Política México

NUEVO AEROPUERTO INTERNACIONAL DE LA CDMX

Iglesia y empresarios contra consulta por NAIM

Con distintos discursos, uno más "legalista" que el otro, ambos actores señalaron no sólo que la propuesta de consulta es inviable y sin posibilidades legales de hacer efectivos sus resultados, sino que se trata de un primer escenario en donde "estará en juego" la credibilidad de AMLO.

Lunes 22 de octubre | 19:01

De cara a la realización de la consulta impulsada por el equipo de Andrés Manuel López Obrador sobre el Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM), integrantes del Consejo Coordinador Empresarial (CCE) y de la Iglesia Católica se posicionaron este fin de semana al respecto. Con distintos discursos, uno más "legalista" que el otro, ambos actores señalaron no sólo que la propuesta de consulta es inviable y sin posibilidades legales de hacer efectivos sus resultados, sino que se trata de un primer escenario en donde "estará en juego" la credibilidad de AMLO.

El CCE, a través de un comunicado, calificó la consulta como un mecanismo "inadecuado" y declaró que no tiene validez jurídica ni sustento legal. Puntualizaron, citando apartados de la Constitución Política mexicana y de la Ley Federal de consulta Popular, que la consulta promovida por AMLO "no puede ser considerada legalmente vinculante".

Leer: Nuevo aeropuerto, clave en el acercamiento entre AMLO y empresarios

Según el organismo empresarial, la consulta "no ofrece garantías claras de imparcialidad, objetividad y seguridad" y declaró que las decisiones sobre desarrollo económico e infraestructura deber ser tomadas por "funcionarios e instituciones facultadas".

Los empresarios llamaron a continuar con la construcción del NAIM, asegurando que pueden buscarse "alternativas de financiamiento" por medio de la bursatilización de la deuda y la concesión parcial o total de la obra.

Por su parte, a través del Sistema Informativo de la Arquidiócesis de México, la Iglesia católica difundió este fin de semana una editorial titulada "El desafío de las consultas ciudadanas". En ésta, la Arquidiócesis alertó sobre los riesgos de "conferir a sus gobernados una oportunidad real de opinar" por parte del gobierno electo. Así, destacó que estos mecanismos "corren el riesgo de convertirse en un instrumento nocivo para el país", en caso de usarse como "revancha".

Leer: Consulta por el NAICM confusa y sin ser resolutiva

La Iglesia fue más allá y planteó en su comunicado que la consulta en torno al NAIM "colocará en la mira" a los convocantes y aseguró que su credibilidad "está en juego". La Iglesia aseguró que las nuevas formas del gobierno entrante deben responder a "cuestiones de fondo" para no caer en "la tentación de la añeja farsa política". El asunto del aeropuerto, sin embargo, no es el único tema que le preocupa a la Iglesia, sino que en puerta se encuentra también la posibilidad de una consulta sobre el aborto y el matrimonio igualitario, temas en los que sostienen su postura reaccionaria y medieval.

Ambos actores coincidieron en pronunciarse a favor de la participación ciudadana como parte de un ejercicio democrático "necesario", sin embargo no titubearon al momento de manifestar su posición y verdaderos intereses. El asunto del aeropuerto, sin embargo, no es el único tema que le preocupa a la Iglesia, sino que en puerta se encuentra también la posibilidad de una consulta sobre el aborto y el matrimonio igualitario.

La voz de los pobladores debe escucharse

Las irregularidades señaladas por el CCE no son nuevas, sino que forman parte de las denuncias de quienes se oponen a la construcción del NAIM y han visto en esta consulta una parada más en la ruta de lucha en contra de este proyecto.

Queda claro que no será por medio de consultas que se detendrá el despojo y la devastación ambiental. Como decimos aquí, la ciudad sí necesita un nuevo aeropuerto. Pero emanado de que se escuchen las voces de los trabajadores aeronáuticos y aeroportuarios y se desarrolle un plan de obra, junto con especialistas en materia, y se defina el mejor lugar dónde desarrollar un nuevo aeropuerto. La voz de los pobladores del lugar donde se proponga edificar el aeropuerto debe escucharse.

Urge un plan de desarrollo y rescate de los ecosistemas del Valle de México, donde se priorice la recuperación de las zonas lacustres que nos benefician como zonas de recarga de agua y regulación de inundaciones, además de enriquecimiento del suelo al amortiguamiento de las ondas sísmicas. Todo con respeto a la tierra, la cultura y las tradiciones de quienes hoy están bajo amenaza.






Comentarios

DEJAR COMENTARIO