni garantías de ningún tipo. Exige, además, que las y los jóvenes se instalen en comunidades muchas veces alejadas y desconocidas, expuestos a un sinnúmero de riesgos que se agudizan al tratarse de jóvenes mujeres.

La perspectiva del Gobierno Federal, sin embargo, está lejos de cuestionar la figura de pasantes porque implicaría exponer que es el Estado quien debe garantizar condiciones dignas para los trabajadores con plenos derechos laborales y quien está siendo omiso. Aún así, es esta línea del "deslinde de responsabilidades" la que está adquiriendo por la vía de los hechos el caso de Mariana, al cual se refirió Olga Sánchez Cordero durante su encuentro con la prensa de esta mañana en Palacio Nacional.

Así, castigando mandos intermedios por no haber atendido quejas y cuestiones administrativas, se pretende presentar este caso como uno "ejemplar" sin que se mencione o cuestione en ningún momento el papel del Estado en la violencia estructural que pesa sobre las mujeres pobres y trabajadoras, cuya expresión más misógina y brutal culmina en feminicidios. La cremación de los restos de Mariana sin consentimiento de sus familiares es tan sólo una muestra de cómo operan las autoridades para entorpecer y dar carpetazo a las investigaciones.

El fin de semana pasado, cientos de personas se movilizaron en distintas ciudades de Chiapas en repudio al crimen de Mariana. Al llamado de familiares respondieron estudiantes de la Universidad Autónoma de Chiapas, quienes señalaron las omisiones por parte de las autoridades ante quejas presentadas por Mariana, así como una solicitud de traslado que no fue atendida.

La indignación generada por estos casos ha derivado en el llamado a "Un día sin médicas" el próximo 8 de marzo, mismo que debe tomar forma de un paro nacional de mujeres que reclame e imponga medidas de emergencia ante la crisis sanitaria, contra la precarización y otros ajustes que se descargan con mayor violencia sobre las mujeres, así como contra la violencia feminicida.






Temas relacionados

Yucatán   /   Feminicidio   /   Géneros y Sexualidades

Comentarios

DEJAR COMENTARIO