Sociedad

SALUD

Importante elección de la lista clasista y antiburocrática en el hospital provincial Neuquén

El jueves 5 de septiembre se realizó la elección de Junta Interna de ATE en el Hospital Provincial Dr. Eduardo Castro Rendón. Con el 37% de los votos se consolidó la agrupación Violeta Negra como única oposición en el Hospital público más grande y de mayor complejidad de la Patagonia.

Yanina Saldia

Integrante de la Agrupación Violeta Negra en ATE

Jueves 12 de septiembre | 15:41

Una elección a tono con el año electoral y en un contexto en que los trabajadores y trabajadoras están siendo golpeados por el ajuste del FMI, Macri y el peronismo que está pulverizando los salarios y condiciones de vida.

En Neuquén, la provincia de Vaca Muerta, el hospital no es ajeno a esta realidad y día a día se atiende una creciente demanda de una población que aumenta como el faltante de recursos de todo tipo.

La actual conducción Morada Verde, y sus aliados de la conducción de ATE provincial, la agrupación Verde y Blanca de Quintriqueo y Marillan manejaron la junta electoral apresuradamente. Adelantaron dos meses la elección de junta interna pegándola a la elección de ATE provincial.Cerraron el padrón y dejaron afuera a trabajadores y trabajadoras que estaban afiliados.

Lo que expresó en general esta elección fue cierto conservadurismo en la situación, resultado de las expectativas que generan los aumentos salariales trimestrales acordados con el MPN y un convenio colectivo que actúan como contención frente a la situación general.

La ayuda para la Morada Verde de parte de la Verde y Blanca, es la connivencia con la dirección del hospital, y el gobierno provincial. Sin embargo, el padrón representa solo un 30% del total del hospital, en el que hay alrededor de 2500 trabajadores y trabajadoras, de los cuales una parte se encuentra afiliada a otros sindicatos y un gran número sin ningún tipo de afiliación a las organizaciones sindicales.

Eso expresa un descreimiento y escepticismo en el sindicato como herramienta, consecuencia de las prácticas patoteriles del oficialismo hacia quienes opinan distinto y la división que impulsan entre trabajadores.

En este marco la Violeta Negra llevó adelante una campaña creativa en las redes sociales y militante, recorriendo cada lugar de trabajo, y dando continuidad a la práctica que se lleva adelante todo el año.

En cada sector de trabajo, en la secretaría de las mujeres, la agrupación Violeta Negra se identificó con el Frente de Izquierda Unidad porque es una alternativa política para los trabajadores y trabajadoras, porque siempre está en la calle junto a quienes salen a luchar.

https://www.laizquierdadiario.com/Los-pasillos-del-Hospital-Castro-Rendon-de-Neuquen-hablan

A bandera desplegada se planteó la necesidad de recuperar y renovar la junta interna, para organizarse y salir a luchar a enfrentar y derrotar el ajuste, frenar el vaciamiento de la salud pública.

Se denunció la precarización laboral en la que se encuentran decenas de trabajadores y trabajadoras, legalizada a través del CCT (convenio colectivo de trabajo) bajo la figura del contrato eventual. La discriminación a los y las trabajadores tercerizados que ni siquiera están contemplados en el mismo. Un Convenio que aunque ha traído mejoras salariales y de licencias, lejos está de solucionar la pulverización de nuestro salario que va muy detrás de la inflación, y los grandes problemas de vaciamiento de la salud pública como parte del plan del régimen del FMI y las petroleras.

La campaña fue hecha a pulmón, bancada por una rifa solidaria a la que aportaron decenas de trabajadores y trabajadoras, con una lista compuesta en su mayoría por mujeres, y referentes de distintos servicios.

La principal consigna fue la de tomar en las manos la pelea por recuperar la junta interna y hacerla abierta, democrática y participativa, con un sistema de rotación de dirigentes, se propuso claramente que debían volver a trabajar para no fomentar el “atornillarmiento" y vivir de los sindicatos.

En un hospital que es sostenido a pulmón por el trabajo cotidiano del equipo de salud, en donde los problemas persisten y se agravan, donde por ejemplo no se ha dado solución al problema de espacio físico en pediatría para pacientes oncológicos pediátricos, el servicio de Oncología de adultos sigue esperando el acelerador lineal mientras constantemente se deriva a los pacientes al privado, la falta de turnos, de medicamentos e insumos, la falta de personal, infraestructura, y el reclamo de hace años de la construcción un hospital nuevo.

A toda esa situación hay que agregar que el plan del FMI y los gobiernos hacia la salud es mercantilizarla, una salud como negocio. La reforma laboral y previsional para sus trabajadores no da como resultado mejores condiciones laborales.

Por eso no se puede esperar a octubre ni confiar en ningún gobierno, como pretenden los dirigentes sindicales de ATE que utilizan al sindicato que es de todos y todas, para apoyar a Fernandez-Fernandez o solapadamente al candidato a intendente, Gaido del MPN por la ciudad de Neuquén.

En este sentido es más que necesario seguir en el camino de la organización para recuperar, renovar y fortalecer las herramientas sindicales e impulsar una salida política independiente de los gobiernos y sus partidos patronales, para que la crisis no la pague el pueblo trabajador.






Temas relacionados

Salud pública   /   Salud   /   Sociedad

Comentarios

DEJAR COMENTARIO